Archivo

Archive for septiembre 2021

CLICK!

25 septiembre, 2021 84 comentarios
Download wallpapers Balloon with the inscription Life, blue sky, free life  concepts, happy life concepts, Life Balloon for desktop free. Pictures for  desktop free

Por 4gatos – Iya- iyamiami- Jerusalem – Nicomedes – Zoila Patria – Justo

Quienes son toda esa gente que firma conmigo? Todos ellos he sido, todos somos uno solo: yo. Fueron los nombres que adopte desde que se me ocurrio que podria escribir cosas y hacer cosas sin que se supiera exactamente quien las hacia, alla en Cuba, o los nombres que ya dando la cara me identificaron en los ultimos 20 años en las redes sociales. El tiempo pasa volando.

Despues de esa brevisima etapa de la vida en que fui Dios, pero no lo sabia, despues de quedar atras esos dias donde podia ir a beber en una estrella, ser majadero, o irritable o francamente estupido, sin que por ello dejaran de amarme, adorarme y cuidarme, cuando la muerte era siempre abstracta, ajena y lejana, apenas comprendida, como la vida, en fin, despues de eso que llaman infancia, empece a entender que algo no estaba bien.

Quise cambiar cosas, porque uno es humano, tonto, siempre hay cosas que creemos que podemos cambiar y esa creencia seguro nace en esa etapa en que eramos Dios sin saberlo. Pocos recuerdos me harian sentir peor que alguno donde pude hacer algo para cambiar lo que creo que esta mal sin haberlo intentado. Eso pense cada vez que crei que podia cambiar algo y trate. Por eso no tengo recuerdos asi. Menos mal.

Asi es que desde la escuela me vi alguna vez metido en algun lio defendiendo a un amigo, o a una lagartija desconocida, luego diciendo alguna verdad dolorosa y necesaria (o no), tomando una decision que infligia penas a una buena alma, en aras de curarla de amores o de expectativas equivocadas, o equivocado yo con las propias, mas tarde tomando decisiones de vida o muerte como medico (algunas vidas salve), luego queriendo arreglar el Mundo, o lo que me toco de Mundo. Pero hay cosas que no podemos controlar. Esas tendremos que resignarnos a vivir con ellas, algunas como un peso que no nos deja despegar y tomar vuelo, atado a nuestros dias, o simplemente dejarlas ir de nuestras vidas. Tal vez mas bien dejar ir a nuestra vida desatandola de esa carga. Despues de todo, la carga no se ato ella sola a nosotros, Somos nosotros quienes la atamos.

Un dia me descubri queriendo cambiar a Cuba y la ate a mi. Obviamente no pude cambiar nada, aunque hice todo lo que tuve valor para hacer y estuvo a mi alcance. Por que me fui de Cuba? Pues porque conoci al pueblo. Lo conoci de verdad y comprendi que me era ajeno ya, tanto habia cambiado el…o yo. Decidi que mi pueblo se habia convertido en otra carga que no podia separar de Cuba, yo lo habia atado a mi vida a mis 16 y ya tenia 41. Lo desate y me fui. Luego se me olvido que lo habia conocido, hasta hace poco. Paso porque segui atado a Cuba. «Se CUANDO me fui, pero no se CUANTO»

El pueblo…»Esa abstraccion idealizada que llamamos PUEBLO, que en muchos aspectos llega a ser real y en otros esta MUY LEJOS DE SERLO. Ese conglomerado que llamamos PUEBLO, casi siempre tiene puntos en comun en algunos aspectos culturales Y EN OTROS NO. No se puede negar que existe algo llamado Cubania, pero entre la cubania de cada cubano hay un trecho. Tanto es ese trecho que UNOS RECIBEN PALOS por defender ciertos ideales y OTROS SE LOS PROPINAN dentro de esa misma ‘cubania’.

«Esta claro que la dictadura ha dividido y deformado a su antojo a esos seres que han permanecido secuestrados por casi 60 anos de nefasta influencia y que tanto politica como culturalmente hay una division abismal entre distintas partes del cuerpo social cubano.»

Esas frases de un viejo post de los 4 Gatos, no necesitan explicarse. No hay culpas, el cubano no eligio, lo convirtieron a pesar suyo. Se le nota como un lunar cuando cree que la doble moral es universal. Tampoco cambiaron a todos, por suerte, ni a todos en la misma medida.

