Archive

Archive for the ‘Cuba libertad’ Category

La vida no es verdad.

19 mayo, 2015 301 comentarios

Por Raul Izquierdo

AtaudMarti

Hoy es 19 de Mayo, 120 años despues del dia en que murio la esperanza, el mas ilustre cubano, apostol de la libertad y el decoro de todos los cubanos, sucedio porque era ejemplo, la unica manera de ser cuando se lleva en si el decoro de muchos hombres, la dignidad hecha persona, dotado de un talento insuperable y de una limpieza de alma excepcional, sus principios legados en forma de doctrina son casi una filosofia de vida y de actitud patriotica, que es lamentable pocos hayan seguido despues de su sacrificio.

Se dice siempre que Cristo murio por todos nosotros y es asi pero tambien otroa muchos han muerto por todos los demas a lo largo de la historia, la humanidad ha tenido muchos Cristos y los cubanos quiza inmerecidamente hemos tenido no pocos de esos ejemplos desde Marti a Paya.  Muchos cubanos dignos se inmolaron ofrendando sus vidas por darnos una vida mejor y emanciparnos del yugo con la estrella que llevaron en su frente.

Pareciera que los justos estan condenados al sacrificio eterno, quemandose en el crisol de la Patria, pareciera que esta debiera ser razon suficiente para que todos los cubanos fueramos justos y dignos y ejemplares y virtuosos, pareciera que ninguna satrapia deberia heber sido capaz de dividirnos, de envilecernos, de deformarnos haciendonos miserables y egoistas, pareciera que debieramos todos potenciar los valores patrios hasta convertirlos en la divisa que rige nuestras vidas ejercidas con telento y virtud.

Hoy, espantado de todo, no tengo en que refugiarme, ni siquiera en la esperanza, no tengo fe ya en el mejoramiento humano ni en la utilidad de la virtud, ni en nadie, estoy profundamente decepcionado y triste, hoy confieso que creo merecemos todo lo que nos pasa, no me gusta para nada decirlo pero es lo que siento ante tanta afrenta y oprobio en la que con nuestra anuencia hemos sido sumidos por otros cubanos de mala entrana y peor conciencia.
Murio el apostol muchas veces despues en cada paso que hemos subido en la sombra tras aceptar el yugo y muere hoy de nuevo en medio de la oscuridad total y de lo tenebroso de un futuro incierto y para nada promisorio.
La escasa energia que me queda, la dedico hoy a rendir homenaje de respeto y profundo agradecimiento a Jose Marti por habernos iluminado un futuro que no supimos ver, al precio del sacrificio de su fecunda vida.
La muerte no es verdad, cuando se ha cumplido bien la obra de la vida, la vida no es verdad cuando morimos de antemano cada dia por no cumplir bien su obra.

JE SUIS L’EXIL.

12 enero, 2015 504 comentarios

Por el Mamba

bandera en rompecabezas
Tal vez lo de Charlie Hebdo sea un llamado de atencion al mundo. Tal vez tambien a nosotros los cubanos. Tal vez al Exilio. Debemos aprender de la Historia, de la propia y de la de otros.
La Humildad es una virtud que no debemos dejar escapar por arrogantes o soberbios.
Nosotros los cubanos NO tenemos Aliya’. Venimos buscando la LIBERTAD que perdimos en nuestra tierra y que parece, estamos dispuestos a CEDER de nuevo y..a los mismos personajes pero en escenario distinto.

No solo son los Islamistas quienes se han propuesto y apuestan CAMBIAR el mundo a su imagen y semejanza, desde un cambio en la composicion demografica de los Conglomerados Humanos o comunidades enteras, seleccionados por ellos.

El caso nuestro, esta alcanzando un patetismo realmente dramatico. La paralisis se puede ver por doquier. Ya el miedo a ser calificados como “politicamente incorrectos”, puede compararse con el de aquellos que se obligaban a declarar una lealtad que no sentian, por miedo a la represion personal y familiar del totalitarismo…o de aquellos que compraban BONOS en cantidades nada despreciables, en la creencia infantil de que sus negocios, construidos con sudor y sacrificio de generaciones, no serian tocados por aquellos que se decian “defensores de los pobres”.

Lo ocurrido en Francia es el mejor ejemplo reciente de lo que le acontece a las sociedades cuando renuncian a la legitima defensa de su cultura y de su credo libertario y le dejan a otros actores, los deberes que solo les corresponden a ellas mismas, para enfrentar el reto y derrotar el peligro.

Sobre las Elecciones.

13 noviembre, 2014 514 comentarios

Por Simon Jose M. B.

elecciones

LOS REPUBLICANOS NO GANARON. PERDIERON LOS DEMOCRATAS.

Estas palabras del reconocido analista político Charles Krauthammer, con las cuales coincido, me sirven de punto de comienzo para escribir sobre las elecciones de hace una semana y por que he dicho más de una vez que los republicanos podían haber ganado sesenta o más senadores y cerca de trescientos representantes en la Cámara.

Desde hace algún tiempo se percibía que los republicanos estaban  jugando la carta del rechazo, por parte de la ciudadanía, a las desastrosa política exterior de Obama, al Obamacare y a la situación económica de la población. Y se mantuvieron en “esa inercia” sin ofrecerle programas a la ciudadanía que atrajeran el voto hacia su campo de modo masivo.

