Archivo

Archive for the ‘Sociedad’ Category

A proposito de un acto de repudio a Claudio Fuentes

15 abril, 2021 35 comentarios
Nagababu Interesting Tweet on Mad Dog

Por Raul Izquierdo

Tuvimos un revolucionario en la historia que fue evolucionario, un hombre que fundo un Partido verdaderamente revolucionario para la liberacion de dos paises, un hombre preclaro e iluminado, que al mismo tiempo que fue un Procer fundador de pueblos, comprometido y patriota, un hombre culto, dedicado y decente que vivio y murio combatiendo la injusticia y la opresion afrentosa y oprobiosa a la que ciertos poderes (no solo el espanol) pretendian someter a la isla, lo hizo de la forma mas elevada y valiente, con la palabra y con la accion, nadie puede negar que tuvimos al mejor de los humanistas, a Jose Marti, orgullo de todos los cubanos, pero tambien tuvimos a Varela, quien fue el primero que nos enseno a pensar, tuvimos a verdaderos “maestros” en toda la extension de la palabra, hombres que fueron eruditos y pusieron todo su acervo en funcion del pueblo que seria algun dia la Nacion y Republica cubana, tuvimos otros muchos, a Cespedes, a Agramonte a Maceo, a Juan Gualberto, a Saco y a toda una pleyade de dilectos patriotas que siendo hijos destacados, al mismo tiempo fueron Padres de la Patria nueva, hombres de palabra y honor, oradores, pensadores, todos locuaces y especializados en el uso de la palabra, de la palabra elevada y culta, de la palabra atinada, aquellos hombres jamas permitieron ser prostituidos por la chabacaneria, el mal gusto, el tono elevado del griterio con malas y bajas palabras, por la miseria humana que reduce al hombre a un nivel de lodazal y le mata su virtud.

Eran hombres capaces de darle una bofetada a cualquiera y hasta de luchar o morir por la patria y por el pueblo, no se acobardaban, sin embargo, no andaban enfrascados tampoco en broncas esteriles de guaperia barata (hablo de actitudes no de nadie en especifico, ni generalizo sobre los protestantes de San Isidro, donde estoy seguro que habra mucha gente decente todavia a estas alturas, a pesar de la tanta bajura en la que hemos caido los cubanos) esos hombres pusieron en alto la cubania sobre la base de los pensamientos civicos mas elevados y jamas relacionaron la cubania con la vulgaridad ni las malas palabras, no iban lanzando pingas de boca en boca, ni le decian singao a nadie, sin embargo lograron la Republica, la que no ha logrado nadie recuperar en las mas de seis decadas que llevamos de castrismo, es precisamente el castrismo el que nos logro involucionar, degradarnos, entrar en crisis moral para desmoralizarnos y usarnos dejando ver al mundo que lo que los sustituiria de dejar ellos el poder es una masa acritica con la que no se construye pais porque es marginal, malhablada y vive en una ignorancia guaposa, comparada con el peor lodazal.

Lo siento, no tengo dudas de que nuestro vino, dulce o agrio es nuestro vino, que todos han de ser incluidos cuando se dice “con todos y para el bien de todos” pero lo primero que tiene que hacer la gente es ser decente, no justificarse, no darle la razon al castrismo, ir a formas mas concretas de lucha que a manifestaciones de tipo vulgar donde teniendo la razon quedan demeritados y subbvalorados sobre todo cuando el mundo ve eso. Si tuvimos a esos hombres, como vamos a defraudarlos asi ? Por que no los honramos ? Por que no nos damos cuenta de que actitudes vulgares no se justifican por la vulgaridad represiva de los verdugos de un pueblo, sea cual sea.

Para que un pueblo sea soberano y libre, lo primero que deberia ser es ser culto y virtuoso, entendiendo la virtud y la cultura no como entelequias sofisticadas, alejadas del pueblo, sino convicciones que son la esencia del pueblo mismo.

Yo, por mi parte, no defraudo a mis proceres justificando ciertas actitudes o formas de lucha, no todo vale, yo quiero, como Marti queria, que “la ley primera sea el culto a la dignidad plena del hombre” quiero que juntos traigamos de nuevo a la Nacion que fuimos, con el pueblo que fuimos, no con el que ya no somos.

“…y entonces vinieron por mi”

28 enero, 2021 120 comentarios

por Raul Izquierdo

 

 Espantado de todo !… Convencido aun de la imprescindibilidad de la virtud, pero dudando de todo y mas, sobre la vida futura y sin fe alguna en el real mejoramiento humano !

Si lo que vimos y vivimos durante todo el mandato del Presidente Trump, nos parecia nefasto e insultante, aquello no era nada para lo que ha sido lo visto y vivido desde el mismo dia del mega-fraude y que solo los ciegos por voluntad propia no quieren ver porque se niegan a ello. 

 

Medios y personas, todos llevados por una animadversion irracional hacia la personalidad de un hombre, obviando los actos, que por encima de todo y a su manera, ha trabajado para todos y logrado no pocos exitos en un amplio frente de asuntos de vital importancia para USA y para el Mundo. Un hombre que ha visualizado con claridad los problemas y nos los ha develado para despertarnos del letargo en el que hemos estado sumidos por confiados o credulos, inmersos en el stream del trending imperante para entender que ya USA no era, ni por asomo, el Pais que idealizamos.

Un hombre que no ha iniciado una sola guerra, que en cambio ha ido sacando las tropas de fronteras lejanas tras pactos mas justos para E.U. con esos paises y con los paises miembros de la OTAN
Un hombre que ha puesto todo en su lugar, que ha dejado claro su compromiso con la Nacion y el pueblo americano, un hombre que ha librado batallas cruentas siempre a contra corriente, siempre denostado y agredido por los poderes que combate pero tambien por los “no tan” tontos utiles, que por ignorancia de la historia confunden al poder con la razon, sin ver como son llevados al atolladero del totalitarismo neoliberal relativizante de la moral y la etica. Nunca antes otro Presidente hizo tanto en tan poco tiempo y con la entrega patriotica que lo ha hecho Donald Trump ! Y como hace, avanza y eso no le conviene a quienes pretenden ralentizar y minimizar las libertades y los derechos para borrar los Estados Nacion, abolir la familia, la fe, las tradiciones, las fronteras, la identidad y la cultura autoctona de los pueblos.

El poder al que Trump se ha enfrentado, no es solo el poder de las Elites financieras, que ya es monstruoso, es toda una suma de poderes que, hasta su llegada a la Casa Blanca, han sido hegemonicos y han actuado impunemente destrozando los principios fundacionales de los Estados Unidos de America y erosionando su supremacia mundial para bien de las Democracias y los Estados de Derecho, que significa sobre todo bienestar para los pueblos.

Por puro odio y afanes de poder le han hecho un mega-fraude premeditado con alevosia, les ha salido bien porque han contado con la corrupcion del sistema ya generalizada en muchas de sus Instituciones, Entidades y Funcionarios inmorales, vendidos al poder o asustados por este con suficiente cobardia como para hacer que sucediera lo increible, el fallo del sistema que habia sido faro y ejemplo de diafanidad en los procedimientos conforme a la Constitucion, el orden y la ley.

No contentos con el fraude, sabiendo que no ganaron, el acoso continuado llego al limite de provocar una crisis, creada por ellos como trampa, para que insuflando a personas mercenarias disfrazadas que se confundieron alli, traidos en autobuses, estilo que conocemos muy bien los cubanos y conocen los venezolanos, deplorables de Antifa y BLM (y quien sabe si de alguna agencia de 3 letras) camuflados con los simpatizantes alli reunidos en protesta pacifica y caldear los animos con el fin de soliviantar la masa reunida frente al Capitolio, a donde no fueron enviados para irrumpir en la sesion del Congreso, eso es falso y mal intencionado, aunque mordieran el cebo y cometieran el error de irrumpir, por cierto, sospechosamente facilitados por la policia, que desestimo la seguridad de un sitio tan seguro, como parte del plan de emboscarlos dentro y acusarlos de culpables de rebelion contra el Estado y asi emplazar a Trump acusandolo de aquello de lo que han sido ellos los culpables…Inaudito !

Luego se han sumado al escarnio muchos de ambos Partidos, ni hablar de la actitud del Vicepresidente Pence, la actitud coordinada de los medios, la prensa, las redes sociales, los gobiernos lacayos del globalismo y de Soros, hasta el Vaticano ha sido acusado de estar implicado en la afrenta, espiando o hackeando las elecciones americanas en un complot sedicioso internacional sin precedentes en la historia moderna. Investigaciones al respecto de las autoridades de EEUU? Cero.

El Impeachment en el que quieren devaluar politicamente a Trump, ademas de ser de un ensañamiento envilecido, es ademas premeditadamente intencionado para descalificarlo para una posible candidatura en el 2024, es acoso y derribo, no hay ni habra para el derechos ni justicia, es una jauria de hienas lo que esta soportando con estoicismo ejemplar.

Ya desgobernando Biden y Kamala, con 24 ordenes ejecutivas en sus primeras 72 horas,  podemos decir que este pais se fue a bolina! Pero no empezo hoy. Tan solo revisando minutos en las redes encontramos esta recopilacion:

  • En 2011, cuando centenares de demócratas invadieron el edificio del Capitolio de Wisconsin en Madison y lo ocuparon físicamente durante más de dos semanas… Nos dijeron: “Así es la democracia”.
  • En 2016, cuando Obama era Presidente y cientos de BLM bloquearon las carreteras interestatales y atacaron violentamente a la policía (incluso mataron a varios)… Nos dijeron: “Asignar las acciones de una persona a todo un movimiento es peligroso e irresponsable”.
  • En 2018, durante las audiencias de Kavanaugh, cuando una multitud de demócratas irrumpió en el edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, DC y golpeó la puerta con los puños con rabia. Nos dijeron: “Es comprensible”.
  • En los disturbios del verano de 2020 en las principales ciudades del país cuando grupos aplaudidos, incitados y defendidos por congresistas demócratas marcharon por las calles, incendiaron edificios, saquearon negocios, asaltaron e incluso mataron a transeúntes y policías, Nos dijeron: “Estas son en su mayoría protestas pacíficas”.
  • Recuerda cuando los demócratas tomaron varias cuadras del vecindario de Capitol Hill en el centro de Seattle y lo declararon zona autónoma? Recuerda las muertes y la destrucción total?… Nos dijeron: “Es un ambiente de fiesta de barrio”.
  • Recuerda cuando una turba enloquecida se reunió después de la Convención Nacional Republicana y atacó a Rand Paul, un senador estadounidense en funciones?… Nos dijeron: “Sin justicia, no hay paz”.
  • Recuerda cómo le dijeron a la policía que se retirara, los gobernadores se negaron a llamar a la guardia nacional y los demócratas pagaron la fianza por los manifestantes violentos que fueron arrestados?… Se nos dijo: “Esta es la única forma en que se puede escuchar a las personas oprimidas”.

Condenables las acciones de quienes irrumpieron en el Capitolio, ero no la de mas de ciento cincuenta mil (tal vez mas) manifestantes pacíficos que estaban en la zona, ni la de 75 millones de seguidores de Trump, por un puñado (52 arrestados) que eligio no tener ley y desafiar todo lo que defendía la gran mayoría de la multitud.  Los conservadores somos defensores de la Constitución, la policía y el estado de derecho. El hecho de que unas pocas personas decidieron hacer algo estúpido (y esta por ver quienes eran algunos) no va a anular la honra ni la integridad de la gran mayoría.

 Ahora afirman: “Es hora de la unidad”.  De lo que es hora es de reflexionar cuidadosamente. Algunos que hoy alzan sus voces por los que murieron en el asalto al Congreso (que no debieron morir y eran por cierto todos seguidores de Trump, incluyendo el policia) pusieron la rodilla en tierra por la muerte del Sr Floyd pero no rechazaron las muertes de los que cayeron a causa de aquellas protestas “pacíficas”de 2020. Como es posible tanto doble rasero?

Quienes son los mas culpables de lo que sucede hoy en EEUU? Los principales con seguridad la confluencia de agendas domesticas y globales de lo peor de la izquierda y mezquinos intereses economicos y de poder global, con sus medios de comunicación convertidos en seccionales de propaganda, que nos han dicho durante años que la violencia es la única forma en que las personas que se sienten oprimidas pueden ser escuchadas, es la única forma de obtener justicia y que así es la democracia. Al parecer, unos pocos que estaban entre la multitud aquel miércoles 6 de enero los escucharon.

Antes decia que el 2021 iba a ser impredecible e incierto, pero ya se va dibujando el perfil de lo que sera. Luego el 22, 23, 24, 25, 26… si lo permitimos. 

Del informe de la minoría a la cultura de Cancelación.

21 enero, 2021 83 comentarios

Por Lord Jim


No hace mucho leía sobre la “Cultura de la Cancelación” como un recurso “trans-moderno”
(y lo llamo así, ahora que todo suele ser “trans” o “post”)
de aplicar el clásico Bullying de toda la vida traspolado a ese ecosistema virtual, cada vez más notorio en nuestras vidas, de redes sociales y nicknames. Y es que hasta el hecho de aceptar la propia identidad en redes, obviando el clásico nick del “otro yo”, no salva al sujeto de una especie “álter ego” digital por el que puede sufrir vejaciones, a riesgo de desencadenar una consecuencia negativa en sus conexiones con la vida real.

Me ha costado asimilar la “Cancel Culture”, pero las grandes tecnológicas, con el solo hecho de dar un teclazo, pueden anular a alguien como mismo las hordas ignorantes vandalizaron el busto de Cervantes o derribaron estatuas de proceres, reventando a golpes a infelices,saqueando comercios o quemando propiedades.

