Archivo

Archive for the ‘cuba internacionalismo’ Category

EN DICTADURA NO SE VOTA

16 octubre, 2017 514 comentarios

Por Iyamiami

la-meta-de-santana

En Venezuela, la oposicion voto ayer en unas elecciones dirigidas y controladas por una Asamblea Nacional Constituyente formada inconstitucionalmente, saltandose el debido referendum consultivo previo y donde no estuvieron representadas todas las fuerzas politicas como manda la constitucion, la propia constitucion chavista vigente.

La ilegitima ANC se declaro publica y oficialmente directora de toda la actividad electoral, sin que fuera desmentida ni una sola vez por los representantes de la MUD, que no solo aceptaron esas condiciones de ilegalidad, sino que convocaron a votar a sus seguidores, llegando al extremo de acusar de colaboradores de la dictadura a quienes no participaran con ellos en la farsa electorera.

Por si aun no fuera poco con esto, los votos los contaria el mismo Consejo Nacional Electoral que cometio recientemente fraude, denunciado incluso por la propia empresa Smartmatic, que aporto las maquinas y el software en las votaciones y por esa misma oposicion que corrio ayer a depositar sus votos esteriles en las urnas de semejante farsa.

Como era de esperarse, el gobierno literalmente arraso ganando casi todas las gobernaciones.

Pero la menos importante de las consecuencias es que la dictadura mande ahora oficialmente en toda Venezuela, pues eso ya lo hacia y no cambiaria con los votos de nadie .

La consecuencia mas grave, con esta accion de aceptar la ilegalidad de la situacion y participar en ella,  es no solo  que  la MUD se deslegitima a si misma,  sino que al votar legitimo a su vez al gobierno que organizo la farsa electoral y, por supuesto,  el gobierno reclama ahora internacionalmente que su victoria electoral ha sido democratica y con la aprobacion de la oposicion. Son pues, un gobierno legitimo.

Las reclamaciones por fraude ya estan en marcha,  pero el hecho de que quienes estaran encargadas de hacerlas valer con su escrutinio y analisis son el Tribunal Supremo chavista y el propio Consejo Nacional Electoral que cometio fraude otra vez,  solo dan caracter de sainete a lo que ya era una tragedia.

Como se comentaba en nuestro post “El Espejo”, tenemos una clara representacion en Venezuela, de lo que conseguirian en Cuba aquellos opositores que estan decididos a participar en elecciones controladas y dirigidas por la dictadura castrista.

Estoy seguro de que la MUD culpara de la victoria chavista a los venezolanos sensatos que se negaron a hacer el juego a la dictadura y no fueron a votar. No espero honestidad politica alguna de quienes conscientes de que el unico resultado posible es el que hoy tienen, no dudaron en azuzar y dividir al pueblo que supuestamente representaban para dar una obvia y prevista victoria al chavismo.

En dictadura el voto no es tu derecho a tu porcion de poder, sino un acto esteril cuyo unico fin es barnizar falsamente a una dictadura con un manto de “democracia” que no es tal. En dictadura tu voto no es tuyo, sino de la dictadura. Tal vez aprendan.

En dictadura no se vota.

Anuncios

Castrismo y Ebola. La cara simpatica del totalitarismo.

20 octubre, 2014 548 comentarios

Por Rodolfo Monteblanco

fidel-castro-615

 

La dictadura cubana, una dictadura “buena”, o como se intenta ahora empujarle garganta abajo a los desinformados y a los que no le interesa informarse, un sistema “diferente”, respetuoso de los derechos humanos “propios”, que debe “respetarse”, que intenta de buena gana “cambiar”, etc., etc., juega ahora con el Ebola a la doble ganancia. La material y la politica, mientras intenta que la segunda opaque, esconda y desvalorice a la primera, casi que no reconociendo su exstencia.

Y los sospechosos habituales de la ONU, la OMS, y la Casa Blanca de hoy en dia, se tornan amplificadores de este gran “gesto” del humanitario sistema cubano a costillas de sus especialistas de la salud, a quienes cuando convocados, no les queda otro remedio que aceptar cualquier condición que le impongan aunque sea la de su propia vida. Nada diferente a como ha sido en medio siglo, llamese guerrillas, invasiones, guerras ajenas, terremotos, junglas, desiertos o epidemias.