Como cubano anticastrista puedo hacer una comparación absolutamente exacta:

El largo camino de lucha contra el castrismo donde se entiende que el pueblo debe rebelarse contra la tiranía y no le hacemos ninguna propuesta que atraiga a los ciudadanos hacia el campo opositor. Algo efectivo donde no es difícil de lograr que en cuestión de semanas o pocos meses tengamos “en nuestro campo” mas del 50% de los cubanos de la isla. Algo que no es difícil y los que me conocen saben como pienso al respecto.

Volviendo a los republicanos y las elecciones de medio término, hace meses que ví las posibilidades que se presentaban para dar un vuelco de gigantesca magnitud a las tendencias políticas que en los últimos años han venido socavando los principios y los valores de esta Gran Nación que, todos lo sabemos bien, las más de las veces son inoculadas por los enemigos de Estados Unidos, de la Democracia y de nuestra civilización occidental.

Esas posibilidades de propuestas de gran aceptación estaban disponibles en:

El Obamacare y La Economía Interna.
Traté de comunicar mis ideas. No me fue fácil. Todos en este país están muy ocupados. Y más para cubanos que tenemos fama de saber como “enseñarle a Estados Unidos como ser Potencia Mundial”. Pero como en todas las nacionalidades, hay algunos que somos capaces de ir al infierno, amarrar a Satanás y apagarle sus calderas.
Al final, el pasado dia 10 de Septiembre logré comunicar mis ideas. Y se quedaron allí donde las dije. Me reservaré, obviamente, donde y a quien o quienes.
¿Cuál fue mi propuesta?
1) Sobre el Obamacare:
a) Teniendo en cuenta que había 45 millones de americanos sin seguro médico y que el Obamacare solo le otorgó asistencia subsidiada a 7 u 8 millones, vemos que hubo algo más de 35 millones de ciudadanos que fueron obligados a comprar un seguro médico que nunca tuvieron porque no lo priorizaban o entendían no necesitarlo.
b) De estos hubo unos cuantos millones que no compraron el seguro médico y ahora serán multados cuando efectúen la correspondiente declaración de impuestos.
c) Teniendo en cuenta que los tres últimos meses del año es la etapa en la cual la red comercial de la nación equilibra sus resultados económicos del año veríamos una afectación debido a que muchas familias dispondrán de menos recursos por estar pagando un seguro médico mensual que años antes no pagaban. Eso se reflejará en una cierta disminución de las ventas y en las contrataciones de trabajadores eventuales durante esos meses.
d) Teniendo en cuenta que es costumbre en este país que los ciudadanos hagan sus planes con el dinero que les regresará en sus declaraciones de impuestos para cambiar un equipo, remodelar algo en el hogar o simplemente pagar las deudas que se aumentan a fin de año y que varios millones ahora serían afectados en sus devoluciones por las multas.
PUES PROPUSE QUE SE OFRECIERA A LA CIUDADANIA UNA MORATORIA DE DOS AÑOS EN LAS MULTAS QUE SERAN APLICADAS POR NO COMPRAR SEGURO MEDICO HASTA QUE SE DECIDA SI SE DEROGA O SE MODIFICA DICHA LEY.
¿Qué se hubiera logrado con ello?
a) Muchos de los que compraron suguro médico obligados por la ley, pese a la afectación económica que les significa, se verían estimulados a abandonarlo y darle su voto a los republicanos para que se hiciera efectiva esa propuesta.
b) Los que no compraron seguro médico y deben pagar una multa se verían estimulados a votar por los republicanos porque se librarían de esa penalidad.
c) Automaticamente desaparecería la obligatoriedad del Obamacare y con ello desaparecería también el peligro ya avisado de las tarifas aumentadas constantemente porque los ciudadanos se verían libres de negarse a aceptar los términos y tarifas de las compañías de seguros médicos.
d) Las compañías donde se ha reducido la jornada laboral de 40 a 30 horas semanales (más de 30 millones de trabajadores en la nación) se verían libres del peligro de multas y podrían reponer esas horas a sus tradicionales empleados y éstos se verían estimulados a darle su voto a los republicanos para que se hiciera efectiva esa propuesta.
Y YA ESTOY CONTANDO SOBRE 70 MILLONES DE CIUDADANOS QUE SE VERIAN A SI MISMOS COMO BENEFICIADOS DE ALGUN MODO POR ESA PROPUESTA.
2) Sobre la economía interna.
a) Sacar a relucir constantemente el legado de Ronald Reagan para la economía interna. Todos celebran a Ronald Reagan. Que rebajó los impuestos a las corporaciones y bajó el precio del petróleo logrando con ello que la industria norteamericana se hiciera más competitiva y se reactivara además de atraer una gran cantidad de empresas extranjeras que se situaron en Estados Unidos dando trabajo a cientos de miles o millones de americanos.
Hacerle saber a la ciudadanía que se aprobarían las exploraciones y extracciones de petróleo sin limites en mares profundos pertenecientes a USA y estimular la producción nacional con el objetivo de disminuir al mínimo posible su precio.
Y EXPONIENDO CONSTANTEMENTE EL VIDEO, DE HACE CASI TRES AÑOS, DONDE SE VE A OBAMA DICIENDO QUE “HACE FALTA QUE EL PRECIO DEL PETROLEO SUBA”.
