Archivo

Archive for the ‘Cuba lucha no violenta’ Category

De Anexionistas,Separatistas y Autonomistas: Las Calendas de un Drama Nacional a más de un Siglo de su Conflicto.

8 abril, 2021 54 comentarios

Por Lord Jim

Richard Krivo on Twitter: "April 24, 1898 - Spanish-American War: #Spain  declares war after rejecting US ultimatum to withdraw from #Cuba #History  #SpanishAmericanWar #HavanaHarbor #BattleshipMaine #RememberTheMaine…  https://t.co/W4OnGNvABH"

Llevo días pensando cómo escribir sobre ese tema sin que lo resultante fuese una especie de breve lección de historia comprimida en un post a la manera de un artículo de CiberCuba o peor aún, de los venenos izquierdosos de los chicos “Open Society”: El Toque, El Estornudo, Periodismo de Barrio, 14 y Medio…, y no digo más porque si sigo la mala fortuna me va a visitar. He creado una especie de superstición a la manera de Sony, el mafioso de la peli A Bonx’s Tale, donde evito pronunciar nombres y menos leer artículos de los que, de tanta aura socialista, terminan creando un tipo de energía negativa en mi organismo que atrae las vivencias del castrismo. 

Pero en fin, esos, que cobran en dólares dentro de Cuba con la inexplicable y secreta anuencia de los parásitos del PCC, ellos, tan solícitos siempre a la hora de relatar la historia Cubana dentro de la perspectiva de género, tampoco se miden en traer a sus graduados en la Universidad de la Habana y a los estudiosos de Martí. Oh, sí, Martí, el independentista de la guerra necesaria, el “Republicano Fraternal” que no era socialista ni jamás lo fue, pese a que, hasta por decir de él, esos que les permiten operar con los verdes dentro de la isla le atribuyen la autoría intelectual del asalto a un cuartel de oriente y lo mencionan en cada panfleto propagandístico del estalinismo castrista, siempre al lado de Marx, siempre al lado de Fidel, siempre al lado de cualquiera que le convenga explotar su simbolismo nacionalista. 

Antes me daba asco todo eso. Ya lo superé.

Pero volviendo al principio, estoy en una especie de fase irónica que resulta agriamente divertida cada vez que oigo a un satélite del castrismo hablar de anexión. Es para descojonarse de risa, teniendo en cuenta que los aseres emigrados y las mamichulis fanáticas a la silicona, al reguetón y al despelote repartero, criados entre la chivateria cederista, de pingas volando de boca en boca, – cual “alquimia del verbo” -, o esos que se comen la muela de Otaola y Eliécer, mientras disfrutan su american life a lo castrista, negando bajo perjurio llevar el tejido genético de Fidel, y locos por volver envueltos en pacotilla a sus orígenes de delación soterrada, trapos sucios entre antiguos “compañeros” de trabajo y especuladera para la descaradita que nunca los miró; esos, en su inmensa mayoría, no tienen ni puta idea de quién fue Martí. Pero es que tampoco saben quién fue Marx, ni los anexionistas mambises, 

que no sólo existieron sino que fueron tantos  cómo los separatistas dentro del Ejército Libertador. Y menos saben de autonomistas y reformas Españolas para no perder la isla un fin de siglo en el que fue Martí quien dejó un escenario, tras su muerte, lleno de contradicciones dentro del partido que fundó en Nueva York: jefes militares en campaña contraria a las estrategias y propósitos de su manifiesto de Montecristi, mientras otra mayoría de isleños apoyaba a un gobierno autonómico que duró lo que un merengue en la puerta de un colegio. 

Pero hablo aún más claro porque las perspectivas historicistas me provocan urticaria cuando hay que escribir para que la plebe entienda y no se pierda en retórica nacionalista. Si hablamos de Democracia, ¿quién duda que la mayoría del pueblo Cubano, de ambos lados del mar, a estas alturas, votaría a favor de una anexión, en en el hipotético e imposible caso de venir ésta a modo de propuesta en referéndum?

Pero no me digan que no, alegando que hay nacionalistas y patriotas de “patria y vida” anhelando una república independiente, que me parto el culo de risa con comida y castrismo mutado y apaciguado en sus prácticas estalinistas ideológicas, mezcladas con corporativismo de barracón. Tampoco me den teques patrioteros, que hablar de patriotismo en la postmodernidad es como invocar el nirvana en la Habana detrás de 300 personas en una  cola de las papas. 

Por desgracia y, para la política norteamericana, desde hace bastantes años, la posibilidad real de una anexión quedó sentenciada y congelada por el entonces aspirante a presidente John Quincy Adams en 1823:

“La anexión de Cuba a nuestra República Federal será indispensable para el mantenimiento y la integridad de la Unión”

La verdad no sé por qué no lo escucharon más atentamente y por qué, luego de tantas ofertas de compra, cuando ya tenían a España expulsada de sus reductos imperiales en las Américas, no se acordaron del hijo de uno de los padres fundadores. Debieron anexar a Cuba. Pero esto me traerá detractores.  

Y ya sé, estoy siendo relativista y poco profundo, antisistema y coloquial. Lo que pasa es que no me hallo haciendo la historia del de la buena pipa

en un post, ni este pretende ser un recurso de enseñanza literaria para ignorantes. Para leer eso que llaman literatura es necesario conocer otras ramas del saber, porque la literatura exige conocimiento, no los proporciona; y si los proporciona, siempre será fagocitando una ficción equivoca que jamás responderá ante el factum de la ciencia, y mucho menos al de una verdad ajena a la subjetividad del autor. Por eso los saberes que exigen las novelas ( sobre todo las buenas ) muchas veces no se reducen al mero saber leer o escribir. Y para entender mi estado mental, en el que lamento la poca fortuna de Martí, o la poca duración de su vida, o su genio político apagado tempranamente en la guerra, solo hay que estar vivo un siglo y 26 años después de su muerte y ver en lo que ha devenido la “independencia de Cuba”, que ni es independiente, ni republicana, ni nada de lo que él pensó o soñó. Cuba es solo una finca negrera administrada por una élite esclavista de la más pura estirpe de hijos de puta, que han utilizado el sistema comunista y la ideología marxista para imponer un verdadero infierno social y económico que ya dura 62 años, sobrepasando al periodo republicano, si es que aquellos 57 años de democracia representativa y dos constituciones pudiesen darnos una pista, en giro radical, de lo que se creyó un estado de derecho en construcción. 

