CONCILIA: Un testimonio directo desde VENEZUELA

6 febrero, 2019

Por Concilia Rodriguez

Espero, que no me olviden, todo lo que aprendimos con ustedes no tenemos cómo agradecerlo. Son las cuatro de la madrugada y, ahora es que voy a dormir. Son 20 años de un infierno, donde nos decepcionamos, caímos y nos levantamos, pero jamás nos rendimos. Estos Días de tanto cansancio, no nos han pegado ni un poquito, porque es un cansancio donde ya estamos cerca de la salida del túnel. Estamos llegando con las manos y pies rotos, tratando de escarbar cual Conde de Montecristo el túnel que nos sacará a la libertad; ya es el final. Me tomé la libertad de postear todo eso, porque yo siempre he sido de la casa.

Amigos virtuales, a los que no tuve el honor de conocer personalmente. He ganado varios premios literarios, en el que gané en México una mención de honor en un muy buen lugar; menciono al Blog de los 4 gatos. Elegida entre 35 mil obras en un país donde difícilmente otra nación puede lograr el lugar que yo logré. Ahora  hemos luchado por años y los frutos están listos para cosecharlos. Muchos dicen: “los venezolanos tuvieron que esperar, para que USA los liberara” Nuestro agradecimiento eterno al gobierno de Los Estados Unidos, pero, nunca nos hubiesen podido ayudar, si nosotros no hubiéramos luchado desde adentro.

Las veces que pudieron ayudarnos fuimos traicionados por los políticos.

Ansias de poder, dieron al traste con toda la lucha ciudadana el 11/04/2002. Los ciudadanos respondimos, marchamos, enfrentamos represión con golpes, gases lacrimógenos y balas. Los políticos, todos querían ser presidentes no se pusieron de acuerdo y, regresaron a Hugo Chávez. El referéndum del 2004 para revocar a Chávez, lo ganamos, pero, ya Carrasquero y Jorge Rodríguez estaba en el CNE. María Corina lucho cómo una leona, junto con nosotros y tuvo que dejar la consultora SUMATE y, el Señor Jimmy Carter nos terminó de joder. Elecciones parlamentarias, el 04/12/2005 los ciudadanos trabajamos por esas elecciones, buscando peso político para que Chávez no pudiera hacer lo que le daba la gana. ¿Qué pasó? Ramos Allup y Borges, consiguieron que los políticos de oposición, se retiraran de la contienda electoral. Los ciudadanos nos quedamos sin representación en el parlamento. Después de 2004 no hubo ni una sola elección limpia, nosotros votábamos, y el chavismo con sus máquinas, Carrasquero, Jorge Rodríguez y después Tibisay Lucena; nos tenían trancado el juego. Le dimos con nuestros votos la presidencia a Capriles en 2012, pero, este badulaque al que apoyamos y solamente esperábamos que nos dijera que nos lanzáramos a las calles, nos mando a tocar cacerolas. En 20013 volvimos a votar por Capriles y nos volvió a joder, para seguir siendo gobernador del Estado Miranda, aceptó sumiso a Nicolas Maduro. En 2015, les dimos con nuestros votos y una muy buena jugada, de Diego Arria, María Corina Machado, los venezolanos en el exilio, junto con los ciudadanos, pudimos hacer valer los votos al parlamento. ¿Qué hicieron los políticos? Pactaron con la dictadura, porque ya estaban comprometidos con prebendas y hasta los tuétanos con empresas de bolsillo. Luego vinieron, acuerdos de diálogos, traicionando a los venezolanos, manifestaciones donde nos masacraron jóvenes, mujeres, niños, ancianos. Después, de la misma forma en que se limpian las caraotas, sacando piedritas, granos partidos y cualquier basurita, sacamos a los políticos que ya sabíamos, porque lo han demostrado por años; nos han jodido la vida. Mientras los políticos, con los que sí contamos, hacían su trabajo, los ciudadanos nos encargamos del trabajo de calle, calladitos y sin aspavientos.
Que Borges es Embajador, que el embajador de Irak se suma al reconocimiento, cómo presidente encargado del Ingeniero Juan Guaidó, que Luisa Ortega ahora es más opositora que yo, que puedo sentir el placer y ahí sí el orgullo, de nunca haber sido comunista, ni chavista. Eso está fríamente calculado, amnistía y reconciliación, no significa impunidad.

Algunos dicen: –Los venezolanos pendejos, tuvieron que esperar que los gringos los liberaran. –La necesidad del apoyo internacional es, desde el principio de los tiempos; el problema que hemos tenido en la actualidad, siempre fue, las traiciones de los políticos “opositores” Si no necesitáramos la ayuda internacional: Francisco de Miranda no aparecería, en el arco de triunfo en Francia, ni hubiese luchado por la independencia de Los Estados Unidos. Simón Bolívar no sería el padre de la patria de cinco Naciones y, posteriormente de Panamá. Antonio José de Sucre, no hubiese comandado la batalla de Ayacucho en Perú con la que se puso fin al dominio español. En otro ámbito de colaboración de algún venezolano, tememos a Don Andrés Bello. Filósofo, político humanista, jurista y diplomático, cómo jurista fue el principal impulsador del código civil chileno; creó la universidad de Chile. Esto lo digo sin jactancia solamente cómo aclaratoria para los que nos llaman pendejos y sin poder de lucha. Ahora nos toca a nosotros recibir apoyo y ayuda principalmente de Los Estados Unidos, con asesoría de los que saben evadir las traiciones, saben de estrategias para liberarnos primero de los traidores y luego de la dictadura en ese orden, y sí, es verdad fue E.E.U.U. Quien nos ayudó y lo sigue haciendo, porque el resto de los países siguen a los Estados Unidos; estamos claros que de haber ganado la señora Clinton, cómo dicen los colombianos “No llegamos a ningún Pereira” he viajado a USA dos veces y es otro nivel, ahí no hay enemigos políticos sino, adversarios. Pero, en el caso Venezuela, sí, teníamos enemigos políticos, pero, no entre ellos, era los políticos de oposición y los pseudopolíticos de la dictadura, contra nosotros los ciudadanos que no aparecemos en televisión, ni dando mítines con palabras huecas. Los que fuimos despojados de tierras, de grandes y pequeñas empresas, los que no conseguíamos alimentos, medicinas ni podíamos presentar denuncias por falta de un carnet. Los que se fueron para no morir de hambre, para salvar la vida y para ayudar a los que nos hemos negado a dejar nuestro país. Porque jamás nos doblegamos, nuestro interés no es aparecer en los libros de historia o que nos reconozcan nuestras luchas; eso sería como querer que nos den un premio por haber criado, educado y alimentado a nuestros hijos, eso era apenas nuestro deber. Hablo en pasado, porque ahora tenemos el punto sin retorno y siento un amor maternal por esos estadounidenses, que nos han dado no esperanzas sino certezas.

Anuncios
  1. Gusanote
    23 febrero, 2019 en 9:50 AM

    Por esa valentia que tienes para llamar las cosas por su nombre es que siempre te he amado, por cierto tengo ciertos indicios de que el sr. Maduro. Intentando una jugada, que le aconsejaron desde La Habana pero al parecer los consejeros no quieren darse cuenta que no estamos en el año 1962. Chaoo Conci nos vemos
    ,

  2. 20 febrero, 2019 en 10:52 PM

    Hay post nuevo y mar de espuma
    gato encerrado y Pilar
    dice que no va a votar,
    que a farsas no va, a ninguna

  3. Romalh
    20 febrero, 2019 en 6:37 PM

  4. Romalh
    20 febrero, 2019 en 6:35 PM

  5. Romalh
    20 febrero, 2019 en 5:58 PM

  6. Romalh
    20 febrero, 2019 en 5:39 PM

    Te deseo mucha suerte Raul, espero verte pronto de vuelta.