Que esa disminución del precio del petróleo se traduciría en una disminución de los precios al consumidor en toda la nación y, aunque todos seríamos beneficiados, las más beneficiadas serían las mujeres del hogar que son las que “hacen mercado” y saben mejor que todos los demás los verdaderos esfuerzos que hacen para que alcancen los recursos.
Y esas mujeres son muchos millones en el país y se sentirían estimuladas a votar.
b) La tan mencionada rebaja de impuestos.
Hablarle a la ciudadania sobre REBAJA DE IMPUESTOS Y SUS EFECTOS.
Cuando hablamos de una reforma al sistema tributario nos entienden unos 20 o 30 millones de americanos que saben de economía y hace tiempo están conscientes que es necesaria esa reforma tributaria.
Pero esos americanos la mitad son demócratas y la otra mitad republicanos. Y no cambiarán su voto por que se mencione una reforma tributaria.
Sin embargo, cuando hablamos de REBAJA DE IMPUESTOS nos entienden todos los ciudadanos.
Sabemos que a 100 millones de ciudadanos que ganan 12 o menos dólares la hora esas palabras les harán pensar que semana tras semanas les quedarán 15 o 20 dólares más en el bolsillo para tomarse una cerveza o para llevar al hijo a McDonald. Y esos son otros posibles votantes.
c) Imprescindible ligar a las palabras “Rebaja de Impuestos” el retorno de empresas a Estados Unidos que son fuente de trabajo para cientos de miles o millones de trabajadores.
Para no extenderme mucho más, esto nos hace ver que podríamos estar ofreciendo unos beneficios reales a más de 120 o 130 millones de americanos.
MIS REFLEXIONES (De antes  del dia 4 y después de la victoria).
Si se hubiera hecho esa propuesta y de esos millones de ciudadanos solo la cuarta o la quinta parte se hubiesen dicidido a otorgar su voto a los republicanos, lo cual no es muy dificil de creer, habríamos tenido unos 25 o 30 millones de votos más para los republicanos. 500,000 VOTOS MAS POR ESTADO COMO PROMEDIO.
Porque hasta algunos millones de “independientes” que votaron demócrata habrían votado republicano. Y las cifras demócratas habrían sido menores.
Todos los candidatos republicanos que perdieron por poco margen de votos estarían ahora en el campo de los ganadores sea en el Senado, en la Cámara o en los congresos estatales.
Por estas cifras y estas ideas es que sostuve que podíamos tener un Congreso con una mayoría que daría soluciones a grandes problemas nacionales.
1ro.)  El Obamacare sería derogado por la ciudadanía y NO por los republicanos con lo cual se evitaría el efecto divisivo donde se califica a estos como “los malos”. El Congreso solo tendría que legalizar la decisión de la ciudadanía y el Veto Presidencial no aplicaría. (Ahora pueden cancelar las multas pero no habrá rédito en votos. Solo la derogación del Obamacare por la ciudadania).
2do.) Darle solución salomónica (somos cristianos) a un problema donde nos están atacando constantemente que es el “matrimonio homosexual”. Un congreso con esa mayoría podría aprobar una enmienda constitucional aceptable para todas las partes dando la calificación de “Matrimonio” a la unión de un hombre y una mujer para formar familia y hogar de acuerdo con las concepciones cristianas y reconocer las uniones de personas del mismo sexo CON OTRO NOMBRE aunque tengan ante la ley los mismos derechos y procedimientos para unirse y separarse cuando decidan que su unión no es práctica. Todo exactametne igual pero con dos nombres diferentes. Y así a cada ciudadano se le reconoce su derecho a hacer con su vida lo que estime conveniente.Y se acabó de una vez algo que aprovechan los enemigos para tenernos enfrentados por medio de una prensa sensacionalista.
3ro.) Un Congreso con esas condiciones podría poner en vigor una Reforma Migratoria de modo tal que esté presente el innegable aspecto humano y el imprescindible e impostergable aspecto de la seguridad en las fronteras como principal via de protección a la ciudadanía ante el peligro de penetración de elementos terroristas y los carteles del narcotrafico.
Hay otros puntos que también se podrían tener en cuenta y no cito por lo extenso.
Dejé para último el concepto con el que empecé a hablar en aquel momento:
Lo primero que dije a mis interlocutores es que debemos tener presente, en todo momento, que la política ha sido mezclada de modo inseparable con el populismo.
Que la política debe avanzar por una línea recta en todo momento.
Que los enemigos de la democracia usan el populismo mezclado con demagogia para empujar la política fuera de su linea recta y que avance por la parte izquierda de la senda correcta creando las condiciones para perjudicar a la democracia.
Que ante esa situación la única vía para salvar la política, y con ella la sociedad y la civilización, es aplicar nosotros también el populismo pero en nuestro caso mezclarlo CON HUMANISMO para empujar la política de modo que se mantenga en la línea recta o, de no ser posible, que se desplace por la parte derecha de la senda correcta.
Esas exactamente fueron las palabras que usé.
Gracias a todos por leerme.
Simón José Martí Bolívar.

Introspección.