Y  lo que casi nadie cuenta en la retórica oficial del régimen, e incluso en la no oficial, fue que muchos de los Cubanos independentistas de la primera guerra, que no estuvieron de acuerdo con las reformas pactadas en el Zanjón, se exiliaron en los Estados Unidos, se integraron en la sociedad norteamericana, pero no perdieron sus deseos de intervenir en Cuba: eran Anexionistas, para seguir siendo cubanos sin dejar de ser americanos. En otras palabras: la génesis de los hoy llamados Cubanoamericanos. Y parece que no eran un grupo sin voz ni voto porque en la legislatura de 1894 apoyaron al senador Wilkinson Call por el Estado de la Florida, para que éste insistiera en Washington con el tema de la compra de Cuba,como lo demuestra José Ignacio Rodríguez en su “Estudio sobre el origen, desenvolvimiento y manifestaciones prácticas de la idea de anexión de la Isla de Cuba a los Estados Unidos de América”

Supongo que nunca sabré si realmente el apóstol hubiera podido controlar elementos tan dispares dentro del Partido Revolucionario Cubano como a Gómez y Maceo con su militarismo, ya que luego de su muerte, en mayo del 95, impusieron una campaña de sangre y fuego, contraria la guerra civilizada promulgada por él en el manifiesto de Montecristi; o a Estrada Palma, quien después de su caída en combate y a cargo de la dirección del partido comenzó a promulgar la intervención norteamericana en términos muy peligrosos para la independencia absoluta, que era parte de los basamentos separatistas del postulado partidista. Y lo único cierto en todo esto es que a pesar del indiscutible carisma y dotes organizativas de Martí, pasado el fracaso de “La Fernandina”, una notable cantidad de Cubanos vieron sin un futuro plausible la independencia de la isla en los términos que él la contempló. Y cualquiera con el solo hecho de leer detenidamente los registros históricos sabrá que cuando envió la orden de alzamiento a Juan Gualberto apenas había fondos recaudados para dos expediciones: la de Maceo en Costa Rica y la de Gómez en Haití. Tres años después de iniciado el conflicto y, a pesar de las numerosas aportaciones de los Cubanoamericanos y Cubanos al Partido, más  el impuesto revolucionario que pagaban hacendados y dueños de ingenios con tal de no ver sus propiedades arrasadas por los insurrectos, la situación era una especie de punto muerto que probablemente hubiese terminado en una réplica de la paz del Zanjón

No es un secreto para los más avisados que luego de 10 años de una guerra cruenta y desigual, las reformas que prometió el gobierno Español en el pacto de 1878 a los mambises, de tratar a Cuba como una provincia, no sólo en teoría,- como ya venía siendo por ley -, y considerar a los Criollos en igualdad de derechos como Españoles, no fue cumplida a cabalidad. En vez de esto se vició el ambiente político de la nación con una serie de legislaciones que favorecían a los peninsulares y enrarecieron el ambiente.Teóricamente Cuba era una provincia de España, pero los mercados de la península no fueron abiertos a los productos cubanos, y no se concedió la autonomía a la primera, quizá por miedo del “gobierno de la restauración” a sentar un precedente peligroso entre Gallegos, Vascos y Catalanes, y por no atentar contra los intereses del ejercito centralista.

Pero tampoco todo se quedó en agua de borrajas. Además de la representación parlamentaria cubana lograda en Madrid a partir de 1878 se implementó la Constitución Española de 1876 y la libertad de expresión en 1880. Se abolió completamente la esclavitud en 1886; y entre 1880 y 1898 se desmanteló el entramado de leyes que limitaban los derechos civiles de Africanos y AfroCubanos, pasando estos a ser ciudadanos Españoles con plenos derechos. 

En noviembre de 1897 la reina María Cristina de Habsburgo concedió la autonomía a Cuba y Puerto Rico. En esta se proveía un parlamento insular compuesto de una Cámara de Representantes y un Consejo de Administración con facultades para legislar sobre asuntos insulares, en unión de un Gobernador General nombrado desde la metrópoli, y estableció el sufragio universal masculino. 

La prueba más palpable de cuán lejos habían llegado las políticas descentralizantes hacia la isla se encuentra en la Habana, enero de 1898, en que según el diputado autonomista Don Rafael María de Labra las instigaciones del cónsul norteamericano, Fitzhuge Lee, en la Capital, provocaron la ruptura de negociaciones del gobierno autonómico con un banco Francés para la renegociación de la deuda de Cuba. 

En Cuba nace el Partido Liberal Autonomista (1878) compuesto por reformistas y separatistas que habían abandonado la causa, entre los que se encontraba una élite de  hacendados, financieros, profesionales y académicos. Frente a esto estaba El Partido de Unión Constitucional, conformado por comerciantes, empleados públicos y autoridades de todo tipo. Este era el Partido Español, el que casi siempre ganaba las elecciones debido a la manipulación de las leyes electorales a su favor, beneficiando a comerciantes y empleados públicos que nutrían sus filas. Pero para el 1894 el Partido Autonomista se había convertido en un partido de masas, luego de la crisis interna que había dividido al Partido Constitucional (un año antes), y una parte de su gremio pasó a las filas del Autonomismo; lo que dejaba a este último en una posición de equilibrio dentro del escenario político de aquellos tiempos. Los autonomistas eran nacionalistas dentro de la identidad Española. Entre ellos no faltaron los que anhelaban la independencia de Cuba, pero no querían una guerra que provocase la intervención norteamericana y generase el caudillismo y la militarización de la sociedad. Eran civilistas que veían un mejor camino para la isla dentro de las reformas autonómicas y la posible evolución de un estatus político sobre el estado de derecho. Poco se habla de ellos pero no eran solo simples monárquicos. 