Algunos cubanos no entenderian por que me quede hasta los 41 ni por que aun estan alla cubanos con los que ellos no podrian compararse, porque son, sencillamente, diferentes de ellos. Asi es que, proyectandose, creen que se quedan por dinero. Pero solo es que no cambiaron a esos, no pudieron y esos tratan de cambiar a Cuba. Esos cubanos se quedan «por un sueño, por la conviccion de que cambiando las circunstancias otros hombres son posibles, otro pueblo es posible, otra ‘cubania’, como la que alguna vez fue, puede ser nuevamente posible.  Aunque quiza  la ‘cubania’ actual NO MEREZCA SU SACRIFICIO, la cubania eterna, la que pudiese volver a ser SE LOS AGRADECERIA ETERNAMENTE.»

«SOLO EL IDEALISMO EXPLICA ESA ACTITUD, solamente cuando se tiene una vision idealista de la sociedad, una vision de futuro, un sentido de pertenencia a una comunidad, a un PUEBLO, un sentido moral de la obligacion con ese pueblo, CON ESE CONCEPTO TAN ABSTRACTO QUE ES LA PALABRA PUEBLO, se puede sacrificar el bienestar personal y familiar en busca DE ELEVADOS IDEALES».

Pude mantenerme lejos de la doble moral, pero no tuve paciencia ni dedicacion suficiente para sacrificarme mas por el PUEBLO. Me cuestione por quien me sacrificaba. Me canse. No me fui para EEUU, ni buscando un exilio facil, no me fui ni por hambre, ni por oportunidades que hubiera tenido en la isla repitiendo medio patriaomuerte, ni para ayudar a nadie, me fui por convicciones, porque no queria que mis hijos vivieran en Cuba corriendo el riesgo de que los convirtieran en hombre-nuevo, ni yo queria vivir mas alla sin derechos ni libertad, me fui para donde pude: Venezuela y alla estaria de no haber habido un Chavez.

Decia que cuando conoci al pueblo cubano post-castrismo, cuando vi en que lo habian convertido, me fui de Cuba. Perdi toda esperanza…pero luego se me olvido, hasta hace poco.

Con el tiempo me he encontrado con nuevas variedades de hombre nuevo. Algunos de ninguna manera desean el castrismo, lo odian, pero les preocupa que Cuba vaya a parecerse a EEUU (el cual nunca han visitado), por el que sienten una especie de asquito, culpandolo de todos los males del mundo, atribuyendoles culpas que olvidan compartir con todos los responsables, repitiendo sin notarlo las sandeces y prejuicios que les sembraron desde que nacieron acerca de «ese monstruo sin piedad que es el monstruo imperialista», fantaseando con algun Putin cubano o con el de verdad y los mas avispados y cultos por lo general mas ocupados en ganar discusiones bizantinas y demostrar su cultura e inteligencia a todos (dime de que presumes…), la mayor parte de las veces MUY innecesariamente, que en buscar la verdad…mientras presumen de tenerla toda. Hasta ahi OK, un poco de vanidad inofensiva…pero no se mudan para Rusia, quieren mudarse a EEUU, «ese monstruo sin piedad». Eso los resume.

Los hay peores, otra variedad menos nueva quiere pactar con el castrismo (aparecieron alrededor de 2010), son de izquierda, no les gusta Stalin, les gusta Gramsci, o apoyan abiertamente al castrismo que los salva de parecerse a EEUU o ser su «colonia» (esos desde el 61)…pero hay cubanos mejores, mucho mejores, dentro de Cuba y fuera de Cuba, de todas las generaciones. Los que no pudieron cambiar. El dinero y los intereses se encargan de que nadie los conozca, como es habitual. En las ultimas 2 decadas trate de darlos a conocer, trate de que los descubrieran, trate de que lo descubrieran dentro de ellos mismos algunos cubanos, donde aun parecia posible, trate de advertir, tender la mano, servir de tribuna, darles voz, informar, ayudar, contarles lo que aprendi. La huella que deje es nada, «o casi nada, que no es lo mismo pero»… ya saben.

Cuando aun vivia en Cuba y un cubano fuera de la isla me tendia una mano o me daba una opinion o compartia una experiencia, a veces me servia, a veces no, pero siempre la agradeci. Hasta que me fui de la isla no conoci a ningun cubano, bueno, regular o malo, que no agradeciera a ese cubano que vivia en libertad y democracia y venia a desvelarse por el, cuando con solo un click podia borrar a Cuba de su vida . La arrogancia, los tipos mordiendo la mano que se les tiende, los cubanos que jamas han puesto un pie fuera de la isla insistiendo en ensenarte la vida fuera de la isla, en el mundo normal, que estan seguros de conocer mejor que quienes vivimos en el desde hace decadas, cubanos que no escuchan, ni aprenden, ni respetan, que no se molestan en verificar la informacion que les das, porque ellos si que estan informados en Cuba, son fenomenos que no conoci dentro del anticastrismo en la isla entre los 60 y los 90. Estoy harto de ellos. Se ve que 3 decadas mas de castrismo no les pasaron en vano por encima. Ni hablar de los de siempre, dialogueros, castristas y esa gran masa sin direccion ni memoria que lo mismo pide que deporten a algun opositor un dia, que lleva a la Casa Blanca a algun reguetonero para aconsejar a Biden al siguiente, o los que no tienen mas aspiraciones que lograr alguna relevancia que les consiga un grant o ser famosos, los que no saben que Marti exageraba diciendo que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maiz. Cabe en uno de arroz. En fin, volvi a acordarme del PUEBLO. Volvi a encontrarmelo, volvi a enterrar mi esperanza.