18 noviembre, 2013 550 comentarios

Por Rodolfo Monteblanco

introspeccion
Hoy pretendo hacer un ejercicio muy complejo.
Se trata de una de esas acciones que siempre terminamos dejando para después. Voy a tratar de mirarme en un espejo y meterme dentro de la mollera de ese que veo frente a mí. Voy a intentar mirarme por dentro. Y aunque no trataré de imponerselo a nadie, lo recomiendo a todos. Libera un montón de toxinas cerebrales.
Sobre todo a los cubanos, que hemos sido ejercitados y programados por mas de medio siglo para juzgar a todo el mundo menos a nosotros mismos. Porque el cubano ha crecido en una sociedad que no rinde cuentas, no reconoce sus limitaciones ni sus errores y jamás se arrepiente de ellos, por evidentes que sean. Somos la justificación andante.
He vivido fuera de Cuba la mayor parte de mi vida. Nunca he vuelto.
¿Soy entonces un cubano que vive en Canadá o un canadiense que nació en Cuba?
Esa es una definición medular ante mi espejo y quiero profundizar en su radicalismo o en las potenciales medias tintas con las que se intenta barnizar la realidad. Ella modula mi interpretación de dicha realidad isleña, mi visión de como debiera ser el lugar donde nací y si mi vida se mantiene en un limbo expectante, en un tránsito permanente, en una batalla de identidad o por el contrario, se afianza al prágmatico concepto de que patria no es donde naces, sino donde paces. Y se bien que soltarlo así, al duro y sin guante, genera todo tipo de apasionados epítetos, protestas escandalosas y nostálgicos abucheos caribeños en muchos compatriotas.
Pero sigo frente al espejo que me devuelve la verdad, la concreta.
No tengo vínculo material con Cuba. Hablo castellano en la casa (a veces), por teléfono con amigos, cuando escribo en la red o cuando voy a Miami de visita. No padezco de nostalgia alguna por el islote pues lo que me une y conforta espiritual y socialmente en esta vida es la gente y no la geografía. Soy un tipo planetario.  Y de la gente que pudiera ligarme a Cuba no queda nadie allí. Se han ido de muchas y diversas maneras, la mayoría para siempre. No pienso volver a radicarme en la isla aunque por arte de birbiloque “aquello” cambiara totalmente. No me indentifico con el ambiente que observo, con la forma de vida y no confío en su transformación hacia lo que aprecio como los valores que defiendo, aunque no niego la posibilidad de que se recuperen o se alcancen algún dia. Pero esa parece ser una empresa de demasiado largo alcance para una vida como la mía, con cierto kilometraje. Parece que soy entonces un canadiense que nació en Cuba,como pude haber nacido en cualquier parte y he sido aceptado, incorporado, me he desarrollado y mi familia creada responde a los valores de este país.
Entonces, en este escenario de interna definición personal, ¿por qué sin embargo dedico tanto tiempo y pensamiento al tema de lo que creo debe ser la libertad y el progreso de la nación cubana?
Una pregunta del carajo.
No debiera interesarme un pepino y tal vez irme de lado, con aquello de que cada pueblo tiene el gobernante que se merece y que cada cual  resuelva su problema como pueda, que a mi no me da ni me quita Cuba absolutamente nada, que los cubanos en la isla son una partida de carneros que solo piensan en sobrevivir arañando el techo como puedan,  viviendo del trabajo de su familia afuera y del invento dentro de la trituradora castrista.
Pero coño, entonces pienso que eso precisamente quieren que piense los hijoeputas que han causado que yo y millones como yo, no podamos pacer donde nacimos, que es a lo que dignamente debe tener derecho todo ser humano. Y ese derecho, aunque personalmente no me atañe ni me añade hoy, hay que defenderlo o dejamos tambien de lado la condición humana, los principios mas básicos, la moral y la gandinga.
Y hay que machacar con honestidad y con honor, porque siempre hay alguien que escucha y tambien se mira por dentro y comprende la causa real de su desgracia y al hacerlo no hay manera que no vea ante él la forma única de resolverla, que es poniendo todo el empeño en denunciar y actuar contra el totalitarismo, el continuismo del régimen y el conformismo ante lo que no es inevitable. Y no lo es, porque no lo fueron el fascismo, ni el nazismo, ni el comunismo. Así que esta versión tropical nuestra de absolutismo caudillista con aspiraciones a monarquía bananera, inepta y obsoleta, tampoco lo es.
Y parece que por eso sigo en esta candanga que no me ofrece nada material, me desgasta el tiempo y casi siempre me exprime la bilis al ver tanta desidia, tanta indiferencia y tanta hijoeputada.
Pero, tambien me deja mirarme en el espejo sin avergonzarme de la imagen de ese tipo que me devuelve.

LA PELIGROSA RELATIVIZACION DE LO CATEGORICO

20 octubre, 2013 494 comentarios
Por: Raul Izquierdo
 fraude no
La relativizacion de lo categorico siempre crea entropia, ambigüedad e indefinición, mas en quienes no tienen claro, ciertos criterios universalmente aceptados como categoricos, por eso es peligrosa, es innecesario relativizar lo categorico, porque lo relativo no es preciso y como tal no es concluyente, mientras que lo categorico siempre es claro y preciso, sin tener que ser extremo. Lo categorico, es consustancial con conceptos definidos aceptados por una heterogenea mayoria de la sociedad civilizada, en circunstancias culturales determinadas.
Los conceptos son principios fundamentales que pueden generar opinión, pero no son opinión en si, son definiciones, las opiniones se mueven en un rango contextual y su categorización debe estar sustentada en lo conceptual.
La opinión sensata, resulta del pensamiento acertado y responsable que emana del analisis de la informacion sustentada por los conceptos a partir de hechos y es una obligación etica y moral de todos, mientras que la opinión ambigua, es insensata y causa estragos entre los indefinidos, por lo que no suele ser tomada en cuenta por pensadores responsables.
El ejercicio de la libertad ciudadana, del pensamiento civico y de la opinión sensata, no supone la relativización ambigua de los conceptos fuera de limites categoricos, pues la libertad sin limites, como la opinión sin razon, supone caos, anarquia, beligerancia y entropia social, esos limites son la cultura, la conciencia civica y el respeto al derecho ajeno para garantizar la paz, de ahí que los conceptos han de ser claros y las opiniones categoricas, que garanticen el orden y el buen debate, las equivocaciones suelen ser malas interpretaciones de los conceptos, lo acertado es categorico, sin medias tintas ni doble moral, ni doble rasero, sin relativizaciones. Uno de los conceptos mas relativizados en estos tiempos revueltos es la moral, pretenden algunos que la moral sea relativa segun desde la optica que se mire.
Hemos llegado al punto en que ser categoricos, tener los conceptos claros y responder a la vida con la talla moral que exigen las circunstancias y amar el orden, es ser conservador, reaccionario, de derechas, solo para justificar como “progre” ideas tipicas de dudosas filiaciones y equivocados posicionamientos, la deconstruccion de la realidad para revertirla y estirar como chiclets los conceptos para que se ajusten oportunistamente a las circunstancias por incapacidad de ser categoricos, los conceptos hay que defenderlos y mantenerlos con dignidad y vergüenza en la vida.
Pero como dijera Gasset “el hombre es el y sus circunstancias” y las lineas del acierto y del error estan perfectamente delimitadas en lo conceptual, no hay zona franca, no hay banda ancha,  ni relativización posible. Lamentablemente los cubanos hemos estado condenados y sometidos por decadas a un experimento atroz, hemos estado enfermos de revolucion, sin evolucion, hemos sido manipulados hasta el cansancio de que ser revolucionarios era ir contra el orden y las reglas civicas que habiamos aprendido, cambiarlo todo, sin darnos cuenta de que la  supuesta revolucion no ha sido mas que un dramatico y torpe revolcon de la historia, una alteración del orden y los conceptos, para que tras ese gran cataclismo social, solo unos pocos consigan beneficiarse (los revolcadores) mientras el resto por esas miserias de la condicion humana, nos peleamos y dividimos.
Nos hablaron de la  “unidad y lucha de los contrarios” para llegar a un punto sin derecho a lucha alguna, nos desorientaron con la “negacion de las negacion” para al final llegar a que asintieramos siempre bajo una horma de pensamiento unico, en la que no nos estaba permitido negar nada, nos pretendieron convencer del ‘motto perpetuo’ de los “cambios cuantitativos y cualitativos” para terminar relativizando lo supuestamente categorico y decirnos que en el comunismo, se llegaba a una fase superior y ultima del desarrollo de la conciencia y la ideologia del “ser social” lo que equivalia a decir, que con el comunismo todo se detenia, porque se habia llegado al “non plus ultra” de la humanidad.
Una gran estafa, como dejo sentenciado aquel escritor, una estafa bien urdida, que ha lastrado a muchos, que ha marcado a todos y que dejo confundidos a aquellos menos aficionados al razonamiento, que prefirieron por abulia o necedad, ir llevados de la mano de un Estado supuestamente paternalista que en realidad ha sido fraticida. Los cubanos, hasta el dia en que sufrimos aquel revolcon devastador devenido en “castrismo” habiamos sido formados y educados en valores categoricos, con principios de nobleza basados en conceptos, siempre amantes de la familia, compasivos, hospitalarios,  amistosos y leales, con ideas claras y sin dobleces, por eso avanzabamos.
El castrismo, nos ha lastrado y castrado lo que como pueblo teniamos de positivo, privandonos de futuro, llevandonos a un envilecimiento gradual, al mismo tiempo en que nos empobrecia y nos volvia miserables material y moralmente, en base al “odio de clases” al “divide y venceras” o “el fin justifica los medios” o “con la revolucion todo, sin la revolucion nada” y muchos otros slogan inculcados como consignas.
Pero los cubanos viejos y los no tan viejos, sabemos lo que es ser verticales como las palmas, todos leimos a Marti y a los Proceres, muchos hemos sido formados en la fe, todos conocimos la historia, nuestra historia, crecimos orgullosos de nuestras tradiciones y costumbres, culturales, civicas y patrioticas, con claras ideas, sin relativismos.
Las ultimas generaciones, con toda seguridad no han tenido nuestra suerte, lamentable porque el castrismo ha durado demasiado, quiza necesiten saber mas sobre cosas que desconocen por tanta mentira ideologica inoculada como un virus y con tales carencias civicas, no deberian tener tanta soberbia prepotente, en el fondo ignorancia y ser mas humildes, oir a los viejos, pues a fin de cuentas nos une el amor por la Patria y la misma desgracia nacional, debemos entendernos y debemos dialogar, pero entre cubanos dignos, no con fariseos, mercaderes de la relativizacion, siendo siempre categóricos y honrando a nuestros muertos, sin relativizar sobre conceptos sagrados e inamovibles.
Tras cinco decadas y un lustro de afrentosa tirania, deberiamos pensar con mas claridad que nunca antes, ser categoricos, saber a estas alturas que cosa puede ser “si” y que tiene que ser “no” con quienes se puede contar y con quienes no podemos osar ni coquetear, a quienes hacer caso y a quienes no, cual es la verdad y donde esta la falsedad, quienes son los traidores, incluyendo a ciertos personeros del exilio.
Como se nos convirtio de ser un pueblo aguerrido, de vocacion libertaria en un pueblo, temeroso, conformista, camaleonico y de doble moral ? Tendra que ser objeto de estudio en el futuro, es increible lo que nos paso, pero mas increible es, que aun no pocos compatriotas no asuman actitudes de dignidad y prefieran perderla con tal de agarrar del lobo un pelo y aceptar las reglas de juego de los satrapas dictadas desde su terreno, con la ingenua esperanza de alcanzar una cuota de timido poder, con la peregrina idea de iniciar una posible reaccion en cadena que es una falacia.
Como es posible que tantos compatriotas valiosos se vayan con la “bola mala” tras cantos de sirenas que son un espejismo y se crean el cuento de que existe, tras miles de muertos, presos y torturados, que aun persisten, voluntad alguna de un cambio real ?
De que les valdra a algunos obtener la caricatura esperpentica de un cambio fraudulento bajo condiciones impuestas por los mismos que han destruido la nacion ?  A que sabe semejante vejamen ante los verdugos ?
No debieran cinco decadas y un lustro plenos de injusticias y violaciones de todo tipo ser suficientes para saber que con el enemigo no se llega a acuerdos de ningun tipo que no sean el de la rendicion y disolución incondicional ?
Podremos seguir relativizando los conceptos la vida entera, dandole vueltas a las cosas para aca y para alla, al derecho y al reves, discutir que si son galgos o si son podencos, confundiendo a muchos, pero las cosas son las que son, son como son y los conceptos no son tales ni son categoricos, si no son definidos, claros y limpios, lo demas es una torpe complicidad y colaboracionismo tacito, sea consciente o inconsciente, sea voluntaria o involuntariamente, es prestarse a ser victimas propiciatorias por mala fe, o por un raro “Sindrome de Estocolmo” pactando al final con los verdugos y conduciendo asi al pueblo a un castigo mayor, como en la Plaza durante la “corrida” llevan entre el picador y los banderilleros, el toro debilitado al estoque del diestro matador.