  7. 20 febrero, 2019 en 3:10 PM

    Raul…Vas a salir bien y seguiremos disfrutando de tus magnificos y sabios comentarios…GOD BLESS YOU!!..BENDICIONES!!
    AL LUKAS

  8. raulizquierdo2009
    20 febrero, 2019 en 2:08 PM

    Bueno muchachos, con este receso mis transmisiones hasta nuevo aviso, si Dios me lo permite, estare fuera del aire ya saben la razon, espero salir bien de esta y con suerte conseguir una aceptable calidad de vida y una esperanza de supervivencia de al menos diez o quince abriles mas, no es mucho pedir pero seria mucho a agradecer.
    Como siempre digo “A los amigos les adeudo la ternura” Creo que es de una cancion poema de Alberto Cortez.

  9. 20 febrero, 2019 en 11:41 AM

    EL AZUCAR: “La muerte blanca”
    Asi le llaman a los casi medio million de personas que mueren por causa directa o indirecta del mayor veneno de la humanidad: El AZUCAR!!…en Mexico solo se calcula mata a mas de 100,000 personas al año!!…El azucar ha matado a mas seres humanos que toda las guerras que ha sufrido la humanidad desde que el mundo es mundo…esta llamada “Muerte Blanca” como es que la afronta la Coca Cola???..desviando la atencion hacia el “Balance Energetico”..es decir…que es el disbalance por ingerir mas calorias de las que quemas independiente del tipo de caloria…asi tratando de diluir la “calidad de las calorias” ..Dona 1 millon de dollar a la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado …para “estudios”….la Universidad le devolvio el dinero..El objetivo de estas compañias de sodas es solo profits aunque acabe con medio mundo utilizando cualquier artimaña incluso a vendidos cientificos…Vemos en las escuelas esas maquinas diabolicas llenas de agua con azucar llamadas “sodas” como envenenan a nuestro hijos..el menu escolar lleno de comidas chatarras (junk food)…los anuncio por la media llenos de esos “apetitosos venenos” utilizando a veces a reconocidos artistas …y…medio millon de personas “exterminadas” anualmente con la complicidad de gobiernos..partidos…Iglesias..cientificos comprados..El azucar es un “Arma de exterminio en masa”…mata mas personas en un año que las bombas de Hiroshima y Nagasaki!!…con la complicidad de mucho$!!…y la DEA dedicada a perseguir cocainas..marijuanas..y la mortifera azucar que??!!…o haran como el avetruz??

  10. Romalh
    20 febrero, 2019 en 11:29 AM

    Los mismos estados modernos, que tan puntillosamente suelen ser en todo lo
    que atañe a los “signos externos” de su soberanía, se hallan totalmente sujetos
    al funesto sistema y, por vía de consecuencia, a los beneficiarios del mismo, es
    decir, a la finanza internacional. El principio de las emisiones fiduciarias
    abusivamente concedidas a los bancos, a que aludimos en el epígrafe “Los
    Bancos Centrales”, hace que los Estados, por poderosos que sean, o crean ser,
    estén irremisiblemente sometidos a los financieros: al “Money Power”, como le
    llaman en América.

    national debit clock
    http://www.usdebtclock.org/

  11. Romalh
    20 febrero, 2019 en 11:17 AM

    El dinero, que debiera ser MEDIDA, es DEUDA. Y deuda impagable.
    ¿Por qué impagable? A causa del interés.
    ¿Cómo puede pagar el mundo más dinero del que ha sido creado como
    préstamo? ¿Cómo va a pagar 109 si sólo existen 100? Y esos 100, además, sólo
    existen “in abstracto”. El mundo no es un milagrero.
    ¿Cómo se resuelve, pues, este problema? ¿Cómo puede sobrevivir un sistema
    cuyos resultados crean fatalmente tal problema?
    La respuesta es sencilla. El problema no se resuelve; se aplaza, se pospone, y
    se logra que subsista mediante la aplicación de todo un complejo de
    subterfugios, paliativos y expedientes, a saber:
    a) Mediante las quiebras y bancarrotas de empresas.
    b) Recurriendo a suspensiones de pagos, y ventas por debajo del precio de
    coste, con objeto de obtener dinero líquido.
    c) Lanzándose a la loca carrera de la exportación, en la que es imposible
    que todos ganen, pero es muy probable que todos los exportadores
    pierdan cuando, para mantenerse en1 carrera, debe recurrirse al
    “dumping” lo que arruina, además, el mercado interior de los
    importadores.
    d) Con la práctica del sabotaje, es decir, el freno a la producción. Y, como
    corolario de todo el edificio…
    e) Mediante la creación de nuevo dinero-deuda, es decir, de más deudas
    impagables.
    Con las quiebras y el “dumping” se engendra la miseria, y el paro obrero. Con la
    exportación a cualquier precio, surgen rivalidades nacionales que pueden
    provocar guerras. Con el sabotaje a la producción se frena el progreso. y con
    la permanente creación de dinero-deuda viene la tiranía sobre individuos,
    pueblos y naciones: sobre el mundo entero.