Hay cosas que no podemos controlar. La carga no se ato a nosotros, fuimos nosotros quienes la atamos. Click.

Afghanistan y el opio, un problema mas.

5 septiembre, 2021 188 comentarios
Imagen

Por Luis Miguel Reynalt

A inicios del siglo XXI tras el atentado de las torres gemelas, el presidente de Estados Unidos, “el inclito” George W. Bush, anunciaba la operación “Libertad Duradera”, que debía terminar con el régimen terrorista, fanático, opresor de los talibanes, sustituyéndolos a priori por un régimen “más o menos” democrático en Kabul, sacar al país del atraso y la miseria, estabilizar el país asiático llevándolo al siglo XXI, liberar a la mujer…. y terminar con las exportaciones de opio –base de la heroína- objetivos que podrían lograrse en menos de cinco años con unos 100.000 hombres.

Han pasado 20 años y lo que se ha recogido es el tremendo espectáculo vergonzoso, deshonroso, humillante que podemos observar estos días de Kabul en manos de los terroristas talibanes con el ejército estadounidense y sus socios de la OTAN poniendo los pies a correr como los conejos. Estas dos décadas, lo que se esta viendo es que aparte de poner dinero y muertos, parece que han pintado poco si nos atenemos a las palabras vergonzantes del cara de concreto presidente Biden al comunicar que da por finalizada su intervención en Afganistán, dejando más de doscientos mil millones en armas.

Afganistán, es uno de los países más pobres de la tierra junto con Cuba y Haiti y de los más corruptos también.
Su renta per cápita no supera los 600 dólares; la población campesina asciende a unos 30 millones de personas, pero los cultivos tradicionales (cereales, frutas, verduras, algodón…etc) ocupan a un 70% de ellos, pero sólo generan el 40% del PIB.

Produce, sin embargo, como ya se ha dicho una planta codiciada y golosa: la adormidera o amapola real, de la que se extraen los opiáceos (diversos medicamentos analgésicos elaborados por las multinacionales farmacéuticas y, sobre todo, varias drogas “recreativas” como el opio y, sobre todo, la heroína): unos tres/cuatro millones de afganos están vinculados a la producción y comercialización de la amapola de los que apenas una cuarta parte son campesinos; el resto se dedica a la manipulación, transporte, comercio… del producto, que supone, según las áreas cultivadas, la producción y el mercado gestionado por los narcotraficantes.

Si la comparación del valor económico de la producción agraria corriente respecto a la amapola es llamativa, otra referencia aún lo es más: el rendimiento del opiáceo por hectárea es de uno 10.700 $., el del trigo, 11 veces menos (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ONUDD), por tanto no debe extrañar que este país agrícola deba importar el 18% del trigo que consume y que la subalimentación y el hambre afecte a gran parte de los afganos.

Los campesinos siguen teniendo el opio como mejor economía recurso y los gobiernos afganos siempre han fracasado para impedirlo. Se ha utilizado la represión, lo que significó entrar en conflicto con el campesinado y arrojarle en brazos de los talibanes, que como falsos profetas llegados del mas allá, con el fin de atraerse adeptos han lavado el cerebro del maltrecho agricultor afgano con consignas tales como: “estos ocupantes extranjeros, infieles, enemigos de Ala, que no profesan la fe verdadera, tratan de utilizaros, explotaros, mataros de hambre”.
Comprar las cosechas y destruirlas condujo a un círculo vicioso: el Gobierno adquiría amapola de acuerdo con las producciones anteriormente declaradas y los campesinos incrementaban las áreas de cultivo y la producción, de modo que los excedentes no vendidos al Gobierno se canalizan hacia el mercado clandestino de la droga.