No tendría sentido tratar de exponer brevemente el escenario interno de la isla dentro del contexto histórico sin reparar en la otra organización que llevaría la segunda guerra a Cuba y precipitaría el desenlace final de lo que fue la pérdida de Cuba para España: El Partido Revolucionario Cubano. 

De su fundador, José Julián Martí, se ha dicho de todo. Aun así pretendo tener algunas consideraciones a la luz de los tiempos que corren. 

Creo que no sería justo decir que los autonomistas le hicieron el juego a España, ya que sólo aprovecharon su debilidad frente a los Estados Unidos y la tensa situación política para ganar el estatus que desde 20 años atrás pedían. Y es muy probable que, de no ser por la cooperación de los independentistas con los Estados Unidos, las reformas implementadas por el gobierno Español hubiesen dado resultado; de hecho hay indicios que la famosa carta a Manuel Mercado en la manigua, horas antes de caer en combate Martí, relatando el peligro que corría su vida en aras de impedir que los States se extendieran por las antillas, estaba relacionada con una acusación de los anexionistas a los autonomistas dentro de la isla, que denunciaron al Apóstol de organizar un alzamiento en lo que consideraban “una aventura descabellada proferida desde el extranjero por conspiradores que han vivido muchos años fuera de Cuba”,recogido en la Junta Central del Partido Liberal Autonomista en su exposición “Al Pueblo de Cuba” dentro del libro “El Problema Colonial Contemporáneo”

Pero se sabe que Manuel Mercado fue ministro y amigo del dictador Porfirio Díaz, y éste recelaba de la política expansionista norteamericana, por lo que no es una locura suponer que la misiva de Martí a su amigo iba más en el orden de endulzar los oídos al dictador para recabar ayuda monetaria a la causa. Y es que, si hurgamos con detenimiento en el epistolario Martiano, nos encontramos perlas como ésta, dirigida al señor Gerardo Castellano en 1892: “no procuramos por pelear innecesariamente contra el anexionismo imposible captarnos la antipatía del norte; sino que tenemos la firme decisión de merecer y solicitar y obtener su simpatía, sin la cual la independencia sería muy difícil de lograr y muy difícil de mantener”

Perdón pero esto era pura utopía. 

Aun con esos truenos hay otra carta dirigida al New York Herald el 2 de mayo de 1895 en la que deja claro el deseo de ayuda norteamericana: “Cuba quiere ser libre, para que el hombre realice en ella su fin pleno, para que trabaje en ella el mundo y para vender su riqueza escondida en los mercados naturales de América, donde el interés de su amo Español le impide comprar… Los Estados Unidos preferirían contribuir a la solidez de la libertad de Cuba con la amistad sincera a un pueblo independiente que los ama y les abrirá sus licencias todas, a ser cómplices de una oligarquía pretenciosa y nula” 

Pero ¿cuál era la política norteamericana hacia la isla a finales de siglo?

Se suele decir erróneamente que la doctrina Monroe fue obra de ese presidente, pero en realidad fue originaria de John Quincy Adams, solo que el primero que la expuso al debate político fue Monroe durante el sexto discurso del Estado de la Unión en el congreso, el 2 de Diciembre de 1823. 

“América para los americanos” ,una máxima que nos retrotrae a las políticas de Donald Trump, fue la piedra angular de los designios de un fin de siglo en una potencia naciente. 

Paradójicamente a esto otro presidente norteamericano,Theodore Roosevelt, enemigo encarnizado de la plutocracia que había llevado a McKinley a la casa blanca, fue el que encabezó la invasión a Cuba antes de llegar a la presidencia y aplicó, luego en el poder, la diplomacia del “garrote”, al tiempo que advertía sobre el “Estado Profundo” en gestación:

“Esos banqueros internacionales controlan la mayoría de los diarios para arrodillar en sumisión o quitar de la oficina pública a oficiales que se niegan a colaborar con esos poderosos grupos corruptos que componen al gobierno invisible”.

Las razones por las que Cuba no fue anexada, a fin de cuentas, se pueden encontrar dentro de las mismas causas por las que a día de hoy Cuba es una tierra miserable gobernada por una élite pequeña de mafiosos negreros con disfraz marxista: la influencia financiera de un poder imperial naciente por aquel entonces y continuada en un estado profundo que ha permitido y, de cierta manera mantenido a los castro en el poder por más de 60 años. Cuba fue concebida por los padres fundadores como un estado anexable y necesario desde la concepción de la “fruta madura” de Jefferson, pero de aquellos vientos, el devenir histórico de la República Americana se tornó en un complejo entramado dinámico de intereses que arrojaron las tempestades que hoy sufren tanto los rehenes de los castro en el interior de la isla como una diáspora cautiva también de esos esclavistas, en buena medida, por los lazos de sangre con sus seres queridos, y la paulatina penetración marxista dentro de los states a la que el régimen comunista de Cuba ha contribuido y apoyado desde la década del sesenta, donde las corrientes de pensamiento de la escuela de Frankfurt vienen pudriendo la sociedad americana hasta el día de hoy. 

Con estas hormigas hay que arar…

10 marzo, 2021 90 comentarios

Por Johan Salgado


Acabo de ver el live donde debaten Rodiles y Yunior Garcia
Aunque vi en los comentarios, en vivo durante el debate, de Justo Ruiz y los de Zoe Valdes entre otros, cierta exaspéracion, mas que justificada y que traen un equilibrio vital, me parecio un intercambio mas que positivo. Por que ?


Primeramente porque como le deje en un comentario a Rodiles bajo el vidéo, esas son precisamente los puentes que no existen entre la oposicion politica al régimen y la oposicion ciudadana, que tambien lo es aunque reniegue el apellido, sea por conveniencia, sea por tratar de alejarse y conjurar el peligro que representa atacar a las fundaciones mismas del regimen, o sea otro.


