WANTED

25 octubre, 2020

Por Lord Jim

Las listas han sido siempre un mecanismo infalible para reunir y organizar nombres y procesos, clasificar y de denominar funciones, actividades, algoritmos y métodos de estructurar cualquier posible proyecto en el amplio espectro de la acción humana. Las listas son intrínsecas a la manera organizacional del quehacer del hombre. Pero eso sí, hay listas y listas, como mismo hay hombres y hombres.

Por desgracia siempre existe el riesgo de ciertos paralelismos cuando se habla de listas, y más cuando estas tienen un corte inquisitorial a modo excluyente en cuanto etnias, razas, traidores y asesinos. Así nos encontramos una tan infame como la de Hitler durante su tenebroso imperio, en que ordenó a un conocido antisemita, johaan Von Leers, la redacción de un listado de nombres desafectos al nacional socialismo y que vio la luz en un libro bajo el título «Juden Sehen Dich Ann» ( Los Judíos te están espiando ) en la que incluyó más de 3000 mil nombres, entre ellos a Charles Chaplin y Albert Einstein….
También durante el régimen de Videla se destaparon listas negras que incluían artistas, periodistas e intelectuales, con nombres como Julio Cortázar o el actor Héctor Alterio. Eran tan minuciosos en su selección que tenían una especie de categorías para señalar el grado de peligrosidad, dependiendo de cuán marxistas podían ser dichos enlistados. El que caía en la última de ellas, donde claramente definían al desgraciado como marxista convencido y activo, lo más probable es que terminase desaparecido en unos de esos paseos en avión donde te lanzaban al mar como un saco de papas, después de ser torturado, violado y hecho mierda en la antigua escuela de mecánica de la armada.

Por suerte, para los aún pensantes en este amargo panorama de lobbies cubano-americanos, castrismo inquisitorial autóctono del régimen, chivatos y castrismo exportado y renovado en la figurilla del mediocre pero empoderado bufón de Alex Otaola, hay personas que piensan que lo que él está haciendo no es nada nuevo bajo el sol, ni mucho menos edificador de ningún proceso como no sea la permanencia del sistema que ha marginado, dividido y humillado a todos los Cubanos durante 61 años de asquerosa tiranía.

Y es que si bien hay muchísimos infames que merecen ser enlistados en una hilera de traidores y vividores que han apuntalado la dictadura durante más de medio siglo de su existencia, ni él ni ningún mortal de este mundo es autoridad suficiente, ni experto en materia jurídica para exponer nombres a su conveniencia y arbitrio haciendo un show sensacionalista de purgador del mal. A ningún Cubano que de verdad haya sufrido en carne propia la represión olvidaría montones de nombres que han hecho su vida miserable. Pero para llegar a ese momento de enjuiciar personalmente a cada quien estaría la justicia constituida en un órgano competente y eficaz, capaz de hacer valer los derechos de cada cual ante un tribunal competente que juzgue sus posibles delitos.

Su intento de trascender mediante el apoyo visible de senadores y congresistas cubano-americanos en un bochornoso espectáculo, que llevó al Presidente de los Estados Unidos, en franca campaña electoral, a la comunidad cubana del exilio, es solo una muestra, un destello de la componenda secreta de esos lobbies con intereses del Deep State en un futuro arreglo electoralista con el castrismo. Y la evidencia de eso es tan clara como el encumbramiento que ha tenido su jefa, Rosa María Payá, por esos mismos agentes que llevaron al payasín delante del Presidente a entregarle la desdichada lista. Todo es una farsa. Pues si acertado es que el Departamento de Estado norteamericano tuviese o manejara nombres de potenciales enemigos de los Estados Unidos provenientes del castrismo, nos encontramos que el mismo hace oídos sordos a los reclamos de varias voces que, desde hace años, vienen reportando nombres de castristas confesos infiltrados en universidades, esbirros desertores del régimen, nietos e hijos de generales y dirigentes partidistas del PCC haciendo vida en los States y disfrutando de las bondades y posibilidades de negocios que ofrece el sistema norteamericano con dineros mal habidos y la tácita permisividad de administraciones como la de Obama, encargada de infectar de agentes del régimen el territorio estadounidense.

Cada día se hace más evidente el abandono de la oposición interna, el desamparo del pueblo de Cuba, en sentido general, a un giro político de acercamiento a modo de guiño electoralista que permitiría una salida pactada a la grave crisis económica y social que enfrenta la dictadura. Los 20 años de comparsa electorera de Venezuela son una película calcada al intento vulgar y descarado de esos políticos cubano-americanos, fabricando y dando visibilidad preferencial y casi absoluta a esa otra figura que han convertido en heredera de un legado como el de Osvaldo Payá, que tanto lucho por un cambio real de la sociedad cubana y denunció ese «Cambio-fraude», el mismo que pretenden imponer mediante una organización que realmente no es opositora de nada como no sea la de acallar, mediante su dinero y padrinos poderosos, a los pocos opositores reales que subsisten en la isla, apagados, marginados, presos o silenciados hasta por la prensa corporativa que emite temas de actualidad para Cuba.

Y entonces las razones de esa lista se hacen tan insulsas como los reales motivos del presunto autor. Toda la fanfarria con la que anuncia su contacto con el Presidente, a modo del enchufado o familiar de un general o un dirigente de alto rango en la dictadura, debería ser una advertencia de peligro en cuanto a la persona que hace tal alarde.
Al final, dentro de Cuba, el único lugar de donde debiera venir una fuerza estructurada que respondiera a la necesidad de un cambio verdadero, los pocos que aún conservan en su psiquis un mínimo de sentido común, solo piensan en escapar de la manera que sea. Y eso, en buena medida, se lo debemos a estos espantapájaros y monigotes que han encontrado una manera de lucrar con el dolor de todo un país sumido en una tiranía de larga data.

«El Cambio es ya», dicen los acólitos de CubaDecide en sus hachtags propagandísticos: el «Cambio» con ellos va a llegar cuando la rana crie pelos y su bufón del turbante sea sincero.

  1. 8 noviembre, 2020 a las 11:43 AM

    hay post nuevo de Raul Izquierdo….pero el no lo sabe

  2. raulizquierdo2009
    8 noviembre, 2020 a las 10:00 AM
  3. Romalh
    8 noviembre, 2020 a las 9:35 AM

    Lenin dijo: “Es cierto que la libertad es algo precioso, tan precioso que debe ser racionada cuidadosamente”.Stalin añadió: “No importa quién vota, sino quien cuenta los votos”¿Quieres saber por qué #Maduro y la mayoría de gobernantes socialistas de izquierda están a favor de #Biden?, ¿Quieres saber por qué el expresidente de Costa Rica, Oscar Arias detesta a #Trump y Laura Chinchilla hoy felicita a Kamala Harris? ¿Te gustaría no ignorar lo que podría ser la “nueva normalidad” para el país, en donde los medios de prensa son quienes determinan (de acuerdo a proyecciones) quien gana una elección?. ¿Ganó realmente Joe Biden, o será que, de la manera más astuta e ilegal, Estados Unidos tendría en poco tiempo a la primera mujer, negra, pro aborto hasta el 9no mes, pro inmigración ilegal y más “progresista» de su historia (quién haría ver el progresismo de Obama como un niño jugando en el parque), como la presidenta número 47?¿Por qué congresistas demócratas, como Alexandra Ocasio Cortez, están sugiriendo en sus cuentas de twitter establecer listas negras con los nombres de quienes apoyan a Trump como si estuviéramos siendo parte de la novela de George Orwell: 1984?Escrita y dirigida por el aclamado cineasta, académico y autor de best-sellers del New York Times, Dinesh D’Souza, este documental, debió enviar un mensaje antes de las elecciones que, si bien repercutió en el electorado legal, subestimó, a la que sería (en palabras del propio Biden) la mayor organización de fraude electoral de Estados Unidos para lograr, de una vez por todas, eliminar de la ecuación al presidente Donald Trump y su lucha en contra del globalismo.Gracias al equipo de traducción de #LosIgnorantes, por primera vez completamente subtitulado al español…Este documental nos va a dejar muy claro lo que podría ser (para todo el mundo) la consumación de la agenda más oscura que haya enfrentado la humanidad. ¿Terminó el tiempo de los patriotas y valientes o se hizo más fuerte?

  4. Romalh
    8 noviembre, 2020 a las 9:32 AM

Comment pages
1 3 4 5
  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: