Archivo

Archive for 28 enero 2021

“…y entonces vinieron por mi”

28 enero, 2021 120 comentarios

por Raul Izquierdo

 

 Espantado de todo !… Convencido aun de la imprescindibilidad de la virtud, pero dudando de todo y mas, sobre la vida futura y sin fe alguna en el real mejoramiento humano !

Si lo que vimos y vivimos durante todo el mandato del Presidente Trump, nos parecia nefasto e insultante, aquello no era nada para lo que ha sido lo visto y vivido desde el mismo dia del mega-fraude y que solo los ciegos por voluntad propia no quieren ver porque se niegan a ello. 

 

Medios y personas, todos llevados por una animadversion irracional hacia la personalidad de un hombre, obviando los actos, que por encima de todo y a su manera, ha trabajado para todos y logrado no pocos exitos en un amplio frente de asuntos de vital importancia para USA y para el Mundo. Un hombre que ha visualizado con claridad los problemas y nos los ha develado para despertarnos del letargo en el que hemos estado sumidos por confiados o credulos, inmersos en el stream del trending imperante para entender que ya USA no era, ni por asomo, el Pais que idealizamos.

Un hombre que no ha iniciado una sola guerra, que en cambio ha ido sacando las tropas de fronteras lejanas tras pactos mas justos para E.U. con esos paises y con los paises miembros de la OTAN
Un hombre que ha puesto todo en su lugar, que ha dejado claro su compromiso con la Nacion y el pueblo americano, un hombre que ha librado batallas cruentas siempre a contra corriente, siempre denostado y agredido por los poderes que combate pero tambien por los “no tan” tontos utiles, que por ignorancia de la historia confunden al poder con la razon, sin ver como son llevados al atolladero del totalitarismo neoliberal relativizante de la moral y la etica. Nunca antes otro Presidente hizo tanto en tan poco tiempo y con la entrega patriotica que lo ha hecho Donald Trump ! Y como hace, avanza y eso no le conviene a quienes pretenden ralentizar y minimizar las libertades y los derechos para borrar los Estados Nacion, abolir la familia, la fe, las tradiciones, las fronteras, la identidad y la cultura autoctona de los pueblos.

El poder al que Trump se ha enfrentado, no es solo el poder de las Elites financieras, que ya es monstruoso, es toda una suma de poderes que, hasta su llegada a la Casa Blanca, han sido hegemonicos y han actuado impunemente destrozando los principios fundacionales de los Estados Unidos de America y erosionando su supremacia mundial para bien de las Democracias y los Estados de Derecho, que significa sobre todo bienestar para los pueblos.

Por puro odio y afanes de poder le han hecho un mega-fraude premeditado con alevosia, les ha salido bien porque han contado con la corrupcion del sistema ya generalizada en muchas de sus Instituciones, Entidades y Funcionarios inmorales, vendidos al poder o asustados por este con suficiente cobardia como para hacer que sucediera lo increible, el fallo del sistema que habia sido faro y ejemplo de diafanidad en los procedimientos conforme a la Constitucion, el orden y la ley.

No contentos con el fraude, sabiendo que no ganaron, el acoso continuado llego al limite de provocar una crisis, creada por ellos como trampa, para que insuflando a personas mercenarias disfrazadas que se confundieron alli, traidos en autobuses, estilo que conocemos muy bien los cubanos y conocen los venezolanos, deplorables de Antifa y BLM (y quien sabe si de alguna agencia de 3 letras) camuflados con los simpatizantes alli reunidos en protesta pacifica y caldear los animos con el fin de soliviantar la masa reunida frente al Capitolio, a donde no fueron enviados para irrumpir en la sesion del Congreso, eso es falso y mal intencionado, aunque mordieran el cebo y cometieran el error de irrumpir, por cierto, sospechosamente facilitados por la policia, que desestimo la seguridad de un sitio tan seguro, como parte del plan de emboscarlos dentro y acusarlos de culpables de rebelion contra el Estado y asi emplazar a Trump acusandolo de aquello de lo que han sido ellos los culpables…Inaudito !

Luego se han sumado al escarnio muchos de ambos Partidos, ni hablar de la actitud del Vicepresidente Pence, la actitud coordinada de los medios, la prensa, las redes sociales, los gobiernos lacayos del globalismo y de Soros, hasta el Vaticano ha sido acusado de estar implicado en la afrenta, espiando o hackeando las elecciones americanas en un complot sedicioso internacional sin precedentes en la historia moderna. Investigaciones al respecto de las autoridades de EEUU? Cero.

El Impeachment en el que quieren devaluar politicamente a Trump, ademas de ser de un ensañamiento envilecido, es ademas premeditadamente intencionado para descalificarlo para una posible candidatura en el 2024, es acoso y derribo, no hay ni habra para el derechos ni justicia, es una jauria de hienas lo que esta soportando con estoicismo ejemplar.

Ya desgobernando Biden y Kamala, con 24 ordenes ejecutivas en sus primeras 72 horas,  podemos decir que este pais se fue a bolina! Pero no empezo hoy. Tan solo revisando minutos en las redes encontramos esta recopilacion:

  • En 2011, cuando centenares de demócratas invadieron el edificio del Capitolio de Wisconsin en Madison y lo ocuparon físicamente durante más de dos semanas… Nos dijeron: “Así es la democracia”.
  • En 2016, cuando Obama era Presidente y cientos de BLM bloquearon las carreteras interestatales y atacaron violentamente a la policía (incluso mataron a varios)… Nos dijeron: “Asignar las acciones de una persona a todo un movimiento es peligroso e irresponsable”.
  • En 2018, durante las audiencias de Kavanaugh, cuando una multitud de demócratas irrumpió en el edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, DC y golpeó la puerta con los puños con rabia. Nos dijeron: “Es comprensible”.
  • En los disturbios del verano de 2020 en las principales ciudades del país cuando grupos aplaudidos, incitados y defendidos por congresistas demócratas marcharon por las calles, incendiaron edificios, saquearon negocios, asaltaron e incluso mataron a transeúntes y policías, Nos dijeron: “Estas son en su mayoría protestas pacíficas”.
  • Recuerda cuando los demócratas tomaron varias cuadras del vecindario de Capitol Hill en el centro de Seattle y lo declararon zona autónoma? Recuerda las muertes y la destrucción total?… Nos dijeron: “Es un ambiente de fiesta de barrio”.
  • Recuerda cuando una turba enloquecida se reunió después de la Convención Nacional Republicana y atacó a Rand Paul, un senador estadounidense en funciones?… Nos dijeron: “Sin justicia, no hay paz”.
  • Recuerda cómo le dijeron a la policía que se retirara, los gobernadores se negaron a llamar a la guardia nacional y los demócratas pagaron la fianza por los manifestantes violentos que fueron arrestados?… Se nos dijo: “Esta es la única forma en que se puede escuchar a las personas oprimidas”.

Condenables las acciones de quienes irrumpieron en el Capitolio, ero no la de mas de ciento cincuenta mil (tal vez mas) manifestantes pacíficos que estaban en la zona, ni la de 75 millones de seguidores de Trump, por un puñado (52 arrestados) que eligio no tener ley y desafiar todo lo que defendía la gran mayoría de la multitud.  Los conservadores somos defensores de la Constitución, la policía y el estado de derecho. El hecho de que unas pocas personas decidieron hacer algo estúpido (y esta por ver quienes eran algunos) no va a anular la honra ni la integridad de la gran mayoría.

 Ahora afirman: “Es hora de la unidad”.  De lo que es hora es de reflexionar cuidadosamente. Algunos que hoy alzan sus voces por los que murieron en el asalto al Congreso (que no debieron morir y eran por cierto todos seguidores de Trump, incluyendo el policia) pusieron la rodilla en tierra por la muerte del Sr Floyd pero no rechazaron las muertes de los que cayeron a causa de aquellas protestas “pacíficas”de 2020. Como es posible tanto doble rasero?

Quienes son los mas culpables de lo que sucede hoy en EEUU? Los principales con seguridad la confluencia de agendas domesticas y globales de lo peor de la izquierda y mezquinos intereses economicos y de poder global, con sus medios de comunicación convertidos en seccionales de propaganda, que nos han dicho durante años que la violencia es la única forma en que las personas que se sienten oprimidas pueden ser escuchadas, es la única forma de obtener justicia y que así es la democracia. Al parecer, unos pocos que estaban entre la multitud aquel miércoles 6 de enero los escucharon.

Antes decia que el 2021 iba a ser impredecible e incierto, pero ya se va dibujando el perfil de lo que sera. Luego el 22, 23, 24, 25, 26… si lo permitimos. 

Del informe de la minoría a la cultura de Cancelación.

21 enero, 2021 83 comentarios

Por Lord Jim


No hace mucho leía sobre la “Cultura de la Cancelación” como un recurso “trans-moderno”
(y lo llamo así, ahora que todo suele ser “trans” o “post”)
de aplicar el clásico Bullying de toda la vida traspolado a ese ecosistema virtual, cada vez más notorio en nuestras vidas, de redes sociales y nicknames. Y es que hasta el hecho de aceptar la propia identidad en redes, obviando el clásico nick del “otro yo”, no salva al sujeto de una especie “álter ego” digital por el que puede sufrir vejaciones, a riesgo de desencadenar una consecuencia negativa en sus conexiones con la vida real.

Me ha costado asimilar la “Cancel Culture”, pero las grandes tecnológicas, con el solo hecho de dar un teclazo, pueden anular a alguien como mismo las hordas ignorantes vandalizaron el busto de Cervantes o derribaron estatuas de proceres, reventando a golpes a infelices,saqueando comercios o quemando propiedades.

El hecho es que esos hombres detrás de Silicon Valley, por los que nadie votó, pueden impedir (preventivamente) que un Presidente votado por al menos 70 o 75 millones de ciudadanos, cometa una supuesta deriva criminal. Esa oligarquía de las Big Tech, de pronto, se ha destapado en lo que ya venía siendo un signo de su poder: la capacidad de juzgar de antemano quién puede llegar a ser un peligro para la gran masa de carneros en la plaza de Internet. No lo parece pero es realmente aterrador!