Incondicionalidad.

11 mayo, 2013 548 comentarios
Por Arturo Bonet Canizares.
hombre_perro[1]
La incondicionalidad es el seguimiento a una persona o a una idea sin limitación ni restricción alguna.
Es la condición del adepto, del fanático, del irrestricto seguidor.
Para un incondicional, la hermeneútica de un texto o de un discurso es innecesaria e irrelevante. Ya ha encontrado su exégesis en lo que exprese el objeto de su devoción.
Este es un instinto tribal que nos conduce a establecer vínculos con una entidad o grupo que nos protege contra un enemigo imaginado o creado a propósito. Pero los enemigos imaginarios acaban transformándose en enemigos reales aunque provengan en realidad de origenes muy distintos y posean diferentes objetivos.  La protección de un líder tribal que sólo conoce la adulación, ofrece una falsa seguridad. Su incapacidad de escuchar las críticas terminará por conducir a todo el grupo hasta el precipicio.
En política, todo régimen totalitario exige como principio indispensable la incondicionalidad de quienes demagogicamente proclama servir. Por tanto al convertirse un movimiento politico en un dogma cuasi religioso, trata de evitar por todos los medios que la sociedad a través de un descomunal esfuerzo y un gran valor, recupere la crítica y con ella la autonomía y coherencia intelectuales.
Un movimiento social contestatario a dicho sentimiento tribal será exitoso solamente cuando sea tan fuerte y sonoro que los dirigentes se vean obligados a escuchar en vez solo de imponer.
La incondicionalidad es por tanto para la sociedad actual y sobre todo para la futura, una negación al desarrollo. Entonces no debe sorprendernos cuando una Resolución (Nº 85) vigente del Ministerio de Educación cubano que he encontrado al azar, establece:
“Ser incondicional, por tanto, es la expresión de una sólida convicción revolucionaria, de la entrega a una causa que viene dada por la comprensión de la grandeza de la revolución y de la superioridad de nuestro sistema social por encima de cualquier otra alternativa para solucionar los problemas de la humanidad” (sic.)
Esta filosofía, que puede parecer a cualquier persona medianamente informada algo ridículo e insensato, pudiera ser parte del texto de cualquier edicto goebbeliano, stalinista o islamista. Lo realmente decepcionante es que está siendo inculcada por decreto a la niñez y juventud cubanas siguiendo a pies juntillas una expresión de Fidel Castro, tan tarde en la historia como el 2005, donde reclama textualmente “incondicionalidad con la revolución” o en definitiva para su persona y grupo gobernante, como encarnación de un proceso que aún desde las ruinas clama superioridad y se autotitula solución mundial.
La exigencia de la incondicionalidad presupone el acriticismo y un marco inflexible fuera del cual toda condición o desviación de la estructura de poder será por ende un acto enemigo y como tal, reprimido.
Los mas significativos filósofos y teóricos de la actualidad, incluidos los post-modernos como Derrida a quien nadie puede calificar de derechista, han tenido que conceder que existe una disimetría, una distancia obvia entre incondicionalidad y soberanía y su incompatibilidad con la democracia, pues esta per se es el poder, la fuerza (kratos) de la heterogeneidad, del pueblo (demo).
No pueden existir desarrollo, soberanía y mucho menos democracia sumidos en la incondicionalidad que todavía hoy pretende imponer por decreto el totalitarismo cubano.
viejo perro

El largo camino de la libertad; para que Atabeyes y Siboneyes no se hagan ilusiones.