El hecho es que esos hombres detrás de Silicon Valley, por los que nadie votó, pueden impedir (preventivamente) que un Presidente votado por al menos 70 o 75 millones de ciudadanos, cometa una supuesta deriva criminal. Esa oligarquía de las Big Tech, de pronto, se ha destapado en lo que ya venía siendo un signo de su poder: la capacidad de juzgar de antemano quién puede llegar a ser un peligro para la gran masa de carneros en la plaza de Internet. No lo parece pero es realmente aterrador!

Solemos pasar por alto los peligros cuando no vienen envueltos en ese manto real que llamamos vida, donde respiramos y las angustias y miedos se nos hacen inmediatas por la química corporal de miles de años de evolución. Quizá es por eso que un hecho como ese no nos toca en la fibra de la prontitud que revela el peligro.

Sin embargo, pocas cosas revisten hoy día una amenaza tan cercana a nuestro mundo inmediato y vital como un poder corporativo elitista interpretando, a sus intereses, la posibilidad de criminalidad o el potencial daño social que puede causar un individuo con trazas de líder en una sociedad.

La estocada a la democracia es tan mortal que, sin importar qué tan estúpidas puedan ser esas élites de Silicon Valley en su cretinismo izquierdoso neomarxista, de pretender hacer un fetiche de la propiedad privada, aludiendo a derechos corporativos, se arrogan la facultad de actuar como un monopolio partidista totalitario en virtud de un proletariado distópico y grupal, de género o identitario, trans-humano y post-humano, en la medida de su arbitrio. Dicho de modo más propicio: en la proporción justa del concubinato, nada casual, con esas otras élites financieras que, a la sombra de siglos, vienen imponiendo sistemas políticos y experimentos económicos; y así desde que el dinero es referente directo del valor de una mercancía.

Las consecuencias de cancelar descaradamente a un Presidente en funciones debería preocupar tanto como el oscuro camino que han abierto y, desde el cual, no hay senda recorrida ni por recorrer que lleve a un futuro de libertad de expresión, y mucho menos política.
¿Desde qué universo moral deformado se pueden anular las declaraciones de un Presidente?

Sin dudas, desde el de ellos, que asumen la acción de juzgar y la potencialidad que tienen millones de lectores, o seguidores, de interpretar las palabras de un jefe de Estado en un sesgo particular. Es decir, no condenan el acto criminal en sí, que no existió, sino el riesgo de interpretar el discurso político de manera alejada a los cánones ideológicos de su dictadura. Y dudo que lo sepan, pero eso ya lo práctico su progenitor ideológico Vladimir Ilich Lenin en “La Organización del Partido y la Literatura del Partido” cien años atrás, lo que ni siquiera los hace originales en su censura, sino cercanos a una tiranía de élite marxista, que al fin y al cabo es hermana de la fascista.

La purga que han iniciado, sin hacerlo notar, ha revelado el mismo manto de posibilidades de interpretación que pretenden evitar. Lo que pueden censurar a partir de aquí no tiene límites porque, si juzgamos moralmente, vomitando un “Reporte de la Minoría”, como el relato de Phillip K. Dick, a modo preventivo, cualquier discurso estaría impregnado de susceptibilidades censuradoras, ya fuesen de izquierda, de derecha, feministas, religiosas, de género, filosóficas y hasta científicas; y esas grandes tecnológicas que actúan hoy a modo de “Precogs” del discurso “progre” y lo “políticamente correcto”no tardarían mucho en convertirse en gendarmes de la paradoja magistral del autor de ciencia ficción, en la que John Anderton, su protagonista, no solo demuestra su inocencia, sino que, además, el sistema que lo preconiza como criminal no resulta erróneo.

El peligro al que se enfrenta cualquier ciudadano de este mundo ya no radica en ser un idiota de piel de búfalo y cuernos, o un racista y cabrón que de un tour por el Capitolio, o desfile armado hasta los dientes gritando consignas nacionalistas, o un antifa envuelto en pasamontañas negro que saquea y vandaliza,
sino en oponerse a esas élites liberales confabuladas con las tecnológicas, que hicieron del incidente del Capitolio un punto de inflexión para que el autoritarismo tecnocrático prevalezca sobre cualquier vestigio de populismo o nacionalismo. Y a partir de ahora se esforzarán en marcar de escarlata a todos aquellos que prefieran el populismo a la tecnocracia, o la República institucional a las grandes corporaciones tecnológicas.