No se si Rodiles es consciente de lo importante que es lo que esta haciendo. Esta, quizas sin saberlo, taladrando el muro que aisla a los intocables, el que aleja a la oposicion del resto de los Cubanos, humedeciendo el suelo, que no necesita de un rio para cultivarse, basta con el rocio constante. Esta ablandando el piso al regimen, por el que cuando ya este ahogada en agua la tierra, se va a hundir. El laborioso trabajo de hormiga. 


Del muchacho, parece estar en cuna de angelismo y candidez, pero tiene dos elementos importantes: se le nota inteligente, a la escucha y sobre todo, cruzo el puente y toco a los intocables. Eso es irreversible. Ese intercambio llegara al resto de los intégrantes del 27N y los pondra a pensar. El regimen advirtio el peligro del debate politico y lo evito en el 1er intento. No lo logro esta 2da vez. Si Rodiles mantiene el pendulo oscilando de un lado a otro creo que los frutos se veran.


El muchacho es aun victima del socialismo inquisidor y el discurso correcto, no sabe si llamarlo regimen, sistema, gobierno o dictadura. Pero la evidencia lo traiciona y termina llamandolo regimen. O sea, sabe aunque no se percate, donde esta parado. Tiene las estrias del desgaste que ha provocado el cincel del régimen: terminos como bloqueo, injerencia, etc, pero no creo o no me parecio que fuera oportunismo, como por ejemplo lo es en Eliecer Avila, mas bien vi la huella del adoctrinamiento que aun lo tiene aletargado y resacado de una noche larga de 62 anos.

Al caballo para llevarlo por el camino, no se le empuja por el pecho, porque se asusta o se cae y te arrastra con el, mas bien se le empuja por las espaldas, que vea el prado delante, sin azorarlo y esa es la importancia que le vi a este intercambio. Quizas es demasiado optimismo, pero si este puente logra establecerse con ese movimiento, puede ser muy valioso, sobre todo porque se estableceria dentro de Cuba que es lo vital. Entre eso y tener un infiltrado como Carlos Manuel Alvarez conduciendo el tren hacia Villa Marista, da para algo de esperanza. 

Hoy cambio un tanto el refran: con estas hormigas hay que arar….el inconvéniente es que llegue el regimen a su méta antes de que los cubanos adviertan el paso sigiloso de su prisa y el camino inverso sea tan largo, de incertidumbre y pedregoso, que desanime los pies descalzos que deban cargar a los espiritus despiertos…

Continuidad disfrazada. La nueva mentira. Parte 4: El monologo de a dos

18 febrero, 2021 202 comentarios

Por Umberto Borges y Los 4 Gatos

Regresa mi inquieto amigo Umberto Borges con un manojo de preguntas para los gatos y volvemos a tratar de responderlas como lo vemos, sin pretender ser un evangelio, solo con honestidad, desde nuestro punto de vista personal y “a calzon quitao”, sin pertenecer a ningun grupo opositor dentro ni fuera de Cuba, sin pretender que mis respuestas sean las de ninguno de esos grupos tampoco.  Vengan las preguntas…

  • Hay probabilidad de que Biden y el Castrismo se sienten a dialogar en la misma mesa. (Nos guste o no). Suponiendo que fuera posible: ¿Debería la oposición participar en ese dialogo?

L4G: Primero dejame tratar de definir que es un dialogo y que no lo es. Podria hablarse de una especie de diálogo nacional, dentro del que estaría como un actor el gobierno de facto castrista,  si hubiera una base de derechos que garantice la horizontalidad de ese diálogo, para que las palabras de los actores sean validas. Si están metiendo gente presa, matando gente,  si los cubanos no pueden expresarse libremente, si no pueden entrar y salir libremente, si no pueden tener un partido político, ¿cómo vamos a sentarnos a hablar? ¿De qué íbamos a hablar con un gobierno de facto? ¡primero derechos! No existe condicion alguna para un dialogo real. No estaríamos en contra de un diálogo real, por ejemplo, con un castrismo a la desbandada, para acordar que dia y a que hora entrega el poder. Ahora, dialogar, negociar, discutir, significa que la palabra de todos sea valida y sea escuchada y eso es un escenario que no tenemos en Cuba. En estos momentos el gobierno castrista tiene poder absoluto, dicta lo que se tiene que decir, lo que se tiene que responder,  dispone de qué marco no hay que salirse, establece lo que llaman los CONFLICTOS CONTROLADOS porque delimitan el marco tolerado en cada conflicto, puro show. Eso no es un diálogo y menos de la calidad y envergadura que tiene que tener un dialogo nacional. Si mi libertad de expresión y de asociación no está reconocida ni en la ley ni en la práctica, no puedo sentarme a dialogar ni a negociar. No es real que me estoy sentando a dialogar. Seria un monologo de a dos, donde cada parte hablaria por su cuenta cualquier cosa, pero sin comunicacion real. Sentarme a dialogar o a negociar no es que frente a una mesa esté un representante del desgobierno cubano aquí y un representante de la oposición acá. Es que ambos tengan igualdad de derechos en esa mesa y fuera de ella! Si eso no existe, ese diálogo no es real. Si hay una mesa de negociaciones donde uno de los lados puede meter preso al otro, eso no es un diálogo. Es una capitulacion. Mañana podría sentarse Raul Castro a conversar con cualquier otro y eso no significa que se acabó el totalitarismo ni que hay diálogo.

  • Si NO participa, ¿que gana la oposición? Y que pierde? Si participa, ¿que gana la oposición? Y que pierde?

