Archivo

Archive for 23 agosto 2020

Recuerdos del Bobo de la Yuca: historias de la vida irreal

23 agosto, 2020 200 comentarios

por El Bobo de la Yuca

Cada cubano emigrado puede escribir un extenso libro sobre sus vicisitudes por escapar del infierno, pues para muy pocos fue facil. Pero el infierno cotidiano tenia sombras y luces y mil anecdotas tambien. Estas descargas “testimoniales” siempre son utiles, sobre todo para los no cubanos que no conocen bien la realidad cubana. Si crees que alguna vez te extendiste mucho, yo estoy desvelado y ahora me toca a mi je je…

Cuba tenia varios medicos que rankeaban entre los mejores del mundo
Uno de ellos era Rodriguez Diaz, que cuando la gente decia “no te agites que el corazon no se opera”, el ya lo operaba, fue el primero en Cuba en operar el corazon.

A Julio Lobo, el hombre mas rico de Cuba, en un atentado le dieron un tiro en la cabeza, y Rodriguez Diaz en una sensacional operacion de mas de 2 horas le salvo la vida y evito que quedara cachicambeado. Y despues le paso un bill por 4,000 pesos. Julio Lobo penso que abusaba de el por ser muy rico, y le envio dos cheques de 2,000 pesos, uno por la operacion y otro de propina, diciendole que no creia que una operacion de dos horas podia costar tanto. Rodriguez le contesto:–Yo no acepto propina — y le devolvio el cheque de la propina diciendole : –si Ud puede ganar 4,000 en una transaccion comercial de una hora, yo puedo ganar 4,000 en 2 horas — y le envio otro bill por 2,000 pesos diciendole que si no pagaba lo llevaria a los tribunales. Y Julio Lobo pago sin chistar.

Cuando el hijo de Fidel tuvo un accidente, lo opero Rodriguez y alli conocio a Fifo.
Fifo Castro habia ordenado a Inmigracion que cuando una personalidad, un VIP, pidiera para irse de Cuba le avisaran y asi, cuando Rodriguez presento para irse, Fifo hizo que lo llevaran ante el para darle una muela. Le pregunto porque se iba, y el medico le dijo: — Esto ahora es socialismo y no podre mantener mi nivel de vida. — Fifo le dijo:– Si, pero yo te garantizo que siempre tendras un buen sueldo de 800 o 900 pesos…– y Rodriguez le dijo:– Eso es lo que yo gasto en la fuma solamente.– Lo que era cierto, pues tenia un tabaquero particular que iba por las vegas recogiendo las mejores hojas y solo torcia 15 o 20 tabacos diarios para el medico y sus amigos.

Rodriguez tenia un hobby: los toros de raza para cria. Y los criaba para llevarlos a exposiciones y tambien para venderlos. Un toro de esos podia valer 50 y hasta 100 veces mas que un toro para el matadero. Cuando intervienen su finca ponen a un “capitan de La Sierra” al frente y, como ya empezaban las colas en las carnicerias, el capitan vio un toro en un cuarto con aire acondicionado y con un tipo para darle comida especial y mantenerlo limpio. El capitan dijo:– Si aqui se acabaron los niños bitongos, no pueden haber toros bitongos, el pueblo necesita carne, asi que manda ese toro tambien pal matadero…

Cuando le cuentan eso al Fifo, que ya estaba en la onda del ganado, se pone furioso y dice:–Para alla voy a ir ahora mismo. Un amigo del capitan le avisa que Fifo estaba furioso e iba para alla y el capitan se apendeja y se va pal monte, varios meses hasta que algun comandante medio a su favor cuando al Fifo se le paso su rabieta.

La peor ofensa que se podia hacer a un polaco en Cuba era confundirlo con un ruso. Habian 3 tecnicos polacos en un montaje industrial y los jodedores les preguntaban si eran rusos para ver el berrinche que armaban ja ja…

Una cosa que muestra la “abundancia” de comida en la “republica revolucionaria” era que alla por principios de los 70, teniamos un comedor en L y 25 y como la mayoria vivimos como adultos el capitalusmo, nos quejabamos de la dieta de chicharos, merluza, carne rusa, huevos, sardinas, visceras y considerabamos que aquel comedor era una mierda. Pero cuando venian becados jovencitos de la CUJAE de ultimos años a la Empresa en practicas , se asombraban de nuestras quejas y encontraban buenisimo el comedor.
Y mas aun, nos decian que su comedor era una mierda en la CUJAE… pero iban por aquel tiempo muchas vietnamitas (y vietnamitos) becadas y encontraban el comedor de la CUJAE maravilloso, llegaban como unas lagartijas flacas y en 6 meses se cebaban y echaban tremendos fondillones con aquel salcocho. Na… que todo es relativo.

Mi esposa hacia una vez por semana una “chicharada” a la cual le echaba chorizos, carne, huevos, viandas. Todavia mis hijas cuando vienen a pasar el dia le dicen:- Mami haz una “chicharada” (o garbanzada), e imaginate aqui con tanto chorizo, lacon, jamon, viandas, te comes un plato de esa “caldosa” de a verdad y sudas…

Recuerdo que durante los primeros años de “la mierda” la gente no robaba mucho en los centros de trabajo. Creo que se debia a que todavia la miseria no habia apretado; que todavia no se habian formado las mafias o entramados de corrupcion y a que mucha gente todavia creia que pronto llegaria el paraiso aquel prometido en que “tendriamos mas nivel de vida que los yanquis”.
Aun recuerdo las grandes expectativas en el año 69 con la Zafra de los 10 millones que iba a resolver “todos los problemas”. Si alguien se quejaba que la cosa estaba mala (y ya lo estaba) enseguida te decian:– hay que tener calma que ya TODO se va a resolver pronto.
El fracaso de la Zafra de los 10 millones tuvo un efecto demoledor, fue un “turning point”, pues ya la gente comenzo a desilusionarse y darse cuenta que le estaban tomando el pelo. Por aquellos tiempos comenzaron a llegar en masa sovieticos y demas del campo socista que ya hacia rato estaban desilusionados con el socialismo y muchos rusos nos enseñaron a bisnear, a robar.
Cuando iban a Cuba en mision de trabajo por largas temporadas ya sabian los articulos “bisneables” y llevaban varios como relojes Poljot, muñequitas Matriuskas , etc etc.

Un dia yo iba con dos rusos a ver un trabajo y paramos en mi casa a buscar unos papeles, les brinde unos tragos de ron y cuando vieron unos caracoles d e esos grandes espirales que llegan a tener hasta un pie de largo a veces, cobos, que mi esposa tenia de adorno, se volvieron locos. Les regale dos y les dije que yo sabia donde habia muchos. Ellos estaban en el hotel Sierra Maestra , alla por la Puntilla en Miramar, y alli comence a llevarles caracoles en cantidades industriales, que no se que hacian con ellos, ni me importaba, pero los cambiaba por spam, queso, carne, vodka y asi estuve mucho tiempo. Supongo que aquel ruso se los vendia a otros rusos. Mantuve buenas relaciones con varios rusos y eran en general buenas personas, solo que algo bisneros.

Alla por 1973 o 74 llegaron de pronto como 20 bulgaros que alguien habia contratado “en el marco” de colaboracion tecnica con el CAME y no sabian donde meterlos. Yo estaba al frente de un grupito o “seccion” de 7 u 8 que haciamos proyectos de AC, refrigeracion y ventilacion y me enviaron a uno de ellos. Le di un trabajo nada dificil, se sento y comenzo a estudiar un libro que traia durante 2 dias. A las doce ibamos a almorzar a un comedor en L y 25, y me dijo :– Te invito a comer algo a mi cuarto– que era en el hotel Saint Johns, (donde estaba hospedado mientras lo ubicaban) a una cuadra. Cuando llegamos y abrio la puerta, yo recule pues habia una mujer en bloomer y ajustadores, su esposa, (un bomboncito , solo un poco gordita) y me dijo : –entra, entra– Hacia calor, pues el aire no funcionaba y ella siguio asi, como si nada, cosa dificil de entender para un cubano.

Alli empezamos a comer embutidos , queso y tomar cogñac bulgaro, y me dijo, que en esa especialidad que le habian asignado estaba encuero, pues su especialidad era otra y que le diera una mano para ponerse al dia. Lo ayude mucho en los primeros dias hasta que cogio la cosa e hicimos muy buena amistad. Despues vivia en el Nautico y a cada rato me invitaba a su casa y siempre me regalaba carne, embutidos, queso, cogñac. Era un tipo muy listo y agradable y cuando se fue de Cuba fue a Paris con una hermana que se habia casado con un industrial millonario y le habia regalado un apartamento en Paris. 4 o 5 años despues volvio a Cuba como turista, de su bolsillo y me dijo que habia alquilado su apartamento en Paris y que con esa renta podia vivir en Bulgaria sin trabajar, pero que ademas se habia puesto a cultivar uvas y a hacer vino y asi se buscaba buena plata adicional.

Habia una prieta que limpiaba los baños y siempre se estaba quejando que se orinaban fuera del urinario. Un jodedor del cubiculo nuestro le dijo:– Esos son los bulgaros que tienen el bate corto– y ella le dijo:– Si tienen el bate corto que se arrimen mas al cajon– e inmediatamente fue a decirle al director que le llamara la atencion a los “burgalos”

A pesar de todo, a pesar del infierno que ya nos rodeaba, tambien nos divertiamos en esos tiempos…la juventud es siempre un tesoro.
bueno voy a ver si puedo dormir un rato… buenas noches