  12. Romalh
    20 febrero, 2019 en 11:10 AM

    El resultado de la aplicación de la mecánica del sistema financiero a la
    economía transmuta, pues, todos los valores económicos. El lucro pasa delante
    de lo útil e incluso de lo necesario. Los mercados exteriores consiguen la
    atención primordial de los gobiernos. Luego, se ocupan de la industria, que
    puede procurar artículos, en masa, para la exportación. En último lugar, viene
    el pariente pobre, la agricultura.
    ¡Qué infame parodia de lo que debiera ser un auténtico y sano comercio
    normal! ¡Se explota, se esclaviza a otros países con grandes sumas de crédito
    financiero que ya no puede ser prestado en el propio país, para ser empleado
    en alguna parte para que reporte beneficios a los señores del oro, cuando los
    stocks del país desbordan y todos están deseosos de consumir lo que han
    producido!
    La exportación financiera por el crédito al extranjero no es comerciar
    honradamente con otros países, sino forzarles a contraer obligaciones; es un
    timo, un engaño destinado a sacar provecho de la creación de dinero a escala
    internacional y, en fin, es un medio ladino para llegar a dominar a otro país al
    que se ha hecho llegar a la deuda. La Deuda bancaria que es, por definición,
    impagable, a menos de contraer, para cancelarla -temporalmente- una nueva
    deuda, mayor que la anterior. ¡Y esto lo presentan los apóstoles del sistema
    como una contribución al entendimiento entre los pueblos! Pero ¿qué vemos por
    todas partes?
    A escala mundial, gobiernos de nobles naciones disputando cual verduleras
    suburbiales por la posesión de mercados, creando tensiones pre-bélicas. ¿Y a
    escala nacional? Pues a escala nacional, en todos los países ocurre lo mismo.
    Los industriales claman por rebajar, directa o indirectamente, los salarios, con
    objeto de ser competitivos en los mercados exteriores. Estallan huelgas. Los
    patronos, cuando pueden, responden con “lock-outs”. Como es natural, los
    obreros se enfadan con sus patronos. Los patronos, con sus obreros. Pero unos
    y otros están en manos de desconocidos financieros, que son quiénes controlan
    la cantidad de dinero que existe en el mercado.
    En esas circunstancias, una gran parte de la población obrera se quedará sin
    trabajo, a menos que los salarios se reduzcan, lo que es materialmente
    imposible. Y si no se reducen -directa o indirectamente- muchísimas empresas
    quebrarán, y de todas maneras los obreros se quedarán sin trabajo. Y cuando
    en fin una gran parte de la Sociedad -obreros y patronos, agricultores y
    jornaleros- se han arruinado, entonces el horrendo ciclo Prosperidad-Crisis-
    Prosperidad-Crisis, puede volver a empezar de nuevo. En tan trágicas
    circunstancias, ¿puede alguien sorprenderse del odio entre las “clases”? ¿O de
    los obreros contra los patronos? ¿O de los patronos contra los obreros? ¿O de
    las naciones entre sí?
    Nadie ve el verdadero enemigo. Nadie ve al Gran Parásito. O no lo quiere ver.
    Nadie parece querer darse cuenta de que la raíz de todos los males
    económicos se halla en las falsas promesas de pagar puestas en circulación a
    interés por los parásitos. Nadie parece querer admitir que si el dinero, a
    escala mundial, fuera verdadero, y no falso, no habría necesidad de fijar los
    cambios ni de hacer los tremendos esfuerzos que se hacen para impedir una
    demanda de oro superior al diez por ciento del que se ha prestado. Así se
    subvierte el orden económico natural. Y se arrojan a pueblos contra pueblos,
    naciones contra naciones, razas contra razas, para que sobreviva el más
    monstruoso sistema de robo que la mente humana (?) ha logrado concebir para
    establecer la tiranía de esa aquelarre de brujas que es la Finanza
    Internacional.