5 abril, 2013 297 comentarios
Por Calabacita Exiliada
Carga_pesada
El 12 de abril de 1861 con el ataque confederado a la guarnición federal de Fort Sumter en el puerto de Charleston, Carolina del Sur, se inicia en los Estados Unidos la Guerra de Secesión.
Inicialmente ambas partes contaban con obtener rápidas victorias que pusieran fin a la guerra en pocos meses, el norte contando con su superioridad numérica y tecnológica; el sur con la extensión enorme de su territorio, el hecho de luchar en su propia tierra y una tradición militar más sólida. Las expectativas de ambos bandos se vieron rápidamente frustradas tras sangrientas batallas en la que no había un claro ganador, se llega así a la batalla de Atietam el 17 de septiembre de 1862. Aunque esta no tiene una clara importancia militar si lo tiene en el orden político, el resultado de la misma desanimó a ingleses y franceses a reconocer diplomáticamente la confederación privándolos de lo que esto representaba de apoyo no solo político sino también en recursos, por otro lado Lincoln se decidió, aprovechando los poderes extraordinarios que le daba la guerra, a emitir la primera Proclama de Emancipación que declaraba libres, desde el 1 de enero de 1863, a los esclavos de los estados rebeldes, no así a los de los estados esclavistas llamados fronterizos (Delaware, Maryland, Kentucky y Missouri) que aunque simpatizaban con el sur seguían siendo leales a la Unión. Justo al entrar en vigor la proclama esta fue ampliada permitiendo la incorporación al ejército de la Unión de afro-estadounidenses, lo que era una de las demandas del ala abolicionista en el congreso.
En este estado de cosas se llega al año 1865 con una confederación derrotada pero lejos aún de la capitulación y es en este contexto que se sitúa la película de Spilberg, “Lincoln”. Lo que motiva estas letras es el dilema moral en el que se ve inmersa el ala abolicionista más radical del congreso cuyo líder Thaddeus Stevens, encarnado en la película por Tommie Lee Jones. Este grupo llevaba años apostando por la igualdad plena entre blancos y negros, para ellos no había términos medios, tenían un compromiso con la verdad que no parecía negociable. Lincoln una vez más ve la ocasión propicia para por un lado impulsar una buena causa y por otra asestar un golpe definitivo al sur esclavista que lo privaba de recursos para una rápida reconstrucción una vez terminada la guerra. No hay que olvidar que el esclavo no solo era una propiedad sino que para el sur esclavista que basaba su riqueza en el trabajo en plantaciones, el esclavo ya sea negro, chino o mexicano era sencillamente “la propiedad”, de tal manera que con la aprobación de esta enmienda Lincoln realizó la expropiación más grande de la historia de los Estados Unidos, no por casualidad hasta Marx, a nombre de una Internacional Socialista recién fundada, le escribió una carta elogiándolo. De manera que Lincoln juega todas sus cartas para lograr la abolición definitiva de la esclavitud pero esta vez aprobada por el congreso, reformando para ello la constitución y así evitar que terminada la guerra se intentase dar vuelta atrás a lo que fue una medida extraordinaria tomada en tiempos de guerra. Para ello le pide a Stevens que modere su discurso y que pida no la igualdad plena sino sólo frente a la ley. Este cambio en el discurso, que supuso una renuncia y una violencia a los ideales más puros del abolicionismo, más alguna que otra presión especialmente entre los demócratas logra reunir el número de votos necesario para la aprobación de la decimotercera enmienda. Y aquí termina la película.
Y los negros recién liberados, esa masa sin derechos, a merced de sus circunstancias, qué pasó con los negros?. En su mayoría analfabetos, acostumbrados a obedecer, en muchos casos sin muchas angustias cuando se trataba de amos que no abusaban del castigo corporal y le proporcionaban techo y comida más o menos dignos para su condición, muchos sin saber siquiera lo que era ser libres, otros que ya habían probado un mordisco de dignidad a través del servicio activo en los ejércitos de la Unión pero atrapados en un círculo de pobreza, obligados muchas veces a trabajar como arrendatarios en la propiedades de sus antiguos amos.
Tras la muerte de Lincoln y con otra enmienda a la constitución, la 14, se aprobó el reconocimiento de ciudadanía para los negros, en teoría eso implicaba tener los mismos derechos que los blancos, se crearon además las casas de Liberados que pretendían alfabetizar a los negros y darles los recursos mínimos para que pudiesen vivir en libertad pero no sería tan fácil; las legislaturas estatales del sur aprobaron “códigos” para regular a los afro-estadounidenses liberados. Los códigos diferían de un estado a otro, pero tenían disposiciones en común: a los afro-estadounidenses se les exigía que firmaran contratos anuales de trabajo y se preveían sanciones en caso de incumplimiento; sus hijos dependientes quedaban sometidos al aprendizaje obligatorio y a castigos corporales que sus amos aplicaban; y los vagabundos podían ser vendidos al servicio privado si no tenían recursos para pagar fuertes multas. En fin, aunque se había ganado mucho, en la práctica, se mantuvo la segregación, el sur esclavista no se transformaría por decreto, especialmente por la ausencia de un poder real en manos de los protagonistas de esta historia los que hasta ayer habían sido esclavos, los pocos recursos intelectuales y económicos seguían en manos de los esclavistas de ayer.