L4G: Si participa no esta participando en ningun dialogo real, lo que esta es en la misma obra de teatro que el castrismo. Esa obra de teatro recrea una realidad sin serla, hace lo que todas las obras de teatro: entretiene, simula.  De lograrse ahi algun acuerdo, seria alguno facilitando la mutacion del castrismo de dictadura a seudodemocracia, no uno real ni para devolver derechos secuestrados que son inalienables, con el agravante de que el opositor presente seria parte de ese fraude. Participar en ese falso dialogo es colaborar con esa mutacion, no va a ganar un solo derecho fundamental para los cubanos. Gana ya un opositor cada vez que no se presta para favorecer una meta del castrismo. La meta del cambio fraude y fabricar un remedo de democratizacion es su meta #1 desde 2008, para poder quitar el embargo y convertir a Cuba en el Vietnam del Caribe.

  • No crees que lo que quiere el castrismo es exactamente eso, ¿que la oposición mas radical o anticastrista se mantenga fuera del dialogo? ¿ y que nadie se interponga en su conversación con Biden? (Para cuadrar la caja entre ellos solos, dejando fuera a la oposición, sociedad civil, y al pueblo)

L4G: No, el castrismo ya cuadro o cuadrara la caja con la nueva administracion americana dejando fuera a todo el mundo, ese falso dialogo es coreografia para una puesta en escena, yo creo que el castrismo quiere que haya algo que pueda llamar “oposicion” en ese falso dialogo para que parezca real, como pasa en cualquier obra se teatro y sabe que la verdadera no estara ahi, de la misma manera que hizo un falso referendum en 2019 y sabia que la oposicion verdadera no estaria ahi. Asi es que esta invitando como contrafigura en esta obra de teatro de “la transicion”a la mas anodina, despistada, sonsa y/o oportunista oposicion amaestrada porque esta segura de que esa si estara ahi. Ya esta ahi. Tambien estuvo en el referendum arrastrando a miles de almas buenas que siguen en el limbo creyendo que el chicharron es carne. El castrismo conserva todo el poder, va a hacer en ese falso dialogo lo que le de la gana, con oposicion real o sin ella, porque no es un dialogo. Eso esta garantizado como estaba garantizada la victoria del SI en la farsa electoral, asi es que la verdadera oposicion lo que debe es tomar distancia de la farsa, de esa y de toda farsa castrista.

  • La falsa oposición esta ganando visibilidad con esta movida. He leído en varios medios de prensa internacionales refiriéndose a la carta como que parte de la oposición y el exilio en EEUU le piden a Biden el levantamiento de las sanciones a Cuba. Crees que la prensa internacional (incluso muchos cubanos) sean capaces de percatarse de lo que esta pasando: ¿que una falsa oposición (como la Joven Cuba que escribió una de las famosas cartas y que solo pide reformas al sistema), esta suplantando a la verdadera oposición que desde su posición radical se niega a participar en una posible mesa de dialogo entre el Castrismo y Biden dejándoles el camino libre?

L4G: Yo no diria dejandoles el camino libre, el camino libre lo tiene el que tiene el poder absoluto con mi presencia o sin ella. Dejando a una seudo oposicion y a una oposicion dispuesta al contubernio fungir como actores secundarios, en la farsa donde el protagonico es del castrismo, diria mejor. Suplantar a la verdadera oposicion, a la inteligente, con monigotes fabricados, personajes dudosos, anodinos, manipulables, sonsos, o lo peor de la oposicion real, no solo es parte esencial del cambio fraude, tambien divulgarlos ellos mismos en su prensa oficial facilita al castrismo que la poblacion piense que esa es la unica oposicion, de la verdadera y de la que temen no les habla.  La prensa corporativa y la seudoindependiente alguna vez tu has visto que mencionen a la oposicion verdadera y le den visibilidad? Nada nuevo, siempre las redacciones de esa “prensa” han trabajado para la misma agenda de cambio fraude e insertar a Cuba al globalismo que las financia. Esa “prensa” sabe muy bien quien es quien, dan visibilidad a la oposicion amaestrada, sobre todo la izquierdosa, le dan visibilidad a los mismos que el Granma. Que casualidad no?

Mi preocupacion mas bien es si el cubano comun, que lo que lee es a esa gente, se dara cuenta de como le toman el pelo otra vez.

  • ¿Si la verdadera oposición se niega a participar, no crees que le están dejando ese espacio a la falsa oposición para que participe en su nombre? ¿Crees que la falsa oposición dejará pasar esa oportunidad de suplantar a la verdadera oposición?

L4G: El espacio ya lo tiene y se lo merece la falsa oposicion,  hay alguna tan en la Luna que cree que conquisto un espacio que la inteligencia castrista le cede para usarla,  no puede hablar en nombre de la oposicion que no este alli sentada, estar ahi me haria tan colaboracionista de la farsa como lo es la oposicion amaestrada que va a estar ahi. Es una oportunidad para servirle en bandeja el cambio fraude al castrismo la unica que veo. No gracias. Se la dejo toda a quien este dispuesto a convivir con una mutacion del castrismo, por sinverguenza, por ingenuo, por inepto o por oportunista.

  • No crees que seria bueno, que en esa posible mesa de dialogo que se pudiera dar (nos guste o no), este alguien de la oposición para parar en seco y decir bien claro que lo que el pueblo de Cuba quiere es el fin de la dictadura, elecciones libres y pluripartidistas con observadores internacionales, estado de derecho, que exija libertad para los presos políticos, garantías a las libertades individuales y respeto a los derechos humanos? ¿Si no hay nadie allí para poner esos temas sobre la mesa, crees que Biden o el Castrismo los tendrán en cuenta en su dialogo?

L4G: Si eso fuera un dialogo real, la oposicion verdadera estaria alli, yo estaria al menos diciendo todo eso. Pero volvemos a lo mismo, no hay dialogo, hay una farsa. Lo que se diga ahi el castrismo se lo pasa por el arco del triunfo. Observadores internacionales dices? Pero si los organismos internacionales  estan mas desprestigiados que el mismo castrismo! que credibilidad tienen los mismos que repetidamente ignoran lo que pasa en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua? Fijate tu, esto del dialogo acaba de ser avalado por Dita Charanzová en el Parlamento Europeo. Liberal y democrata, dice ella que de centro, esta bien….pues resulta que avalo el dialogo en 2014 de la MUD en Venezuela, otro falso dialogo donde se hizo todo lo que tu me preguntas si debe hacer ahora la oposicion verdadera en Cuba, lo que llevaria a Cuba a lo mismo que llevo la MUD a Venezuela, pero mas que eso, despues que aquel dialogo falso apago las guarimbas, prolongo la agonia venezolana hasta 2021 y sigue, propuso a la MUD para el Sajarov! Esa es la entusiasta ahora del falso dialogo con el castrismo en el Parlamento Europeo… a lo mejor la llevan de observadora?. Apaga y vamonos! Sajarov para la Joven Cuba, Lopez Levy y Saladrigas?

  • Uno de los puntos fuertes de Trump en las negociaciones que llevaba a cabo con sus adversarios era su carácter impredecible. ¿No crees que el ala anticastrista mas radical de la oposición es demasiado predecible? : no dialoga con la tiranía, llama a NO votar, no quiere plebiscito, etc. ¿No crees que el ser predecibles les juega en su contra? Ya el régimen sabe el camino que van a tomar y en base a eso mueve sus fichas. No crees que es hora de que esa oposición se replantee su estrategia?

L4G: Marti era muy predecible, no queria reformar el colonialismo espanol, llamaba a no colaborar con el, queria independizar a Cuba de Espana. Totalmente predecible. El castrismo es predecible. Quiere exactamente lo contrario que la oposicion verdadera. La seudo oposicion es predecible, quiere lo mismo que el castrismo: que haya una seudodemocracia. No hay que confundir tactica con estrategia. La estrategia de Trump era definida y predeciblemente antiglobalista. Cual tactica va a usar la oposicion verdadera ante una farsa del castrismo?, participar en ella?Ese cambio de tactica implica hacer lo contrario de lo que propone. Ninguno va a cambiar su estrategia ni una tactica, si eso consiste en hacer lo que no quiere o lo convierte en su adversario.

  • Al final, si la valoramos por sus resultados, ¿que tan efectiva ha sido esa estrategia hasta ahora? ¿Que ha logrado el ala mas anticastrista de la oposición con la postura que ha adoptado hasta ahora?  

L4G: No colaborar con la tirania. No servirle de comodin. Develar los vinculos  castrismo-oposicion amaestrada-globalismo-lobbies castristas. Hacerle mas dificil su mutacion. Que el embargo sea una ley codificada. Que la Helms Burton se hiciera efectiva. Que Cuba castrista este en la lista de paises que colaboran con el terrorismo. Que el mundo supiera en 2019, que habia una oposicion que desconocio la farsa electoral. Denunciar y exponer la mutacion del castrismo. No regalarle 5 contenedores. No decirle al cubano que embarrar bustos de Marti y meterse una bandera cubana en el culo es oposicion.  La otra “oposicion” trato de hacer justamente todo lo contrario y sigue tratando. Si todos hubieran hecho y dicho como Eliezer y Yoani ya le hubieran devuelto la base y quitado las sanciones al castrismo.  Ninguna de las 2 oposiciones, la real y la amaestrada, saco al castrismo del poder hasta ahora, pero la verdadera oposicion no lo ayuda a que siga en el.

  • ¿Muchas personas no entienden a la oposición mas anticastrista que se niega a sentarse en una posible mesa de dialogo entre Biden y el Castrimo, y se preguntan cual es la propuesta de esa oposición entonces para acabar con la tiranía? Si no es a través de un dialogo, ni a través de un plebiscito, ¿entonces cual es el camino a seguir para acabar con la dictadura?

L4G: Pueden leer las propuestas de MCL, el Dr Biscet, Estado de Sats, FANTU y las que se me olvidan en las paginas de cada grupo opositor y apoyar o seguir las que le guste. Hay varias y diversas, ninguna propone cohabitar con castrismo ni hacerle un update. Que el castrismo cuente votos en un plebiscito o que se vaya a un falso dialogo con el si es verdad que no lo va a sacar jamas.

De la misma manera pueden leer la propuesta de cubadecide que es electoralista, o la que reune ahora bajo su manto protector a los neodialogueros dentro de la oposicion… los otros dialogueros son los de siempre, Cuba Study Group, CAFE y sus acolitos anonimos o conocidos, la camada de seudoindependientes y neocastristas financiados por globalismo como el Estornudo, el Enjambre, Periodibarrio, La Joven Cuba,14 y medio, El Toque y un largo etc de personajes y opositores anodinos, buena parte de ellos sumados a agendas de identidad grupal del marxismo cultural en los llamados CONFLICTOS CONTROLADOS para precisamente atomizarlos y manipularlos, los sin color politico, postmodernos y otras metatrancas y los agentones posando como cualquier cosa.

En el orden personal rechazo tanto al contubernio con el castrismo, como a legitimar sus farsas, sean electorales o de otra indole. Que sea o parezca inminente o imparable el cambio fraude, porque Kamala-Biden no es sino el 3er mandato de Obama, no me hara nunca ayudar a que eso se materialice.

Anatomía de una Disidencia de Performance.

8 febrero, 2021 129 comentarios

Por Lord Jim

Dentro de la fauna bufa que es la disidencia artística del “guaguancuir” y ecobios raperos cuasi-progres, omni poetas del performance marginal de sabor a barrio mugroso en edificios prefabricados modelo cajón de bacalao, curadores de arte, (todavía queda por descubrir qué arte, dentro de la curaduría ahogada en “realismo socialista”, estudiaron ellos), periodistas independientes, pero de reportes tan frugales, que aun me figuro qué olor tiene la independencia cuando ésta emana de un preso de castro indigente dentro de las mazmorras del régimen, olvidado y, en la inmensa mayoría de las ocasiones, imperceptible a los ojos de ese periodismo de hashtag y notas de bullying gubernamental sobre ellos; sin faltar al deprimente show de consolador usado, cual micrófono en espontáneo karaoke, por objetores de conciencia en huelga de hambre proletaria y tribal, que nada tiene que ver con la real. Allí hay hasta corajudos que precisan a ministros de una tiranía.
Sí, porque eso de dar ultimatos de dimisión a un ministro o, mejor dicho, lanzar un farol a un chivato, penco, hecho ministro, en un ministerio que de cultura tiene lo que de polvo lunar el pan rallado, lleva todo un post como elegía a la idiotez.

Y he aquí a este jovenazo, que lo mismo desanda las calles Habaneras con una bandera como “segunda piel”,que posa para una foto, cubierto por el símbolo patrio, en posición de pensador tropical del momentum cuántico en la expulsión de una obra maestra dentro del inodoro.
Decía Joseph Beuys que todo hombre es un artista en potencia, pero este “Adonis” mulato, hijo putativo de algún heraldo de la socialdemocracia tercermundista, y con el castrismo de solar en su tejido genómico, necesita mutar; y para eso le viene bien lo mismo un vídeo semi porno, íntimo, filtrado por sus progenitores ideológicos genéticos, (dice él), que un acto trans de bailarina de tropicana, o una danza exótica de puticlub en la esquina del Yara, sin olvidar ladrar intimidando como un repartero, (onda Chocolate Mc) a otros en audios de Whatsapp. Y la perla: predicar a los cuatro vientos que la “dictadura se acabó” mientras Dios sabe en qué patrulla de turno anda o en qué oficina del G2 yace su potencial artístico de neonada despilfarrado en la figura de líder de tugurio.

Es difícil imaginar el aquelarre distópico que la izquierda, apadrinada por el “castrista bueno” de Rafael Rojas, ha elegido para plantar cara al castrismo rancio como chispa del reclamo artístico de un diálogo con el esbirro de su hermano. Pero como el que escribe este post es un conspiranoico de cuna, se admiten las discrepancias sub normales.

Pero más difícil aún es creerse, a pies juntillas, que va a existir un diálogo. ¿En serio? ¿Acaso el molde de eso que llaman Cubanía ha degenerado tanto que se identifica, detrás de una campaña mediática, con un acto circense de celebridades dialogantes (todas castristas), con un fetiche conceptual de disidencia blanda, diarios digitales chupadores de Grants y beneficiarios directos de la comparsa de género y la Open Society?
Si hay un error, debo ser yo el degenerado.

Pero, ¿y el castrismo?, el original, el dinosaurio, el cronos devorador, el mayoral, el que también le saca dinero a la Open Society a través de los fondos de la marquesa Mariela, (todos saben a qué se dedica la niña), la esclavista de la internacional marxista de clientela grupal, que de marxista le queda solo el hambre a la que somete a Cuba con su casta militar y partidista de enguayaberaos barrigones.
¿Qué hace ese castrismo?
Pues nada, lo que siempre hacen los que tienen el poder absoluto: jugar con las circunstancias y reprimir mintiendo, y al que no le guste que se la mame.

Lo más triste de todo es que la función mediática, aparentemente contra del régimen, solo sirve a sus propósitos indirectamente. Y es que 62 años de dictadura absoluta se dice fácil, pero no se tumba tan fácil, y mucho menos muta por los cauces que los exegetas del conocimiento político esperan; de hecho dudo que cualquier mutación, incluso la que pretenden inducir desde el circo neo castrista de artistas socialistas, en carnaval dialoguero, y agentones “periodibarrios” que se asilan en en los States para vivir su socialismo próspero, montando culebrones de pantallazos de chats con confesiones familiares, y periodistas que lo único importante que reportan es la letanía del agente de la Pene-R que no lo deja salir de su casa, sea una mutación que la propia élite burguesa de la dictadura no haya barajado.

Lamento decirles a todos que el castrismo original, el papá de los pimpollos del diálogo y los artistas del neo comepinguismo huelguístico, juega con ellos como mismo ha jugado con todos. Incluso cabe la posibilidad, nada remota y más real que fantasiosa, que la tres cuartas partes de todo ese show sea la arista de un montaje asimilado como parte del proceso robolucionario por el mismo régimen, que ya arma otro teatro en su televisión, sacando rostros nuevos de carneros amaestrados en retórica alcohólica trasnochada a lo Iroel, a los que no les pagan en dólares, (su verdadera especialidad), haciendo apología de la Roboinvolución mediante la crítica a esos disidentes y periodistas independientes, sobre todo los que a ellos les conviene y sobre los que les interesa proyectar una imagen para la plebe reguetonera y milenial, sin que falte la cuota de adoctrinados, pasados los cincuenta, en las viejas sagas chivatonas cederistas que, al día de hoy, tienen doble tarea: patrullar las cuadras en busca de víctimas a quienes chivatear, y otear cada rincón de la ciudad o el pueblo en persecución de algo que llevarse a la boca.

El universo político de los socialistas democráticos cubanos, que es el mismo de los que hacen “conteining” en las aceras de sus barrios y los que llaman a una “cola por la libertad”, es, sin dudas, un universo paralelo al del castrismo viejo, que se niega a mutar en la dirección que ellos le pretenden imponer. No se engañe a nadie, si mañana los vividores verde olivo decidieran dar un golpe de tuerca a la grave crisis económica y social, amañando una apertura a la manera Birmana, por ejemplo, todos esos Periodibarrios Estornudosos de Toque y Yucas sin Bytes, más la comparsa de la chambelona LGTB y las patrióticas huestes de miameros seguidores de farandula, con el ejército naval de yates del polizón Eliécer, estarán de plácemes; unos dando colorete al muñeco camaleónico de los Castro, otros avivando el plebiscito en el que, por supuesto, se mantendría la casta de los Corleone, y la consiguiente cuota de presencia jurídica y política de los nuevos socialistas: sería como el pueblo chivatiente y sus socialistoides de “enjambre” y “feminismo cederista”, juntos, por eternizar la servidumbre a los hijos y nietos de Fidel y Raúl, y renovados en sus generales y la gran familia de parásitos del PCC.

Pero querían un cambio, ¿no?