Ha sido siempre la estrategia castrista:  Ponerse en situacion de ganar/ganar a costillas de su pueblo que estoica y paradojicamente aguanta y aguanta.
Y es sencillamente trágico ver a todos estos amplificadores resonando, quienes supuestamente deberian situarse del lado de la libertad,  la democracia y del derecho de ese pueblo a elegir, cantar loas a este moderno feudalismo, con el objetivo de suavizar la imagen del miserable sistema cubano y utilizarlo para su propia ganancia politica.

Un médico, ¿y qué?

13 noviembre, 2011 255 comentarios
Por Nelson Jimenez ViveroCuando emigré a Venezuela en 1994, me sorprendió comprobar como la gente de ese pueblo -hoy con menos esperanza que el cubano-, tenía en general la opinión de que la medicina en Cuba posee un alto nivel de desarrollo. Al ser médico, como es natural, intentaba explicar cada vez que me inquirían, que las cosas no eran exactamente así. Pero no había modo de que comprendieran lo que les explicaba.

Definitivamente la imagen de la salud pública y la buena calidad del médico cubano habían sido sembradas de forma irremediable en el entendimiento de aquellos distantes observadores. Luego, crecieron esas semillas y ya tenían un bosque denso de razones para seguir llegando a conclusiones dignas de loas a los responsables de esos “logros”, el proceso revolucionario.Eso deriva de la conocida labor propagandística que tan eficientemente se ha llevado a cabo durante todas estas décadas.

Para que un médico tenga buena formación requiere tener acceso a la información global y a la tecnología de punta tanto en medios diagnósticos como en terapeuticos. He ahí el talón de aquiles del médico cubano. Su fortaleza fundamental: el entrenamiento en la clínica, eso que sorprende a los observadores de otras latitudes cuando ven a un médico que con una entrevista y un examen físico llegan a diagnóstico certero, el llamado ojo clínico que se desarrolla precisamente en la carencia de los medios diagnósticos, por necesidad.Obvio, si ese profesional rompe las barreras de la oscuridad en la que se ha visto obligado a ejercer y se actualiza, tendremos un médico cubano con años de experiencia en el extranjero, por lo que su talón de Aquiles desaparece. Es más fácil que un médico cubano aprenda lo que le falta a que un médico de un país “normal” gane el ojo clínico casi mágico que algunos han desarrollado. En este punto… hay esperanza.

El otro punto que determina la calidad de la atención de salud en Cuba es la precaria situación en la que se encuentran los centros médicos. No tiene sentido dedicar tiempo a enumerar el deterioro y las carencias de todo tipo, miles de fotos en internet muestran camas sin sábanas, baños sin agua, pacientes en condiciones infrahumanas ingresados en estas denigrantes salas que difícilmente se vean en otras partes del mundo con tal depauperación. Los empleados con sueldos miserables, etc. Este es otro aspecto a tomar en consideración a la hora de tratar de concluir si el sistema de salud es funcional y digno. Luego está las imposibilidad de administrar los medicamentos apropiados.
Si nos vamos al concepto de salud de la OMS: “Equilibrio bio-psico-social”. La pregunta básica final es: ¿Hay alguien sano en Cuba?
No, nadie está sano en un lugar donde si logra comer, no logra domir bien, o tiene que robar para sobrevivir, o, incluso ahora probablemente pueda prostituirse con autorización gubernamental para arreglar el baño de su casa, según declaración de la hija de la nueva hipófisis que han colocado en la obsoleta silla turca. Nadie está sano en Cuba, y no hay sistema de salud que pueda curar, aliviar siquiera, tal magnitud de morbilidad, porque incluso cada miembro de ese ejército de trabajadores de la salud, es también un enfermo.
La conducta se mueve en función de intentar satisfascer las necesidades. En la medida en que se tenga exito en esos intentos, se logra bienestar y salud. Cuando ocurre lo contrario, cuando todo está insatisfecho lo que se acumulan son frustraciones y estrés, mucho estrés.
De nadie es secreto que los niveles de alcoholismo en Cuba son alarmantes, otra enfermedad cuyo origen es asociado en muchos casos a un mecanismo de defensa llamado “compensación”. En un sentido negativo, la insatisfacción de las necesidades provoca que para aliviar la tensión que estas provocan el individuo se refugie en el alcohol y las drogas.
¿Salud en Cuba? Un médico, sí, ¿y qué?, ¿para qué sirve?, ¿qué puede hacer en medio de tal desastre?