Tras la victoria de los republicanos en 1866 el ala más radical del abolicionismo llega al poder y disuelve los gobiernos del sur estableciendo un control militar, no restableciendo la legalidad hasta que no fue ratificada la 14 enmienda y tras la aprobación de la 15 que establecía: “ni Estados Unidos ni ningún estado de la Unión podrá negar o coartar el derecho de los ciudadanos estadounidenses al sufragio por razón de raza, color o condición previa de servidumbre”. Así y respaldados por la fuerza de las armas para 1868 los republicanos gobernaban en la casi totalidad de los estados del sur, incluso en Louisiana y Carolina del Sur la legislatura llegó a estar formada por una mayoría de afro-estadounidenses, que por desgracia no tardó en demostrase ineficiente y copada por la corrupción en muchos casos, lo que fue muy bien aprovechado por la oposición. Además tuvo como contrapartida el surgimiento de organizaciones ilegales como el Ku Klux Klan y un incremento de acciones violentas contra los negros. El desorden era creciente y pronto se hizo evidente que no se podía mantener una democracia racial por las armas, poco a poco, y tras la aprobación de una amnistía general en 1872 para todos los rebeldes, los Demócratas fueron ganando espacio en el sur, para 1877 gobernaban en casi todos ellos permitiendo la aprobación de nuevas leyes de carácter discriminatorio, no sin el silencio del gobierno federal que se hacia el de la vista gorda, de esta forma vieron la luz leyes como la “Jim Crow” por las cuales se impuso la segregación en las escuelas públicas, se prohibió o limitó el acceso de los afro-estadounidenses a muchos lugares públicos, como parques, restaurantes y hoteles, y se negó a la mayoría de ellos el derecho de votar, mediante impuestos al sufragio y exámenes arbitrarios de lectura y escritura. Esta situación se mantuvo hasta casi 100 años después de la aprobación de la decimotercera enmienda, fue entoces que, tras el depertar de la conciencia nacional expresado a través del movimiento por las libertades civiles, que se logró terminar con la segregación tal y como se había conocido hasta entonces, algo que no pudo ver Thaddeus Stevens.
El camino a la libertad es también el camino de lo posible, no importa cuan justa sea tu causa, cuan grande tu verdad, si no tienes el poder real de cambiar las cosas estaras a merced de las circunstancias y de quienes escriben por ti la historia, llamense gobiernos, partidos, grupos de poder económico, etc. Hay momentos en que la causa de los que tienen el poder real de cambiar el mundo coincide con el más justo de los proyectos y es en ese momento en que el hasta ayer ignorado parece convertirse en protagonista, aunque lo cierto es que hay otros que mueven los hilos y tienen el control real de los acontecimientos, este escenario siempre es tentador, lograras cosas pero solo en la medida que lo permitan quienes controlan la escena, a menos que logres por ti mismo convertirte en un factor de poder, lo suficiente fuerte como para ser tenido más en cuenta en la ecuación. La independencia absoluta es una utopía, no asumirlo de esta manera es un suicidio político, más bien se trata de entender la interdependencia entre las partes que controlan el poder e intentar añadir más peso para inclinar hacia tu lado la balanza. Cuando se trata de grandes grupos humanos, convertirlos en un factor de poder podría parecer tarea fácil si se mira la facilidad con la que han sido manipuladas grandes masas a lo largo de la historia y en casi todos los continentes, pero justamente cuando este ha sido el caso y se trata de un grupo humano que ha crecido sin derechos, no cree en su potencial para el cambio, o tiene una visión de si mismo sobrevalorada que ignora su verdadera condición de minusvalia frente al poder reinante, se trata entonces de cambiar la condición de una masa de creyentes, con poca fe en ocasiones pero a fin de cuentas creyentes que parten de de una falsa premisa que nada tiene que ver con la realidad. En este caso la batalla decisiva se libra en el alma y la conciencia de ese protagonista anónimo que da forma a la masa de esclavos, hay que romper el hechizo que produce tal paralisis mental, pero para llegar allí suelen pasar muchos años, son otros sus tiempos, unos que con frecuencia superan una vida humana, a veces demasiados años para poder reunir una masa crítica de creyentes convertidos a una nueva fe, de forma que podamos inclinar la balanza en la dirección de la justicia y la libertad plena, no entendida esta como ideal romántico sino una que no este divorciada de sus circunstancias. Los que tienen la visión primigenia de la verdad más pura deberán librar muchas batallas y cargar con la enorme frustración de tener que posponer sus objetivos una y otra vez frente a una realidad terca y definitiva, lo que no significa renunciar a ellos y menos aún dejar de pelear por ellos, sin estos hombres todo estaría perdido pues son los encargados de poner la cota más alta, de permitir a la gran mayoria contrastar sus logros de hoy con la aspiración más legitima, estos son los custodios del ideal más puro, los encargados de no permitir olvidar, pero también deben estar preparados para, como Moises, guiar a su pueblo a través del desierto… pero no entrar en la tierra prometida.