WANTED

25 octubre, 2020 204 comentarios

Por Lord Jim

Las listas han sido siempre un mecanismo infalible para reunir y organizar nombres y procesos, clasificar y de denominar funciones, actividades, algoritmos y métodos de estructurar cualquier posible proyecto en el amplio espectro de la acción humana. Las listas son intrínsecas a la manera organizacional del quehacer del hombre. Pero eso sí, hay listas y listas, como mismo hay hombres y hombres.

Por desgracia siempre existe el riesgo de ciertos paralelismos cuando se habla de listas, y más cuando estas tienen un corte inquisitorial a modo excluyente en cuanto etnias, razas, traidores y asesinos. Así nos encontramos una tan infame como la de Hitler durante su tenebroso imperio, en que ordenó a un conocido antisemita, johaan Von Leers, la redacción de un listado de nombres desafectos al nacional socialismo y que vio la luz en un libro bajo el título “Juden Sehen Dich Ann” ( Los Judíos te están espiando ) en la que incluyó más de 3000 mil nombres, entre ellos a Charles Chaplin y Albert Einstein….
También durante el régimen de Videla se destaparon listas negras que incluían artistas, periodistas e intelectuales, con nombres como Julio Cortázar o el actor Héctor Alterio. Eran tan minuciosos en su selección que tenían una especie de categorías para señalar el grado de peligrosidad, dependiendo de cuán marxistas podían ser dichos enlistados. El que caía en la última de ellas, donde claramente definían al desgraciado como marxista convencido y activo, lo más probable es que terminase desaparecido en unos de esos paseos en avión donde te lanzaban al mar como un saco de papas, después de ser torturado, violado y hecho mierda en la antigua escuela de mecánica de la armada.

Por suerte, para los aún pensantes en este amargo panorama de lobbies cubano-americanos, castrismo inquisitorial autóctono del régimen, chivatos y castrismo exportado y renovado en la figurilla del mediocre pero empoderado bufón de Alex Otaola, hay personas que piensan que lo que él está haciendo no es nada nuevo bajo el sol, ni mucho menos edificador de ningún proceso como no sea la permanencia del sistema que ha marginado, dividido y humillado a todos los Cubanos durante 61 años de asquerosa tiranía.

Y es que si bien hay muchísimos infames que merecen ser enlistados en una hilera de traidores y vividores que han apuntalado la dictadura durante más de medio siglo de su existencia, ni él ni ningún mortal de este mundo es autoridad suficiente, ni experto en materia jurídica para exponer nombres a su conveniencia y arbitrio haciendo un show sensacionalista de purgador del mal. A ningún Cubano que de verdad haya sufrido en carne propia la represión olvidaría montones de nombres que han hecho su vida miserable. Pero para llegar a ese momento de enjuiciar personalmente a cada quien estaría la justicia constituida en un órgano competente y eficaz, capaz de hacer valer los derechos de cada cual ante un tribunal competente que juzgue sus posibles delitos.

Su intento de trascender mediante el apoyo visible de senadores y congresistas cubano-americanos en un bochornoso espectáculo, que llevó al Presidente de los Estados Unidos, en franca campaña electoral, a la comunidad cubana del exilio, es solo una muestra, un destello de la componenda secreta de esos lobbies con intereses del Deep State en un futuro arreglo electoralista con el castrismo. Y la evidencia de eso es tan clara como el encumbramiento que ha tenido su jefa, Rosa María Payá, por esos mismos agentes que llevaron al payasín delante del Presidente a entregarle la desdichada lista. Todo es una farsa. Pues si acertado es que el Departamento de Estado norteamericano tuviese o manejara nombres de potenciales enemigos de los Estados Unidos provenientes del castrismo, nos encontramos que el mismo hace oídos sordos a los reclamos de varias voces que, desde hace años, vienen reportando nombres de castristas confesos infiltrados en universidades, esbirros desertores del régimen, nietos e hijos de generales y dirigentes partidistas del PCC haciendo vida en los States y disfrutando de las bondades y posibilidades de negocios que ofrece el sistema norteamericano con dineros mal habidos y la tácita permisividad de administraciones como la de Obama, encargada de infectar de agentes del régimen el territorio estadounidense.

Cada día se hace más evidente el abandono de la oposición interna, el desamparo del pueblo de Cuba, en sentido general, a un giro político de acercamiento a modo de guiño electoralista que permitiría una salida pactada a la grave crisis económica y social que enfrenta la dictadura. Los 20 años de comparsa electorera de Venezuela son una película calcada al intento vulgar y descarado de esos políticos cubano-americanos, fabricando y dando visibilidad preferencial y casi absoluta a esa otra figura que han convertido en heredera de un legado como el de Osvaldo Payá, que tanto lucho por un cambio real de la sociedad cubana y denunció ese “Cambio-fraude”, el mismo que pretenden imponer mediante una organización que realmente no es opositora de nada como no sea la de acallar, mediante su dinero y padrinos poderosos, a los pocos opositores reales que subsisten en la isla, apagados, marginados, presos o silenciados hasta por la prensa corporativa que emite temas de actualidad para Cuba.

Y entonces las razones de esa lista se hacen tan insulsas como los reales motivos del presunto autor. Toda la fanfarria con la que anuncia su contacto con el Presidente, a modo del enchufado o familiar de un general o un dirigente de alto rango en la dictadura, debería ser una advertencia de peligro en cuanto a la persona que hace tal alarde.
Al final, dentro de Cuba, el único lugar de donde debiera venir una fuerza estructurada que respondiera a la necesidad de un cambio verdadero, los pocos que aún conservan en su psiquis un mínimo de sentido común, solo piensan en escapar de la manera que sea. Y eso, en buena medida, se lo debemos a estos espantapájaros y monigotes que han encontrado una manera de lucrar con el dolor de todo un país sumido en una tiranía de larga data.

“El Cambio es ya”, dicen los acólitos de CubaDecide en sus hachtags propagandísticos: el “Cambio” con ellos va a llegar cuando la rana crie pelos y su bufón del turbante sea sincero.