Y pocos caen en la cuenta de los tiempos que corren y la relación intrínseca de un universo virtual de la comunicación en redes con una digitalización y robotización de la sociedad. De un “reseteo” anunciado a bombo y platillo en el Foro Económico Mundial, la genocida agenda del Green New Deal de los liberales, que va muy a tono con esa otra “2030” de la ONU: un socialismo esclavista cantado, amalgamado en algoritmos de inteligencia artificial y deshumanización trans-género. Una China con su propia agenda de industrialización de altas energías y una política comercial de la “Ruta y la Seda”: el fin de América como potencia en menos de 10 años con los demócratas en el poder.

Dicen que el movimiento MAGA no ha muerto, que está vivo y apenas empieza. Me gustaría ser más optimista de no conocer como trabajan las élites liberales. Lo cierto es que ahora mismo están otra vez en el poder y apuesto que harán todo, absolutamente todo, para nunca jamás perderlo.
Se abre un futuro incierto tras el paso del único Presidente que puso al Deep State al descubierto fuera de la Casa Blanca.

Cuba, Estados Unidos y el Sexto Paradigma Tecnológico.

3 diciembre, 2020 278 comentarios

por Lord Jim


Los cambios profundos en cualquier sociedad, dados por crisis económicas-políticas, siempre vienen precedidos por el agotamiento de un modelo anterior que provoca el derrumbe parcial o total de esos sistemas. Dicen que en Rusia se suicidaron en alcoholismo prolongado alrededor de 25 millones de personas después de una noche de 1991 en que despertaron con otro país, otra bandera y sus cuentas de bancos cerradas: de un día para otro perdieron todo. Según estadísticas, el cambio del rancio socialismo soviético al capitalismo salvaje de esos primeros años produjo, a la larga, más muertos por el shock de la transformación de los que tuvieron en la segunda guerra mundial. Los Rusos han sido siempre grandes alcohólicos, y recuerdos de eso tengo por la amistad de mi difunto padre con varios de ellos durante la década de los ochenta, cuando el castrismo gozaba de las prebendas del imperio soviético y enviaba asesores en calidad de técnicos a muchos de los ministerios en la isla. De dos de ellos en específico, (ingenieros mecánicos igual que mi padre), guardo gratas memorias de sus risas altisonantes en rostros colorados por la inyección de vodka y ron en borracheras, con mucha comida y largas veladas nocturnas, que hacían en mi casa paterna: eran hombres melancólicos que cuando entraban en confianza mostraban una faceta muy distinta a la que formalmente expresaban. Nunca he visto gente mas anticomunista que ellos, por eso no me extrañó la debacle y el desmoronamiento del sistema soviético de la noche a la mañana en la década del noventa del siglo pasado.

Pero las revoluciones tecnológicas, nacidas de la innovación del ingenio humano, son las que han impuesto paradigmas de industrialización cambiando sistemas económicos completos, arrastrando a los políticos a tomar posturas acorde a tiempos propios y haciéndolos adaptarse o figurar sus agendas contando los desafíos y oportunidades que abren dichos paradigmas. Y como decía mi venerado Joseph Conrad en El Agente Secreto:
“Porque la historia se hace con herramientas,no con ideas; y las condiciones económicas lo cambian todo: arte, filosofía, amor, virtud, la verdad misma”.

Resulta que según los expertos estamos en pleno tránsito del quinto al sexto paradigma tecnológico. Recuerdo hace meses leí en una noticia que Bill Gates hacía un pronóstico de tres años de tránsito en la implantación de lo que ya todos vienen llamando, de manera inequívoca, sexto paradigma. No es que confíe mucho en el bueno de Bill ya que, desde que los millones lo han hecho delirar de filántropo y virólogo vacunador de masas, le he perdido el respeto. Pero tampoco puedo negar su cercanía intelectual a estos temas, precisamente por esos millones y sus delirios nanotecnológicos.

Entonces repasemos fugazmente en qué consisten estos paradigmas y por qué, según los especialistas, estamos entrando en el sexto:

Primera Revolución Tecnológica:
Se refiere propiamente a los prolegómenos de la revolución industrial inglesa de 1771 a 1829, donde se mecaniza la industria del textil, el hierro forjado y la maquinaria. La energía hidráulica se desarrolla con molinos de agua mejorados.

Segunda Revolución Tecnológica:
También ocurre en Inglaterra de 1829 a 1875, aunque ya se empieza a extender a los Estados Unidos y Europa.
Es la era de máquina de vapor y hierro movida con carbón,minería de carbón,construcción de locomotoras y extensión de la energía del vapor para las industrias textiles y otras más.

Tercera Revolución Tecnológica:
Es la era del acero,la electricidad y la ingeniería pesada. Se desarrolla el motor a vapor para barcos de acero y la ingeniería química y civil toma auge. También surge una industria de equipos eléctricos, cables y el cobre. Aparecen los primeros enlatados de alimentos y el papel de empaque. Esta vez Estados Unidos y Alemania sobrepasan a Inglaterra y va de un periodo de 1875 a 1908, aproximadamente.