  13. Romalh
    20 febrero, 2019 en 10:00 AM




  14. Romalh
    20 febrero, 2019 en 9:16 AM

    La convertibilidad del papel en oro -que eso es el Patrón Oro-, y a precios
    regidos por la ley de la oferta y la demanda, es un sistema que debe,
    necesariamente, engendrar la miseria. Los industriales y los agricultores
    nacionales se ven encerrados en un círculo vicioso. Lo único que pueden hacer
    para ser competitivos es reducir los salarios de sus obreros, o automatizar
    más y más sus explotaciones lo que significa, a la corta o a la larga, despedir a
    un número determinado de sus empleados. Pero, precisamente, por haber
    rebajado salarios, o reducido plantillas, ya les será muy difícil, tal vez
    imposible, colocar todos sus productos en un mercado cuyo poder adquisitivo
    ha bajado, precisamente a causa de esa baja de salarios, o de ese paro. Los
    productores nacionales deben orientar, hasta donde sea posible, su producción
    de cara a la exportación. y así, un sistema cuya finalidad original fue,
    teóricamente, servir a las necesidades nacionales, se orienta, por la fuerza del
    nefasto sistema, a la producción de artículos suficientemente baratos para
    poder competir, con garantías de éxito, en los mercados exteriores.
    Esta es la finalidad de la Finanza Internacional: el Comercio Exterior. No se
    permite a ningún país vivir para sí. Por el contrario, cada país debe
    enfrentarse a todos los demás, para que los beneficios que obtenga el dinero
    sean en todas partes los mayores posibles.

  15. Romalh
    20 febrero, 2019 en 8:57 AM

    Pero la función principal, la esencial, diríamos, del Banco de Inglaterra y de los
    demás bancos centrales que irían apareciendo en todos los países, no era
    fabricar dinero, sino, por encima de todo, perpetuar, con el apoyo de la Ley, el
    sistema bancario moderno; es decir, asegurar la perennidad de las ilegítimas
    actividades bancarias.

  16. raulizquierdo2009
    20 febrero, 2019 en 8:44 AM

    Gente con seso que se niega a la ideologia de sexos…donde unos sobran, otros son imprescindibles !

  17. raulizquierdo2009
    20 febrero, 2019 en 8:37 AM

    Gentes con ideologia de sexos y sin sesos ! Estupida !

  18. Anónimo
    20 febrero, 2019 en 7:47 AM

  19. Romalh
    20 febrero, 2019 en 7:42 AM

    HERE’S WHAT THE MSM WILL NEVER SAY ABOUT TRUMP…UNLESS THEY GO ROGUE, LIKE THIS JOURNALIST RISKING IT ALL!

  20. Romalh
    20 febrero, 2019 en 7:40 AM

  21. Romalh
    20 febrero, 2019 en 7:37 AM

    February 20, 2019
    What FDR Knew
    By William Sullivan
    In order to secure a massive expansion of federal power to intervene in Americans’ lives and the marketplace, as FDR accomplished with his New Deal, politicians need to have both an indisputable crisis and a talent for deception. Alexandria-Ocasio Cortez and company have neither.

    The first point is the most obvious — there was an undeniable crisis occurring when FDR pitched his “New Deal” for the “Forgotten Man” in his 1932 campaign. This is a key distinction. In 1932, America was in the early years of the Great Depression, and FDR was promising to end the convulsions affecting our economy. That was a pretty attractive prospect.

    Radical leftist Democrats today, inversely, are promising to introduce massive economic convulsions which will undoubtedly change Americans’ way of life. That’s a tougher sell in generally prosperous times, and particularly when there are legitimate doubts as to the extent of the crisis that they claim climate change represents. Consider that the scientific models of the late 90s have been proven spectacularly wrong, predicting the rapid “global warming” of a globe that, for the last 20 years or so, hasn’t been warming. The public has good reason to be at least a little skeptical when the left employs its environmental doomsday prophecies while begging for more power and more of your money.