Solemos pasar por alto los peligros cuando no vienen envueltos en ese manto real que llamamos vida, donde respiramos y las angustias y miedos se nos hacen inmediatas por la química corporal de miles de años de evolución. Quizá es por eso que un hecho como ese no nos toca en la fibra de la prontitud que revela el peligro.

Sin embargo, pocas cosas revisten hoy día una amenaza tan cercana a nuestro mundo inmediato y vital como un poder corporativo elitista interpretando, a sus intereses, la posibilidad de criminalidad o el potencial daño social que puede causar un individuo con trazas de líder en una sociedad.

La estocada a la democracia es tan mortal que, sin importar qué tan estúpidas puedan ser esas élites de Silicon Valley en su cretinismo izquierdoso neomarxista, de pretender hacer un fetiche de la propiedad privada, aludiendo a derechos corporativos, se arrogan la facultad de actuar como un monopolio partidista totalitario en virtud de un proletariado distópico y grupal, de género o identitario, trans-humano y post-humano, en la medida de su arbitrio. Dicho de modo más propicio: en la proporción justa del concubinato, nada casual, con esas otras élites financieras que, a la sombra de siglos, vienen imponiendo sistemas políticos y experimentos económicos; y así desde que el dinero es referente directo del valor de una mercancía.

Las consecuencias de cancelar descaradamente a un Presidente en funciones debería preocupar tanto como el oscuro camino que han abierto y, desde el cual, no hay senda recorrida ni por recorrer que lleve a un futuro de libertad de expresión, y mucho menos política.
¿Desde qué universo moral deformado se pueden anular las declaraciones de un Presidente?

Sin dudas, desde el de ellos, que asumen la acción de juzgar y la potencialidad que tienen millones de lectores, o seguidores, de interpretar las palabras de un jefe de Estado en un sesgo particular. Es decir, no condenan el acto criminal en sí, que no existió, sino el riesgo de interpretar el discurso político de manera alejada a los cánones ideológicos de su dictadura. Y dudo que lo sepan, pero eso ya lo práctico su progenitor ideológico Vladimir Ilich Lenin en “La Organización del Partido y la Literatura del Partido” cien años atrás, lo que ni siquiera los hace originales en su censura, sino cercanos a una tiranía de élite marxista, que al fin y al cabo es hermana de la fascista.

La purga que han iniciado, sin hacerlo notar, ha revelado el mismo manto de posibilidades de interpretación que pretenden evitar. Lo que pueden censurar a partir de aquí no tiene límites porque, si juzgamos moralmente, vomitando un “Reporte de la Minoría”, como el relato de Phillip K. Dick, a modo preventivo, cualquier discurso estaría impregnado de susceptibilidades censuradoras, ya fuesen de izquierda, de derecha, feministas, religiosas, de género, filosóficas y hasta científicas; y esas grandes tecnológicas que actúan hoy a modo de “Precogs” del discurso “progre” y lo “políticamente correcto”no tardarían mucho en convertirse en gendarmes de la paradoja magistral del autor de ciencia ficción, en la que John Anderton, su protagonista, no solo demuestra su inocencia, sino que, además, el sistema que lo preconiza como criminal no resulta erróneo.

El peligro al que se enfrenta cualquier ciudadano de este mundo ya no radica en ser un idiota de piel de búfalo y cuernos, o un racista y cabrón que de un tour por el Capitolio, o desfile armado hasta los dientes gritando consignas nacionalistas, o un antifa envuelto en pasamontañas negro que saquea y vandaliza,
sino en oponerse a esas élites liberales confabuladas con las tecnológicas, que hicieron del incidente del Capitolio un punto de inflexión para que el autoritarismo tecnocrático prevalezca sobre cualquier vestigio de populismo o nacionalismo. Y a partir de ahora se esforzarán en marcar de escarlata a todos aquellos que prefieran el populismo a la tecnocracia, o la República institucional a las grandes corporaciones tecnológicas.

Y pocos caen en la cuenta de los tiempos que corren y la relación intrínseca de un universo virtual de la comunicación en redes con una digitalización y robotización de la sociedad. De un “reseteo” anunciado a bombo y platillo en el Foro Económico Mundial, la genocida agenda del Green New Deal de los liberales, que va muy a tono con esa otra “2030” de la ONU: un socialismo esclavista cantado, amalgamado en algoritmos de inteligencia artificial y deshumanización trans-género. Una China con su propia agenda de industrialización de altas energías y una política comercial de la “Ruta y la Seda”: el fin de América como potencia en menos de 10 años con los demócratas en el poder.

Dicen que el movimiento MAGA no ha muerto, que está vivo y apenas empieza. Me gustaría ser más optimista de no conocer como trabajan las élites liberales. Lo cierto es que ahora mismo están otra vez en el poder y apuesto que harán todo, absolutamente todo, para nunca jamás perderlo.
Se abre un futuro incierto tras el paso del único Presidente que puso al Deep State al descubierto fuera de la Casa Blanca.