Cuarta Revolución Tecnológica:
Es la era del petróleo y sus derivados, la industria petroquímica, el motor de combustión interna y el automóvil. Así mismo esto trae la producción en masa de toda una gama de maquinaria como tanques, aviones, tractores…
La generación eléctrica se masifica también. Surge la comunicación analógica mundial para el teléfono, telex y cablegramas, alámbrica e inalámbrica. Es la era propiamente industrial.
Ese periodo dura hasta principio de la década del 70, donde comienza una transición paulatina al 5to paradigma tecnológico
y Estados Unidos rivaliza con Alemania por el liderazgo mundial, aunque aparecen otros actores en la escena que pronto tomarán posiciones de liderazgo.

Quinta Revolución Tecnológica:
Entre principios de los 70 y mediados de los 80 las nuevas iniciativas sobre el desarrollo de las computadoras y la microelectrónica se convirtieron en los sectores que lideraron ese tránsito al 5to paradigma.
Es la era de la informática y las telecomunicaciones. Una revolución de las comunicaciones: microelectrónica barata, software, desarrollo por computadora de biotecnología, transporte físico de alta velocidad por tierra y mar, comunicación digital mundial por cable, fibra óptica y satélites. La red de redes hace su aparición bajo el nombre de Internet. Esplendor de la banca y el sector financiero, que vino a dar al traste con lo que ahora se conoce como la “Era post Industrial”
Este periodo va desde principios de los 70 hasta la actualidad, en que otra serie de desarrollos tecnológicos hacen posible otro cambio de era: el sexto paradigma tecnológico.

Ahora bien, todos estos paradigmas tecnológicos se refieren a un dominio determinado de la ciencia y el hombre en un ecosistema que influye y de hecho arrastra cambios culturales en la sociedad. Un paradigma significa, en este caso concreto, que cada sesgo cultural transformador de patrones sociales es construido sobre una base tecnológica específica y, por consiguiente, diferente.

Por supuesto que se puede dar una perspectiva historicista más completa y abarcadora referente al uso de la tecnología por el hombre a través de las “Eras” que han marcado capítulos en la historia universal conocida, pero mi intención con este post no es dar lecciones de historia de la civilización humana mediante el hilo conductor de la ciencia, sino traer a consideración un breve periodo histórico, sin dudas el más dinámico del que tengamos conciencia, que acaso nos atañe por motivos obvios, para sacar a luz las implicaciones que tiene y tendrá sobre el futuro de nuestra isla.


La “República Cubana” se vino a instaurar, a instancias norteamericanas, hacia principios de la tercera revolución tecnológica y alcanzó su esplendor en la cuarta, es decir, en plena “Era Industrial”, siendo truncada de a cuajo por el infame asesino en jefe en el 59.
Luego de eso la nación Cubana sufrió una desconexión paulatina en la afluencia de corrientes mercantiles e industriales, al punto de pasar de ser un floreciente centro de ensayos e infraestructuras industriales a un país parásito dependiente de cuotas de inyección de capital soviético para su permanencia como un organismo satélite y depredador de democracias. Y no es que pretenda aludir a un contraste con alguna democracia perfecta ya que esa no existe, y menos la norteamericana, que lo mismo apoya abiertamente a tiranos horripilantes que defiende los derechos humanos en foros e instituciones, y así en la ONU, con una política de doble rasero.

Mucho se especula sobre los efectos de la mal llamada pandemia en los devastadores estragos que ha provocado sobre la economía mundial y los que aún están por venir, ya que este ciclo, a mi modo de ver, no se va a cerrar con campañas masivas de vacunación. Aun si aparecieran, por arte de magia, dosis de vacunas disponibles para los 7 mil millones de habitantes del planeta, lo que no nos dicen es que la leyenda de cobertura, que ha significado este lamentable proceso de confinamiento y cierre de las economías, ha develado un cambio imperceptible para los más tontos y todavía difícil de analizar para los más cautos y doctos: el tránsito hacia una revolución tecnológica que ya está lista para una transformación radical de las condiciones de vida de todos. Y reconozcamos que, subrepticiamente, la pandemia ha sido el vehículo perfecto para ese fin.

Desde que Nixon echó por tierra la tasa de cambio fija del patrón oro del Breton Woods, los banqueros financistas liberales han tenido un auge gracias a la volubilidad del manejo monetario en espirales de burbujas inflacionarias que han hecho de este mundo el reverbero de guerras y petrodólares, convirtiendo el “complejo militar industrial” (aquel monstruo del que Eisenhower advertía al final de su mandato) en un sino fatídico catalizador de intereses geo estrategicos y en contubernio con una élite financiera muy vieja que ha sabido cambiar de disfraz desde la primera revolución industrial inglesa hasta nuestros días. La misma que derrotaron los padres de la independencia estadounidense y llenó de luz a los independentistas cubanos, la que luego volvió a derrotar Lincoln y después Roosevelt: el Imperio Británico. Una y otra vez a vuelto sobre sus designios a utilizar a los Estados Unidos como puente en algunos casos y como aliado estratégico de vida en una simbiosis que ya agoniza: El fin del sistema de deuda basado en un crecimiento ilimitado sobre un mundo limitado. La deuda superó los 23 billones en los Estados Unidos en el 2019, algo francamente impagable.

Todo esto va más allá de Trump. Lo que sucede es que el “fenómeno Trump” fue una parte de la respuesta de esa América deconstruida en un mundo “Post Industrial” dentro del quinto paradigma tecnológico por esa élite convertida en “establecimiento” Globalista liberal financiero.

Estamos a las puertas de un paradigma nuevo: la inteligencia artificial, los ordenadores cuánticos, el 5G, la nanotecnología, los viajes interplanetarios, la minería del espacio, el transhumanismo: eso es el sexto paradigma tecnológico. Y como decía Cypher en la Matrix: “Abróchate el cinturón Dorothy porque de Kansas puedes despedirte”. El pasado no volverá.

Qué pasará en un futuro inmediato es tan difícil de predecir como el número que tiran en la bolita y del que miles de cubanos dependen para un momento de felicidad. Así las cosas. Pero lo único cierto es que se vivirán tiempos convulsos y cambiantes de un día para otro, tanto en la isla como en los los Estados Unidos y el resto del mundo; y posiblemente lo que ocurra en el ámbito político de la isla quede ligado indisolublemente al destino de los States. ¿Quién lo verá? No sé. Espero que todos los gatos.

Mientras, seguiremos desde una esquina emitiendo este blog para todo el que lo pueda leer y desee que el Castrismo acabe y se vaya de Cuba como de Kansas Dorothy.


EL DESMONTAJE DE LA DEMOCRACIA

11 noviembre, 2020 358 comentarios

Por Lord Jim

 


A juzgar por el desarrollo inesperado de la respuesta conservadora al fraude electoral, he de suponer que los liberales norteamericanos creyeron que las elecciones 2020 serían un juego de mera formalidad, un show calculado en el que millones de boletas por correo repartidas a los cuatro confines de los Estados Unidos sería como abonar un terreno en el que, llegado el momento, daría suficiente cosecha para manipular descaradamente unos resultados en los que ni por asomo imaginaron fuesen tan abrumadores: Trump arrasó. Y esa era una realidad para la que estaban listos pero no preparados. De ahí su elucubrada ralentización en los estados pendulares de dominio Demócrata la madrugada en que su alto mando decidió, aterrado, parar los conteos en varios de ellos y “hacer la magia” necesaria tornando unos resultados que venían pintando aplastantes para los cimientos de toda la narrativa neo marxista del new green deal, los confinamientos masivos a la europea, la identidad de género (esencial para una deshumanización transhumana) y el objetivo final del estado profundo: la consolidación de una tiranía de partido único a través de una dialéctica bipartidista en la que, si seguimos los postulados hegelianos del fin de la historia como “momentum” definitorio del choque de contrarios, un nuevo orden mundial estaría listo a través de una élite consolidada en un aparato de represión supranacional y mundial capitaneado, indiscutiblemente, por los Estados Unidos.

Me resulta irónico ver al viejo senil anunciando ya todo un programa para combatir el virus en los que, sin ningún pudor, adelanta unas medidas de confinamiento masivo y el consiguiente hundimiento de todo vestigio de “economía real” que existe aún en los EEUU.

Pero lo más alarmante de todo es el escenario de enfrentamiento que ha quedado al descubierto, en una sociedad cada vez más atomizada en la parte liberal por las denominadas “minorías diversas” por una parte y en la propuesta de integración nacional en un reino americano de todos, incluyendo negros, latinos, trans, gays, judíos y cuantos seres puedan existir con una identidad de género o raza en un proyecto de nación auspiciado por Trump y su “populismo nacionalista”


La realidad demuestra que los liberales Demócratas van perdiendo, en su propio terreno, lo que fue una táctica de dominio integrista de izquierda revolucionaria en un conglomerado cosmopolita urbano identitario. De ser antaño la voz de la clase obrera norteamericana, los liberales han devenido en una maquinaria que se identifica con todo supuesto biológico, genérico, racial y religioso: como negro, como trans, como musulmán, como gay…….


Es tal la atomización distópica de su proyección sociológica, que resulta difícil imaginar una sociedad donde cada grupo étnico, religioso o de género puedan convivir sin que lleguen a enfrentarse unos a otros en una reivindicación tribal de hegemonía a la manera de “la ley de la selva” , en un sistema legal justo para todos. Una sociedad dividida de tal manera nunca generaría un crecimiento poblacional y perdería cualquier identidad fuera del estrecho margen grupal o tribal a la que sus individuos estarían sometidos: solo una dictadura plutocrática elitista podría ser garante de un control represivo total, edulcorado en una miasma de servilismos y falsos patrones de moral. El que ha vivido una dictadura extrema como la castrista sabe lo que digo.

Esas dos Américas, la de Trump ni siquiera es republicana, como la de los Clinton y Obama ni siquiera es Demócrata: no se soportan porque son tan antagónicas que no pueden convivir.

Lo que Trump ha hecho en el Partido Republicano es un inicio de transformación hacia otras propuestas de nacionalismo, dentro del aislacionismo tradicionalista de una facción de su derecha, quizá como respuesta a la transformación radical que ejecutó Obama en el partido Demócrata hacia la izquierda Globalista, que al final no es nada más que el nuevo marxismo tecno-tribal (término de mi invención) de cada bicho raro o secta trans género que reivindique una identidad cualquiera, y pretenda socavar un espacio social a costa de la individualidad de otros que no tienen por qué renunciar a su identidad más íntima como sujeto indivisible físico y espiritual, o como miembro de un cuerpo nacional siguiendo una línea más conservadora de familia, religión y apego a instituciones.

Y resulta que esa situación ni siquiera es norteamericana sino mundial.
Pero entonces ¿qué nos hemos perdido?

A mi juicio, es la penetración del marxismo cultural en Norteamérica y su difusión, el proceso de adaptación desencadenado de una ideología excluyente a las nuevas tecnologías y su evolución en renovadas formas de imperar, como siempre, a través del “desmontaje de la Democracia”, en una sociedad distópica de grado extremo bajo la égida de una élite política y financiera. Esa sociedad, de hecho, es la que perfila el Globalismo como método último de Gobierno.

El Deep State en Norteamérica es eso: una élite financiera desde Wall Street y la City Londinense, (como diría la narrativa de los LaRouchistas), que pretende mantener un dominio imperial Global en un sistema financiero de burbujas especulativas de deuda, donde cualquier vestigio de economía física real estaría diluido en manejos financieros manipuladores de bolsa y la lógica pérdida de un potencial real de desarrollo tecnológico de infraestructuras basadas en un crecimiento poblacional y la colonización del espacio y planetas.

Puede sonar a ciencia ficción, pero el cambio de un paradigma tecnológico está en marcha y todo este entramado de pandemia mundial con neomarxismo globalista y estallidos terroristas de bandas pagadas por esa élite, con la única misión de desestabilizar la sociedad, robando, quemando, vandalizando y atentando de manera abyecta contra cualquier lección de historia universal en una retórica de indigencia racial y opresión, es solo el preludio del nuevo orden mundial que intentan imponer recuperando el control político de los Estados Unidos como potencia financiera y militar.

Si bien la podredumbre descubierta en la Laptop de Hunter da un resquicio de los manejos de la familia en negocios vinculantes con China y Ucrania, lo mejor de toda la información que ha salido no es esa, sino la inferencia natural que expone hacia un conflicto definitivo con la potencia oriental.


Hay que ser muy estúpido para creer, a pies juntillas, el cuento del chantaje del PCCH con relación a ciertos vídeos calientes del drogadicto con menores o alguna que otra conexión con empresas chinas para el enriquecimiento familiar. Con una administración Clintonobamoide, que sería la Biden-Harris (más Harris que Biden) el conflicto con China pasaría a un nivel de guerra caliente en un escenario muy proclive a una conflagración por el control Global del planeta, en un sistema de monedas digitales (que es lo que viene) y la “inteligencia artificial” creando algoritmos de represión y control mediante las Big Tech y los medios corporativos de de prensa. Mejor ejemplo de lo que pretendo hacer entender es la total y apurada respuesta de esa “Media” periodística entronizando al poder a un viejo senil y su compañera “para nada senil”, que es el calco de la Hillary pero mestiza, como para ponerle sabor al ajiaco.

En estos momentos de batalla legal de Trump contra ell estado profundo solo me asalta una duda ¿Qué tan íntegros sean los jueces de la Corte Suprema para aguantar las presiones de ese poder en la sombra al que casi nadie escapa, de llegar el desenlace de las elecciones a sus manos ?

Pronto lo veremos.