Otra manera desesperada de terminar con el perverso mercado fue la contratación, con dinero de la CIA, de fuerzas paramilitares que destruían las cosechas clandestinas de opio. Ese método fue aún más contraproducente: la destrucción aterró a los campesinos, que defendieron sus campos con las armas o se acogieron a la protección de los talibanes que lograban un doble provecho: ganar amigos y además, lucrarse económicamente del narcotráfico, del que se calcula que obtenían hasta el 60 de sus recursos. Por lo tanto parece ser que la única opción es arrasar la tierra con napalm y no crezca más la maldita flor.

Según El New York Times, en 2016, un líder del movimiento, el Mulá Akhtar Mansour, figuraba “entre los primeros dirigentes talibanes en vincularse con el narcotráfico… y más tarde se convirtió en el principal recaudador del narcotráfico de los talibán, consiguiendo enormes beneficios”. John Sopko, director de SIGAR (agencia estadounidense para la reconstrucción de Afganistán) comentaba: “La oportunidad de beneficiarse del comercio del opio ha provocado alianzas entre miembros corruptos del Gobierno, traficantes de drogas e insurgentes”. No en vano Afganistán figura a la cabeza de los países más corruptos de la Tierra junto con Cuba.

Afganistán como es sabido es el principal productor de opio del mundo (84%) con unas 9.000/10.000 toneladas, el doble que hace seis años. Con esa cantidad se pueden sintetizar unas 1.200 toneladas de heroína y aún sobrarían 4.000 toneladas de opio que se fuman o transforman en morfina y otros fármacos, elaborados por las grandes industrias farmacéuticas como la metadona, la naloxona el fentanilo y otros…

El precio de estas drogas, tanto su comercio legal (farmacéutico), como el tráfico ilegal supera los cien mil millones de dólares de los que se quedan en Afganistán menos del 4%

Paradójicamente la producción afgana de adormidera entró en retroceso cuando los talibanes alcanzaron el poder en 1996, pues penalizaron severamente su producción y consumo, pero como la miseria –siempre habitual y, sobre todo entonces, tras dos décadas de guerra y destrucción- causaba tremendo malestar y conflicto abrieron ligeramente la mano pensando que, después de todo, aquel veneno cuyo mercado llegó a estimarse antes del cambio de siglo en quince millones de consumidores a escala mundial (1,5 millones en la Comunidad Europea, 3 millones en Estados Unidos), constituía un arma y un castigo divino para los infieles enemigos del Islam a la vez que aportaba las indispensables divisas para sostener la lucha islamista. La producción llegó al mínimo en 2001 con tan sólo 185 toneladas a causa de las restricciones y la guerra.

Desde entonces, pese a las presiones estadounidenses y sus aliados y a los más de ocho mil millones de dólares empleados en su represión, el crecimiento ha sido exponencial: los cultivos ocupaban al comenzar el siglo XXI unas 100.000 ha., en 2007 la superficie cultivada ascendía a 193.000 ha. , en 2014, a 224.000 ha., en 2017, a 318.000 ha. La producción, ha evolucionado en consonancia: de 3.400 Tn. en 2002 a 7.400 Tn. en 2007 y a cerca de 10.000 en la última época. No hace falta ser un lince para concluir con John Sopko: “Estas cifras, por decirlo sin rodeos, constituyen un rotundo fracaso”.

Un fracaso monumental: el área dedicada a la amapola real, en detrimento de los productos agrícolas alimenticios o industriales, se ha multiplicado por más de tres, la producción de opiáceos, por cerca de cinco, que llegan a los cuatro puntos cardinales de la Tierra por medio de las redes de narcotraficantes que los canalizan mayoritariamente a través de la conexión Irán, Turquía (llegando a Europa a través de los Balcanes), Rusia y Pakistán.
El coste para el país es terrible: Afganistán cuenta con el mayor porcentaje mundial de drogadictos: según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), cuatro millones de afganos son drogadictos (11% de la población); en esa cifra se cuentan 900.000 mujeres y, más terrible, unos 100.000 niños ya nacidos adictos. Según la ONUDD, la heroína causa más de tres mil muertes al año: más víctimas civiles que la guerra.

Así pues, si el planeta ya estaba jodido, una vuelta de tuerca mas, Estados Unidos pierde de manera humillante su papel de superpotencia e IRRESPONSABLE Y PELIGROSAMENTE le cede el liderazgo mundial a Rusia y a China. Y de paso da poder a unos locos fanáticos talibanes, que junto a otras facciones terroristas como Estado Islamico-ISIS, AlQaeda, ponen a Occidente en manos de estos dementes, que con el monopolio del mercado de la droga (con la consiguiente desestabilización de las sociedades occidentales), libera al diablo Taliban para seguir traficando y cometer posibles atentados terroristas en Estados Unidos o cualquier otro país de la llamada civilización occidental.