    And we have even more reason for skepticism with the Green New Deal, as packaged, given that there are myriad Trojan Horses contained within, carrying redistributive policies that have nothing to do with the climate, like guaranteeing all Americans jobs paying a “family-sustaining wage,” “high-quality healthcare,” and “economic security.”

    And that leads to the second reason why there won’t be a Green New Deal. You can’t just tell people that what’s best for them is to surrender their precious liberty and give the government vast new powers to experiment with centralized planning projects. To open the door for government to seize that kind of power, deception is required.

    Among the great many commonly believed myths about the Great Depression is that FDR saved us from the Hoover administration’s small-government austerity measures and laissez-faire approach to the economy. Nothing could be further from the truth.

    To fight the depression after it had begun, Herbert Hoover dramatically “extended the size and scope of the federal government.” He fully supported the Smoot-Hawley tariff, spent $500 million on a Federal Farm Board which subsidized wheat and cotton with disastrous results, spent three times that on his Reconstruction Finance Corporation which doled out federal money to politically entrenched banks and industries, and, when accounting for the deflation of the period, doubled federal spending between 1929 and 1933.

    With Americans seeing all that, FDR didn’t campaign in 1932 as a big government expansionist. He often presented himself as the small government alternative to Hoover, telling a Pittsburgh audience on October 19, 1932 that Hoover had been “committed to the idea that we ought to center control of everything in Washington as rapidly as possible — Federal control. That was the idea that increased the cost of Government by a billion dollars in four years.”

    To correct Hoover’s mistakes, he sometimes promised free-market approaches to economic growth, a balanced federal budget, and a 25% reduction in federal spending.

    But once elected, FDR didn’t do any of that. Rather, he expanded upon Hoover’s template by growing the federal government’s power to levels yet unseen. The National Recovery Act gave the government and industry leaders unprecedented power in fixing commercial prices. His Agricultural Adjustment Act made the problems created by Hoover’s farm board look small by comparison, making food less available and affordable for hungry Americans. Marginal income tax rates went skyward by 1935, and myriad new excise taxes (which are regressive, by nature) punished impoverished Americans as all the billions of dollars being extracted from them were being spent on make-work jobs created by his massive Works Progress Administration (or WPA, which critics called “We Piddle Around” at the time).

    Regrettably, the power dynamic between the government and the individual did shift heavily in favor of government in the New Deal era, perhaps more so than at any other time in American history. But that being his goal certainly wasn’t FDR’s opening pitch to the public to address the crisis at hand. And even in the thick of his New Deal policies being implemented, he still often denied that he was ultimately behind the increased government interventions, despite having created a vast system of patronage which divvied out federal money to states whose representatives went along with the President’s policy goals — like tax increases, for example. When taxes were hiked again in 1935, he deflected criticism by saying, “Heavens above, I am not Congress. I’m just an innocent, peaceful little fellow down here that makes a recommendation.”

    It’s only too obvious that the more radical standard-bearers of the Democratic Party lack a talent for such guile, and some on the left are now lamenting that fact.

    Over at Slate, Jordan Weissmann asserts, regarding Alexandria Ocasio-Cortez’s laughably juvenile FAQ meant to explain the goals of the Green New Deal, that it might reflect Ocasio-Cortez’s “unfiltered views,” but “many moderates are going to hesitate to go along with the program if they think the end-goals are not-so-secretly extreme and misguided.”

    The implication, intended or not, is that moderates might “go along” with the program if it were secretly extreme and misguided, which one can only assume Weissmann would prefer, given that he calls the bill a “step in the right direction.”

    But since I can think of no better description of this new crop of radical Democrats jockeying for media attention than “not-so-secretly extreme and misguided,” it’s pretty safe to say that their Green New Deal isn’t happening any time soon.

  22. Romalh
    20 febrero, 2019 en 7:30 AM

Comment pages
1 6 7 8
  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: