Rumbo a ninguna parte… y a toda vela

Por iyamiami

Un nuevo llamado, hecho por factores de la oposicion en Cuba, a apoyar a “los emprendedores” en la isla, refiriendose con este termino a los cuentapropistas, cuyas licencias y exito dependen de su grado de obediencia al regimen, ha sido lanzado.

La idea esta basada (para variar) en la tesis marxista de que la base economica determina la superestructura politica, porque al parecer quienes la defienden o son marxistas o no estan enterados de que la tesis es absolutamernte falsa y que lo contrario es la verdad, es la superestructura politica la que determina y elige cual sera la base economica. Para ejemplos toda la historia y en especial China, con 4 decadas de base economica capitalista feroz y una dictadura comunista gobernando, o la propia Cuba, que cambio su base economica capitalista por planes quinquenales comunistas primero y por feudalismo del siglo XXl despues, por obra, gracia y voluntarismo de una pandilla marxista mandando (no gobernando) desde alla arriba, aferrada a ser la superestructura.

El primero de mayo del 2016 desfilaron en la plaza o celebraron la festividad castrista en Cuba, segun Gramma, 200 mil trabajadores por cuenta propia. Como en aquel entonces habia medio millon de ellos, entonces casi la mitad no tuvo reparos en dar vivas a fidel publicamente. Mi pregunta es si a estos 200 mil tambien hay que apoyarlos o si van a apoyar a “los emprendedores” selectivamente, por ejemplo a Cuca la gamba que vende flores en la calle si, pero a Perico Comandante, que tiene un paladar y viaja a Washington a  pedir dinero y cabildear contra el embargo no.

Tal vez el apoyo a “los emprendedores”o empresarios sea exigir al gobierno castrista que se despolitice el otorgamiento de licencias? No, no veo ese reclamo por ninguna parte. Que pena, porque ese reclamo hubiera buscado echar por tierra el enriquecimiento selectivo de una sola tendencia politica, ademas de que hubiera dejado al descubierto la esencia verdadera de esta reforma raulista en particular, una de las que mas necesita para crear la nueva clase que costeara a los partidos o el partido castrista de una eventual seudodemocracia castrista, la materializacion del cambio fraude.

El sector privado cubano debe sus licencias a ser obedientes, como en Vietnam o China, no hay un solo opositor con una licencia para tener un negocio por cuenta propia. Como resultado de esto, solo un espectro politico, el procastrista y obediente, tiene mejoras economicas. Lo unico que puede esperarse de esta “nueva clase”en la Cuba postcastro que construyen ya los propios castro, es dinero y apoyo para las campanas politicas de cualquier testaferro del castrismo

No hacen ni se manifiestan en contra del Régimen porque si no, no les dan licencia o se la quitan. con licencia el nivel de vida les mejora  y ellos se cuidan de que no se lo quiten, en los pocos casos en que ha habido intentos de sobrepasarse de los limites que el amo castro dicta, la quitada ha sido inmediata, pero esos son la excepcion y casi todos ya tuvieron un perdon y aprendieron la leccion totalitaria del palo y la zanahoria.

El cuentapropismo condicionado a la obediencia es nuevo relativamente en Cuba, pero funciona desde hace mas de 4 decadas en China y desde 1994 en Vietnam, es un modelo ademas avalado, propagandizado, potabilizado y protegido por los intereses globalistas, por su mano de obra esclava y sin derechos que constituye una sustanciosa fuente de ingresos e inversiones fructificando a bajo costo.

Al regimen lo que le interesa es que no se manifiesten ni desobedezcan, le importa muy poco lo que los ciudadanos piensen en privado…como hace con el resto de la poblacion. Lo llamamos doble moral y no es nuevo, funciona asi desde los 60-70. Pero pedimos apoyo para esto?

Hablando de doble moral, respeto las intenciones de todos y el riesgo tremendo de hacer algunos llamados en la isla, pero debemos avalar lo que creamos que no conduce a nada?. Hay un llamado a ir a votar y anular las boletas en las elecciones castristas.

En Cuba hay una dictadura comunista, no hay mas ley ni garantia que la dictadura misma. Similar a la Venezuela post ANC, el voto no vale nada. Es importante no confundir intenciones con resultados. Las intenciones de anular votando o de no votar son iguales, pero no los resultados. Abstencion es no ir a votar, muy diferente de ir a votar,  al castrismo no le importa lo que pongas en tu voto, le importa que votes.  El cuenta los votos si hay alguno que pueda contar e invariablemente gana por el 99.9% a favor.

Si todos salen a votar, ESA SERA LA NOTICIA EN EL GRANMA, de votos nulos no oira nada el planeta, ni de votos en contra. En Nicaragua, sin embargo, en las recientes elecciones es noticia que se abstuvo 70% de los electores, la diferencia con un voto nulo que puede no contarse o falsearse,  es que no puede falsearse un recinto electoral vacio.

Con un minimo de garantias constitucionales como habia en el Chile de Pinochet e incluso en la Venezuela de 2012, era aun viable la via electoral. No estamos en ese punto en Cuba desde hace muchas decadas. Tendria mas impacto escribir en billetes de a peso “abajo quien tu sabes”, que ir a anular una boleta que nadie vera ni probablemente contara y lo que necesita el castrismo es que reconozcas su sistema electoral yendo a votar. Para anular el voto hay que ir a votar, que es a fin de cuentas lo que la dictadura necesita de ti. La accion por la accion como catarsis nada aporta mas que la catarsis misma, sin otra consecuencia.

Ya se hizo en Cuba castrista lo de anular votos en 1992. Probablemente ni te enteraste? Exacto, asi fue la repercusion.

Muy dificil es llamar a no votar en Cuba, pero no mas que llamar a ir a votar y anular tu voto. La diferencia es que en una se vera el resultado de tu desobediencia y en la otra no. No ir a votar si es desobedecer, lo otro es hasta un poco reforzar la doble moral de aparentar que se esta y disentir en secreto. Con el miedo, la doble moral y la falta de civismo que hay en Cuba tras decadas de represion,  un llamado podria incluso ser a desobedecer y no votar y, si no alcanza el valor, votar inutilizando la boleta……pero dejando claro a todos que ir a votar es lo que el castrismo quiere de ti y que la desobediencia es lo que funciona, no disentir en absoluto secreto y con acciones sin consecuencia.

Para rematar, un evento en Miami sobre internet en Cuba, lleno de buenas intenciones. Las intenciones…ojala sirvieran por si solas.

Ver un grupo de jovenes cubanos representados en el evento reclamando espacio para videojuegos con otros jugadores de otras tierras y declarando que los video juegos de matar dragones, robar autos y ganar poderes magicos no estupidizan, como que no le veo mucha garra para convertirse en lucha por la libertad de nadie. La complicidad de google con regimenes como el de China y la propia Cuba no vi que fuera un tema en el evento, destacar al esbirro Kcho y el experimento wifi del G2 y google en su casa-estudio  como un suceso positivo me dio un vuelco en el estomago…Pero hubo o mas bien no hubo mas.

Veo a google colandose en Cuba y conociendo bien al castrismo y a google, dudo mucho que a ninguno de los dos les interese la libertad de los cubanos, ni en las redes ni en ninguna parte. Toda empresa que este operando en Cuba lo hace bajo condiciones, pero de eso ni una palabra. La ausencia de figuras verdaderamente contestatarias en las redes cubanas como Luis Cino y que ni se mencionara Primavera Digital, primera publicacion digital anticastrista que ha salido del aire por falta de recursos, en un evento donde se habla de recursos para internautas cubanos, es simplemente IMPERDONABLE. Valio la pena todo por el debate? Cual debate? Es que ha debido haber algun debate.

Tal vez estoy demasiado viejo, tal vez tenia demasiadas expectativas injustificadas con algunos, pero a mi toda esta boberia dejando de lado lo obvio,  la logica y hasta la decencia a veces, me resulta muy poco gratificante. No se puede llegar si no se anda. Para tener revoltillo hay que romper huevos.

Anuncios
  1. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 10:53 AM

    De todo lo anterior se desprende con claridad que si USA sigue a ciegas

    ‘LA PLEGARIA’ DEL LIBRE COMERCIO se hundira definitivamente.

    Podemos decir categoricamente que:

    DONALD TRUMP = INSUBORDINACION IDEOLOGICA

  2. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 10:47 AM

    El comienzo del desarrollo industrial de Alemania, la génesis
    de su unidad y el inicio de la construcción de su poder nacional
    solo fueron posibles cuando el país –gracias a la labor ejercida
    por un puñado de intelectuales– logró librarse de la dominación
    ideológico–cultural inglesa.
    El proceso de insubordinación ideológica fue la condición
    necesaria que posibilitó, primero, la integración económica de
    los distintos estados alemanes y que hizo que –una vez lograda la
    unidad política– el nuevo estado, así surgido, fuese formal y sustancialmente
    independiente. De entre ese puñado de intelectuales se
    destacó el novel economista List. Fue en Estados Unidos –donde
    el joven alemán estaba exiliado desde 1824– donde List recibió la
    influencia intelectual de los seguidores de Alexander Hamilton,
    y fue también allí donde elaboró su sistema de ideas que, en gran
    medida, había aprendido de ese país. A su vez, las propuestas de
    List tuvieron gran influencia en Estados Unidos. Luego de conocer
    la experiencia estadounidense en materia de industrialización, el
    economista alemán comenzó a atacar frontalmente en sus discursos
    el pensamiento de Adam Smith. List sostenía que la doctrina de
    Adam Smith no podía ser considerada como una doctrina científica.
    Para el joven alemán las ideas del inglés eran pura propaganda
    ideológica inglesa que la propia élite política británica se cuidaba
    bien de no aplicar en el plano interno.
    List era partidario de la industrialización de Alemania y
    consideraba que el proteccionismo era la política económica más
    racional para tal fin. Por eso rechazaba el laissez faire, el libre comercio y
    la teoría de la división internacional del trabajo como conjunto de ideas
    inadecuadas para su país y para cualquier otro que quisiese industrializarse.
    Sostenía que el liberalismo económico era “algo que los británicos
    trataban de exportar junto con el algodón, en perjuicio de las naciones
    menos desarrolladas”.
    Argumentaba que el florecimiento económico de Gran Bretaña
    se debía a que “sus industrias habían crecido al amparo de un
    alto muro de protección, y que los demás países susceptibles de
    desarrollo industrial deberían igualmente proteger a sus productores
    nacionales hasta que tuvieran tiempo de llegar a ser igualmente
    eficientes”.

  3. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 10:22 AM

    COMO CASI SIEMPRE EN INGLES HAY MAS CHANCES
    =================

    The National System of Political Economy
    Friedrich List

    http://livros01.livrosgratis.com.br/mc000167.pdf

    En espanol a duras penas el prologo, en Ingles encontre este completo

    EN LA ‘MUY LIBRE INTERNET’

  4. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 10:02 AM

    Una Alemania desconocida

    Resulta imposible pensar, y aun chocante enunciarlo, que hasta
    finales del siglo xviii el pueblo alemán fue un pueblo sometido a una
    esclavitud brutal, un pueblo sometido al capricho de una élite dirigente
    que vendía a los mejores hombres de su propio pueblo como
    esclavos, para que sirvieran como soldados en los ejércitos de Francia
    y Gran Bretaña. Resulta difícil imaginarse, siquiera, que Alemania
    fue hasta hace apenas 136 años una región subdesarrollada, exportadora
    de materias primas –cereales y maderas– e importadora de
    productos industriales; una región subordinada política, económica e
    ideológicamente a Inglaterra; dividida en 33 estados independientes y
    rivales entre sí; en fin, una región que constituía parte de la periferia
    del sistema internacional sometida –al igual que América Latina– a la
    dominación de las estructuras hegemónicas del poder mundial.
    Resulta aún más difícil pensar que hasta mediados del siglo xix el
    hoy orgulloso pueblo alemán era un pueblo sin conciencia nacional.
    Que el hombre común de Baviera, de Prusia o de Hesse, no se sentía
    alemán. Que no creía que existiese una patria llamada Alemania.
    Que la clase política presentaba altísimos niveles de corrupción
    que hoy harían palidecer a cualquier político latinoamericano. Que
    la élite política alemana era supersticiosa, totalmente contraria a
    los avances de la ciencia y, fundamentalmente, egoísta; absolutamente
    despreocupada del interés nacional y del destino del pueblo
    y la nación alemanes. Que las ciudades alemanas –como las describe
    Hegel– eran ciudades sucias y desorganizadas.
    Digamos, simplemente, a modo de ejemplo y para que nuestras
    afirmaciones no suenen a exageración, que mientras las trece
    colonias inglesas de América del Norte luchaban por conseguir su
    independencia de Gran Bretaña, los soberanos alemanes “vendían
    a sus súbditos por millares” al ejército inglés, que los empleaba
    como soldados-esclavos para combatir a los insubordinados
    colonos norteamericanos…………..
    …………. Durante toda la primera mitad del siglo xix, al igual que América
    Latina, Alemania era una región rural, fragmentada en numerosos
    estados, políticamente impotente y completamente subordinada
    a la estructura hegemónica del poder mundial, que tenía, como
    uno de sus objetivos principales, mantener a Alemania como una
    región, económicamente, productora de materias primas y, políticamente,
    como región balcanizada en una pluralidad de estados
    rivales. Alemania era, en definitiva, una parte más de la periferia
    del sistema internacional………..

  5. raulizquierdo2009
    14 noviembre, 2017 en 8:40 AM

    La historia real, la verdad real, aun en los fenomenos reales de naturaleza aun desconocida, comenzo a ser manipulada y distorsionada desde el mismo origen tribal del homo sapiens, que entonces muy poco tenia de sapiencia, apenas unos conocimientos rudimentarios elementales de supervivencia, incluso ya protogeneticos, pero incipientes, asi que, como unos lo eran algo mas que el resto, algunos con no poco arresto, se eventuraron en pretender dar a los demas explicaciones, reales, e irreales, acertadas y erradas, interpretadas y manipuladas, correctas o distorsionadas de la realidad circundante, esos fueron los listos dentro de la muchedumbre, los brujos, druidas o chamanes de la tribu, cuando uno destacaba, sobre todo si una prediccion se cumplia, ese mismo era designado cuando no, autoproclamado.
    Con el tiempo surgio la picardia vinculada a la conciencia de ser del listo que entendio la ventaja que podia sacar a los demas si los manternia controlados, descubrio el miedo natural que madre natura dio al protohombre como mecanismo de reaccion ante el peligro, se dio cuenta de que podia manejar a los demas a su antojo mientras mantuviera ciertas cuotas de credibilidad o fanatismo y se entronizo en ese poder que da la informacion de algunos ante los desinformados.
    Todo lo demas a partir de ahi fue lo mismo que hasta hoy dia extrapolando circunstancias a los nuevos descubrimientos y a la ciencia, igualmente distorsonada cuando la verdad descubierta no conviene, asi las cosas los mas listos que el brujo que fueron los politicos, subordinaron al brujo, haciendoles creer que en el creian cuando en realidad lo ponian a su servicio aprovechando su influencia en el grupo, asi como quien se mea y no lo siente, fue llegando la humanidad civilizada a la incivilizacion deshumanizada que es hoy, simplificando el concepto y desbrozando maleza, asi ha predominado el mal sobre el bien, el vicio sobre la virtud, la mentira sobre la verdad y asi nos va.
    Cuando los mentirosos manipuladores consiguieron tener armas, fuera un hacha de piedra, una hoja de cuchillo o un fusil de asalto, lo aplico para aumentar el miedo con el ardid de que se trataba de medios de defensa y la gente comun no se percato de que tambien servirian para reprimir rebeliones y soficar revueltas, el refinamiento de la manipulacion de la historia y la verdad, convirtiendolas en mentiras sesgadas o sectarias de naturaleza fundamentalista, lo fueron las ideologias, a pesar del acierto de la Democracia, pues las ideologias convierten y subvierten a las democracias en debiles y permiscivas por populismos busca votos y ambiciones de poder.
    La verdad esta ahi y lo ha estado siempre tras la esencia de los hechos en la historia, pero hay que encontrarla desbrozando la maleza para separar el trigo de la paja, es un ejercicio lento y pesado, para el cual se requiere aplicacion y cultura, etica y compromiso, inteligencia y razonamiento, vision amplia, profundidad invertigativa e intuicion, en fin, complicado, pero es lo unico que nos garantizaria eso que jamas hemos tenido por mucho que nos hayamos preciado de ello, la libertad.
    El libre albedro que nos fue dado por la creacion y los procesos naturales, nos fue mutilado y manipulado desde los origenes por aquellos que tenian mas vocacion de amos que de siervos, siendo estos por acomodamiento y desidia, la mayoria.
    Como pueden arreglarse tantos siglos de errores ?

  6. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:59 AM

    POR ESO INSISTIMOS TANTO EN CUANTO AL PAPEL DEL FALSEAMIENTO DE LA CIENCIA Y DE LA HISTORIA COMO MECANISMOS DE CONTROL POR PARTE DE LOS CENTROS DE PODER.

    Aqui mas videos para ayudar a comprender el tema:

    EL FALSEAMIENTO DE LA HISTORIA COMO ARMA

  7. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:54 AM

    Como en todo asunto complejo

    LA HISTORIA ES LA GUIA DE LA VERDAD
    (por supuesto cuando la historia es la verdadera y no la falseada).

    Por eso me di a la tarea de traer todos estos fragmentos historicos anteriores

    PARA EXPLICAR LA REALIDAD ACTUAL.

    Por que surge Donald Trump?

    Pues en respuesta a la INSUBORDINACION FUNDANTE DE CHINA que amenaza la estabilidad de USA de la misma forma que USA amenazo con su insubordinacion fundante la estabilidad del imperio Ingles.

    Por esa razon Trump intenta defender a USA y su industria con medidas

    INCONFESABLEMENTE PROTECCIONISTAS

    pero cogido por las pinzas de la ideologia liberal solo puede proclamarlo entre dientes para asi eludir las criticas que la maquinaria propagandistica del liberalismo

    VIERTE PERMANENTEMENTE EN SU CONTRA.

    En fin, como se demuestra una y otra ves:

    LA IDEOLOGIA DOMINANTE ES VERTIDA PARA ATRAPAR A LOS INCAUTOS

    mientras un accionar diferente (pero oculto) al proclamado es

    LA VERDADERA CARTA DE TRIUNFO

    de las REALES instancias de poder mundial.

  8. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:38 AM

    Es preciso tener siempre presente que cuando los estadounidenses
    consiguieron su independencia:

    … exhibieron marcadas muestras de renuncia a adoptar el meollo
    del programa de Adam Smith, el libre cambio universal, y que la
    conversión de Estados Unidos al liberalismo no ocurrió hasta que
    ellos mismos se convirtieron en el primer productor industrial del
    mundo y estaban en camino de convertirse asimismo en su principal
    exportador a expensas de los británicos.

    En ese aspecto, la élite estadounidense no hizo más que repetir
    el proceso de desarrollo seguido por Gran Bretaña. Cuando el
    general Ulysses Grant –héroe de la Guerra de Secesión– concurrió
    a la Conferencia de Manchester en 1897, y después de dejar la
    Presidencia de Estados Unidos, explicitó en su discurso que su país
    seguía el “ejemplo” inglés y no la “prédica” inglesa:

    Durante siglos Inglaterra ha usado el proteccionismo, lo ha llevado
    hasta sus extremos y le ha dado resultados satisfactorios. No hay
    duda alguna de que a ese sistema debe su actual poderío. Después
    de esos dos siglos Inglaterra ha creído conveniente adoptar el libre
    cambio por considerar que ya la protección no le puede dar nada.
    Pues bien, señores, el conocimiento de mi patria me hace creer que
    dentro de doscientos años, cuando Norteamérica haya obtenido del
    régimen protector lo que este puede darle, adoptará, libremente, el
    libre cambio.

  9. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:31 AM

    Todos estos magnificos fragmentos de historia han sido tomados del libro

    LA INSUBORDINACION FUNDANTE.

    Un interesante analisis acerca de la formacion de los estados centrales y perifericos o si se prefiere SUBORDINANTES Y SUBORDINADOS que claramente observamos al dia de hoy.

  10. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:27 AM

    Analizando el verdadero significado de la Guerra Civil estadounidense,
    George Cole sostiene que:

    La lucha entre el norte y el sur, que explotó finalmente en la Guerra
    Civil, fue en efecto una lucha no solo entre los propietarios de esclavos
    y los empleadores de mano de obra libre, sino también entre
    los partidarios de la política librecambista, interesados principalmente
    en las exportaciones, y los partidarios del proteccionismo
    que tenían interés principalmente en el mercado nacional.

    Resulta evidente, como afirma Hobsbawm, que:

    … sean cuales fuesen sus orígenes políticos, la Guerra Civil norteamericana
    fue el triunfo del norte industrializado sobre el sur agrario,
    casi –podríamos, incluso, decir– el paso del sur desde el imperio
    informal de Gran Bretaña (de cuya industria algodonera dependía
    económicamente) a la nueva y mayor economía industrial de Estados
    Unidos.

    El triunfo del proteccionismo económico

    El resultado final de la Guerra Civil fue que el proteccionismo
    predominó en Estados Unidos como conjunto. La victoria del norte
    aseguró que la política económica de Estados Unidos, en lo sucesivo,
    ya nunca más sería dictada por los aristocráticos plantadores
    del sur –que se habían aferrado a la división internacional del
    trabajo y a la teoría del libre comercio–, sino por los industriales
    y políticos del norte que comprendían que el desarrollo industrial
    sería, en lo futuro, la verdadera base del poder nacional de Estados
    Unidos y el instrumento de su grandeza.

    Al finalizar la guerra, principió una nueva era de proteccionismo:
    Los impuestos de emergencia que se habían aplicado durante la
    Guerra Civil no desaparecieron, y en 1864 el nivel promedio de los
    aranceles era tres veces más alto de lo que había sido bajo la Ley
    de 1857. Desde entonces, un sistema altamente proteccionista que
    afectaba cada vez mayor variedad de productos, se convirtió en base
    firme de la política fiscal [de Estados Unidos]”.128
    A partir del fin de la Guerra Civil y el definitivo triunfo de los
    partidarios del proteccionismo económico, Estados Unidos vivió
    un acelerado proceso de industrialización. Ninguna economía
    progresó más rápidamente en aquel período.

    La gran lección de la historia estadounidense

    Desde 1775 a 1860 Estados Unidos protagonizó el proceso de
    insubordinación política, económica e ideológica más exitoso jamás
    producido en la periferia. Resulta difícil –o más bien, casi imposible–
    pensar hoy que Estados Unidos fue un país periférico que tuvo que
    conquistar su “lugar en el mundo” a través de un “arduo proceso de
    insubordinación”. Esa es, sin embargo, la realidad histórica.
    Hasta 1860 Estados Unidos poseía todas las características de un
    país periférico. Si la élite política de los estados del norte no hubiese forzado la guerra
    civil como modo de zanjar la disputa ideológica entre libre cambio
    y proteccionismo –una querella que el norte ya había perdido políticamente–,
    muy probablemente Estados Unidos hubiese complementado
    su industrialización tardíamente y, a pesar de poseer un
    inmenso territorio, su poder y su posición en el sistema internacional
    no serían muy diferentes, hoy, a los que ostentan los grandes
    Estados periféricos como México o Brasil.

  11. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:12 AM

    PIZZAGATE BREAKING –
    JOHN PODESTA IS FINALLY GOING DOWN! PEDOGATE PIZZA GATE
    Published on Nov 13, 2017

    BREAKING! PIZZAGATE –
    TRUMP GIVES 300 INDICTMENTS – PEDOGATE PIZZA GATE IS FALLING!

  12. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:05 AM

    31 Sealed Indictments Deep State, Take down of Clinton and Podesta

    Published on Nov 8, 2017

    Sealed Indictments are piling up. Do these link directly to the Clintons? The Deep State? How is Tony Podesta and the Saudi Arabians linked to all of this?

  13. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 7:01 AM

    NSA Connects Elite Pedophiles, FBI, MSM and 300 Indictments

    Published on Nov 12, 2017

    The NSA has enough data in it’s archives to link elite pedophiles, the FBI, MSM and others which appears to be related to the massive indictment dump all over the US. Hear what’s in the letters and how the NSA collects and sorts their information on everyone.

  14. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 6:52 AM

    El significado económico de la Guerra Civil

    Durante la Guerra Civil el norte luchaba por la industrialización
    y la democratización, y sus hombres más lúcidos comprendían
    que en esa lucha se resolvería la verdadera independencia política
    de Estados Unidos. Desde ese punto de vista, para la élite política
    del norte, Estados Unidos peleaba una “segunda guerra de la independencia”.
    Los hombres del norte eran conscientes de que una
    “reconciliación”, en los términos planteados por el sur, implicaba
    condenar a Estados Unidos a la producción “exclusiva” de materias
    primas y, por lógica consecuencia, a la subordinación económica a
    la metrópoli.
    Para evaluar la verdadera naturaleza de la Guerra Civil norteamericana
    es preciso tener en cuenta que el sur estaba “incorporado”
    al “imperio informal” británico y que, por lo tanto, la guerra,
    en última instancia, era una guerra contra Gran Bretaña…..
    —————
    ……..Sin embargo, Gran Bretaña siguió interviniendo, indirectamente,
    a favor de los confederados permitiendo, por ejemplo, la
    construcción de barcos de guerra en Inglaterra. El más famoso de
    esos barcos fue el Alabama, que destruyó el comercio de la Unión
    y que, junto con otros barcos corsarios construidos por los ingleses,
    prácticamente “paralizó” la marina mercante de la Unión. En
    realidad, solo el temor de perder Canadá inhibió a Gran Bretaña de
    participar directamente en la Guerra Civil estadounidense……..

  15. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 6:44 AM

    El sur gana la batalla ideológica

    En 1828 –fruto del debate intelectual entre librecambistas y
    proteccionistas, de la agitación de los intereses laneros, del azar y de
    un mal cálculo político de los jacksonianos– el Congreso de Estados
    Unidos aprobó una nueva ley impositiva que elevó, en general, los
    aranceles al nivel más alto alcanzado antes de la Guerra Civil. Los
    estados del sur, rápidamente, bautizaron la nueva ley como la “Ley
    de las Abominaciones” y se prepararon para su incumplimiento. El
    enfrentamiento quedó zanjado, provisoriamente, en 1833 con una
    ley impositiva de “compromiso”. Sin embargo, en lo esencial puede
    afirmarse que el sur ganó la batalla por las leyes impositivas porque
    desde esa fecha, y hasta la Guerra Civil, las tasas mostraron una
    constante tendencia a la baja. La inmensa expansión comercial que
    tuvo lugar entre 1846 y 1857 –las exportaciones de algodón a Inglaterra
    pasaron de 691.517.200 libras en 1845 a 990.368.600 libras
    en 1851– parecía dar razón a todos aquellos partidarios del libre
    cambio, que sostenían que el futuro de Estados Unidos estaba en la
    agricultura, y permitió que el sur lograra en 1857 una reducción tan
    significativa de los aranceles que Estados Unidos casi se convirtió
    en un régimen de libre comercio. En los estados del norte la impresión
    de que estaban por perder definitivamente la batalla política
    por el proteccionismo los llevó al convencimiento de que la disputa
    debía zanjarse por otros medios. La lucha contra la esclavitud fue la
    herramienta que le permitió al norte continuar su lucha política por
    la independencia económica, por otros medios.

  16. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 6:38 AM

    ……..Desde 1816 hasta 1833 el movimiento a favor del proteccionismo
    siguió ganando conciencias y los estados industriales del
    noreste presionaron constantemente al Gobierno federal para que
    efectuase nuevos aumentos de aranceles. Pero los estados del sur,
    que seguían siendo fundamentalmente agrícolas, estaban cada vez
    más en contra de tales aumentos, pues, sin una clara conciencia
    del valor de la independencia económica, preferían los productos
    manufacturados más baratos y de mejor calidad de Gran Bretaña,
    que los productos más caros y de peor calidad del noreste. Los representantes
    del sur argumentaban que los aranceles proteccionistas
    aumentaban la prosperidad del noreste industrial a expensas del
    oeste y el sur, rurales. Para ellos era claro que la producción agrícola
    del sur estaba financiando el desarrollo industrial del norte y,
    adscriptos fuertemente a la teoría de la división internacional del
    trabajo, consideraban absurdo “fomentar” el desarrollo industrial
    de Estados Unidos, pues creían, como habían leído en los escritos
    de Adam Smith, que la naturaleza había destinado a su país para
    la agricultura. La élite política y económica del sur creía, sinceramente,
    que el destino de Estados Unidos era el de ser un país exclusivamente
    agrícola-ganadero y que toda ayuda estatal al desarrollo
    industrial llevaría al país a la ruina económica.
    Es preciso destacar que la élite sureña, al rechazar los aranceles
    protectores, no solo defendía sus intereses materiales, ligados
    a la agricultura de exportación, sino que, realmente, creía en la
    teoría de la división internacional del trabajo que Inglaterra se
    había encargado de difundir profusamente. Esa teoría era la ideología
    dominante y la única teoría que aparecía, ante los ojos de la
    mayoría de los intelectuales sureños, como realmente “científica”.
    Para comprender bien la posición sureña es preciso no subestimar
    el enorme peso que la “superestructura cultural” ejercía sobre los
    estados del sur. Surgieron, en consecuencia, dos bloques de poder
    cada vez más enfrentados: uno luchaba por la industrialización y la
    democratización, mientras que el otro entendía que Estados Unidos
    debía seguir siendo un país esencialmente agrícola y esclavista……..
    ……….Como dato curioso, pero no irrelevante, conviene recordar que en
    1827 en el debate entre librecambistas y proteccionistas intervino
    un joven economista alemán, exiliado en Estados Unidos: Friedrich
    List. El dato es significativo, pues fue en Estados Unidos donde
    List –formado en la escuela de Adam Smith– descubrió los puntos
    débiles de la teoría de la división internacional del trabajo y las
    ventajas de la aplicación del proteccionismo económico124. De vuelta
    a Europa, List predicó en Alemania la doctrina económica que había
    aprendido en Estados Unidos y, en gran medida, fueron adoptadas
    sus ideas después de su muerte las que le permitieron a Alemania
    convertirse en un país industrial.
    ———————————

    Sistema nacional de Economia politica (introduccion) List

    http://eva.fcs.edu.uy/pluginfile.php/30305/mod_resource/content/0/LIST_SNEP_Introduccion.pdf

    https://periferiaactiva.files.wordpress.com/2012/10/list-sistema-nacional-de-economia-politica-p-164-a-171-186-a-188-y-285-a-287.pdf

    Sin dudas, lo que pica, pica…. no pude encontrar en
    LA LIBRE INTERNET
    este clasico.

  17. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 6:07 AM

    November 14, 2017
    One Nation. Multiple Realities.
    By David Prentice

    There have been tumultuous times in our country, passionate debates, and even a civil war that have all defined who we are as a nation. Yet we have survived and thrived. Now, more than ever, we need to remember this fact, because as has been evident for some time, we are a nation once again deeply divided. It is this division we need to address and fix, and then we need to move beyond division to make America great again.

    And no, that’s not just a campaign slogan of Donald Trump. Bill Clinton, Ronald Reagan, Dwight Eisenhower, and Harry Truman all used that phrase, or something close to it. Demonstrating that for most of our lives, this has been the dream for America, the same one that our founders envisioned.

    Weeks ago, this was a screen shot captured from The Drudge Report. Here it is.

    This is a snapshot of how more than half of Americans feel right now. And it’s not just on the Drudge Report. A recently released Pew Poll (not known for conservative bias), showed how some 82% of the country now believes they either have, or are now in the process of achieving what is known as the American Dream. That’s extraordinary considering the same poll showed that during the Obama years some 60% of Americans were saying the American Dream was virtually dead, that they saw themselves and their children incapable of achieving it.

    Let’s speak of the political divide, and how it is affecting this. And it is a great divide, just not how we normally would have understood it.

    First to those in the Republican Party, once the standard bearers for great principles. The ideal of abolishing slavery was a hallmark, and should be a proud achievement. Since Reagan, the principles of liberty, strength, morality, economic strength, military preparedness and American Exceptionalism have graced the platforms, and the principles of the party.

    Unfortunately, corruption within has short circuited Reagan’s reaffirmation of those principles. Corruption, timidity, and pretending to stand for these principles have reigned supreme. In the face of a barrage of media inspired anti-American rhetoric, and the Democratic Party’s effective use of Alinsky tactics against so much that was good, the (R) party lost its way.

    It is a ghost of what it could have been. It could have been the party that stood for the principles that brought that screen shot from the Drudge Report. It could have been the party of Make America Great Again, and instead it navel gazes as America passes it by. It also tuts and clucks politically correct notions like a worn-out puppet every time the Democrat/media complex needs it to, totally unaware of its own spineless ineffectiveness. Totally unware of its ghoulish looking Stockholm Syndrome.

    Every time.

    Look at how they have handled the Roy Moore situation.

    They could have stood with their base, but no, they stood with the Democrat/media complex. Willingly. Brazenly.

    They could have been principled and said there is, at best, sketchy evidence from decades ago. They could have waited before passing judgment. But no, the Cowardly Lion just folded. No character, no vision, nothing but mealy-mouthed platitudes.

    Didn’t they remember the accusations against John McCain in 2008? Couldn’t they remember all the same accusations against Trump in 2016? Those accusations that were clearly nothing but campaign smears once the smoke cleared?

    Am I the only one who remembers how thin, and calculated, and orchestrated, those accusations were?

    So why would these new ones against Judge Moore be anything else? They’re from the same playbook.

    Heck, if somehow, miraculously, these are proven true, the worst that could happen – the GOP remained united behind Judge Moore — is that he resigns and we get a Republican governor to appoint a decent (R) Senator. Instead, the (R) fools would allow the other party to win. And allow their base to be savaged.

    Repeal Obamacare. Fail.

    Tax Reform agenda. Fail.

    Understanding the base and furthering what they commonsensically want. Fail.

    A party this out of touch needs a serious time of self-reflection. And re-direction. And it either changes or falls. I really don’t think they understand how angry their voter base is. At them.

    And now to the Democratic Party:

    What they have become is so far from the ideals in the Declaration, or the Constitution, it’s embarrassing. Rather than stand for the ideals of JFK, they have become the party of the Clintons. Tawdry, greedy, corrupt, America blaming, and quite soulless. They stand for little if anything. Hillary is the perfect face for them.

    You think I’m overplaying this? If you think that, you haven’t been paying attention to the great, degenerative crackup on the left over the past year. A crack up that began long ago. They fell for their own propaganda.

    They are not going to win on race baiting.

    They are not going to win by projecting their own sexual travesties and failed culture on the other party.

    They are not going to win by championing anti free enterprise rhetoric.

    They are not going to win by being anti-American.

    They are not going to win by being anti-military. Or kneeling against the national anthem.

    They are a party in full retreat.

    And the (R) elites still grovel at their feet. Shakespeare could not have written a more perfect tragedy.

    Prediction: Both sets of party elites are going to lose. It’s now a matter of time. The Democratic Party is in the midst of massive failure, proven by their loss of power. They will not win much in 2018. They stand for little, and betting on the Clinton machine as their moral guiding light has neutered them, for now. They won nothing they didn’t already have a week ago, just the same self-entitlement to continue to demagogue.

    As to the Republicans as led by their “elites.” They too have failed. The examples of Flake, Corker, McCain, McConnel, and so many others are beyond contempt.

    And hope. Slinking off quietly might be the best we can expect from this group.

    A realignment not only is coming, it’s actually here. And neither set of party elites understands it.

    I like that. The alternative is here, and compelling. And it is unseen, and winning.

  18. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 6:02 AM

    WATCH: President Trump, Philippine President Duterte make joint statements



    Former Intelligence Operative Leaks Intel About Upcoming “EVENT”

  19. Romalh
    14 noviembre, 2017 en 5:48 AM

    La lucha por la industrialización

    Cuando las trece colonias lograron la independencia política,
    Inglaterra, para mantener la subordinación económica de estas,
    no tuvo más remedio que tratar de ensayar la aplicación del “imperialismo
    cultural”. El razonamiento británico era, en cierta forma,
    sencillo: si los dirigentes de las trece excolonias admitían la teoría
    de la división internacional del trabajo y aplicaban una política de
    libre comercio, las excolonias se mantendrían en una situación de
    “dependencia económica”, convirtiendo la independencia política
    en un mero hecho formal. Al logro de ese objetivo se abocó la política
    británica después del Tratado de París de 1783 y obtuvo, por
    cierto, excelentes resultados en los estados del sur de la flamante
    República.
    Puede afirmarse, sin temor a exagerar, que Estados Unidos
    pudo convertirse en un país industrial mediante un arduo trabajo de
    insubordinación ideológico-cultural y que la República estadounidense
    ganó su verdadera independencia económica en los campos de batalla
    de Gettysburg. El proceso de insubordinación ideológico-cultural
    se manifestó en el enfrentamiento entre el liberalismo ortodoxo
    y el liberalismo nacional. Es decir, entre aquellos que proponían
    aferrarse a la división internacional del trabajo, adoptando el libre
    cambio, y aquellos que proponían la adopción del proteccionismo
    económico y el rechazo de la teoría del libre comercio, por considerar
    que la adopción de la misma haría caer a Estados Unidos en
    una nueva subordinación económica que convertiría la independencia,
    recientemente conseguida, en una mera ficción.
    Analicemos ahora el proceso de insubordinación ideológicocultural
    –ante el “imperialismo cultural” inglés– y de lucha política
    interna que permitió a Estados Unidos “salir” de la periferia, dado que
    si hubiesen triunfado los partidarios del libre comercio y la división
    internacional del trabajo, la situación de Estados Unidos en el escenario
    internacional no sería hoy, probablemente, muy diferente a la de
    la República Federativa de Brasil. Si Estados Unidos se hubiese industrializado
    tardíamente, estaría ubicado hoy en la periferia del sistema
    internacional…………..

  20. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 10:36 PM

    ….y estas son imagenes del mall of america en minnesota. gracias obama

  21. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 9:44 PM

  22. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 9:39 PM

    El Blog de los 4 Gatos…COOOOOL

  23. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 9:04 PM

  24. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 8:46 PM

  25. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 6:10 PM

    La insubordinación estadounidense

    Los inicios de la primera insubordinación exitosa

    Entre 1775 y 1783 las trece colonias de América del Norte protagonizaron
    la primera insubordinación exitosa producida en un sitio que,
    por ese entonces, era “la periferia del sistema internacional”. No fue,
    evidentemente, la única insubordinación producida en la periferia,
    pero sí la más exitosa de todas las insubordinaciones porque logró crear
    el primer Estado-nación-industrial fuera del continente europeo y la
    primera República de los tiempos modernos. La República estadounidense
    constituyó una verdadera revolución democrática que atrajo
    hacia sí una verdadera marea de inmigrantes que partieron de la vieja
    Europa en busca de trabajo, justicia y libertad.
    La lucha comenzó en 1775 –cuando con la misión de capturar un
    depósito colonial de armas en Concord, Massachussets, y reprimir
    la revuelta en esa colonia, los soldados británicos chocaron con los
    milicianos coloniales– y se prolongó hasta 1783, cuando se firmó el
    Tratado de Paz de París, por el cual se declaró la independencia de
    la nueva nación: Estados Unidos.
    Sin embargo, Estados Unidos no conquistó su autonomía
    nacional en un acto único, sino mediante un largo proceso que
    comenzó con la Guerra de Independencia y terminó, en realidad,
    con la Guerra Civil. A la “insubordinación fundante” le siguió un largo
    y tortuoso proceso de insubordinación económica e ideológica.
    Inmediatamente después de obtenida la independencia formal,
    comenzó el enfrentamiento entre el sector que quería complementar
    la independencia política con la independencia económica
    –es decir, continuar con el proceso de insubordinación– y el sector
    que se oponía a profundizar el camino iniciado en 1775, porque
    sus intereses económicos estaban ligados específicamente a Gran
    Bretaña y, en general, a la estructura hegemónica del poder político
    y económico mundial vigente en la época. Ese enfrentamiento se
    decidió, finalmente, en los campos de batalla de Gettysburg.
    Acertadamente, afirma Harold Underwood Faulkner en su obra
    Historia económica de los Estados Unidos:
    La revolución trajo la independencia política, pero de ninguna
    manera la independencia económica. Los productos norteamericanos
    que eran exportados a Europa durante el período colonial
    seguían teniendo ese continente por mercado y al mismo tiempo se
    siguieron importando de allí artículos manufacturados. Las manufacturas
    que habían surgido durante la Revolución fueron ahogadas
    por las mercaderías más baratas que volcaron los ingleses en
    el mercado norteamericano al restablecimiento de la paz (…) Según
    todos los indicios Norteamérica habría de caer nuevamente en una
    situación de dependencia, produciendo materias primas necesitadas
    por Europa y adquiriendo, a su vez, los artículos manufacturados que
    esta le proporcionaba. Parecía empresa imposible llegar a competir
    con Inglaterra en la producción y venta de estas mercaderías.
    Empresa tanto más difícil si se tiene en cuenta que desde
    la ideología dominante también se sostenía que el destino de las
    recientemente independizadas trece colonias era el de convertirse
    en un país exclusivamente agrícola.

  26. el bobo de la yuca
    13 noviembre, 2017 en 5:57 PM

    Rusia ha enviado a Cuba petroleo en 6 meses a un promedio de 10,000 barriles diarios
    Y dicen que si Cuba consigue financiacion o plata les envia todo el que quiera.

    Ja ja ja parece que los bolos por fin han creado sentido del humor
    Si Cuba tiene billetes hasta los yanquis le venden todo el petroleo que quieran

  27. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:49 PM

    La segunda ola de globalización

    La Revolución industrial, cuyo epicentro fue Gran Bretaña,
    engendró paulatinamente la “segunda ola” de globalización del
    mundo, que se profundizó con la revolución de los medios de locomoción
    provocada por el ferrocarril, el barco a vapor y el telégrafo.
    Así como las carabelas fueron las protagonistas de la primera
    globalización, los barcos a vapor transatlánticos, hijos del desarrollo
    industrial –botados al mar a partir de 1838–, lo fueron de la segunda
    ola “globalizante”. Por eso es preciso aclarar que la segunda ola
    de globalización –como proceso de incremento de las relaciones
    y los intercambios humanos, comerciales y de capital, tendiente a
    la unificación de la totalidad del mundo habitado y habitable– se
    profundiza recién a mediados del siglo xix, con la revolución de los
    medios de locomoción. Con el ferrocarril, el comercio –que antes
    apenas mordía las factorías costeras y la desembocadura de los
    grandes ríos– penetra en el corazón de los continentes. Con los
    barcos de acero y la navegación a vapor se abaratan de tal modo los
    fletes, que se hace muy rentable para los países europeos importar
    trigo, cuero, cobre o café en grandes cantidades. Sin el ferrocarril y
    el vapor transatlántico:
    Las materias primas voluminosas y pesadas no podrían haberse
    concentrado nunca para la industria, ni podrían haberse encontrado
    alimentos para las poblaciones industriales. Ellos hicieron
    posible los dos grandes y nuevos fenómenos sociales de la época: la
    urbanización general y la emigración masiva. El transporte moderno
    proporcionó un apremiante incentivo al desarrollo tecnológico,
    permitiendo a los hombres contemplar el mundo entero como una
    sola unidad económica…………..

  28. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:40 PM

    ………….El camino que marcaba la misma historia inglesa consistía en
    crear un mercado interno protegido para que la industria pudiese
    crecer a sus anchas, hasta hacerse lo suficientemente fuerte como
    para pedir libre entrada en los mercados de otros pueblos. La
    historia inglesa mostraba que había que aplicar un férreo proteccionismo
    económico, hasta crear una industria lo suficientemente
    competitiva para luego aconsejar “desinteresadamente” a otros
    Estados el libre cambio. Aquellos Estados que aprendieron la
    lección que la historia inglesa les ofrecía comprendieron que aquellos
    países que no se convirtieran en Estados-nación industriales
    iban a ser el “coro de la historia”, meros comentadores, simples
    “receptores” de una historia “hecha” por otros. El modelo histórico
    británico concreto –y no el “inventado” por los intelectuales (ex post
    facto) para la exportación– se convirtió, para las élites más lúcidas
    de Estados Unidos, Italia y Alemania, en el camino a seguir. Las
    políticas económicas –realmente ejecutadas y no aquella que se
    predicaba– fueron tomadas como ejemplos a imitar.
    En Europa, Alemania e Italia –imitando el camino histórico
    seguido por Inglaterra– serán los siguientes Estados –luego de Gran
    Bretaña y Francia– en convertirse en Estados-nación industriales.
    Durante la segunda mitad del siglo xix se dan tanto la lucha
    alemana como la italiana para alcanzar sus respectivas unidades
    nacionales, condición primera para alcanzar el umbral de poder
    vigente. Para generar un gran Estado industrial, Bismark va a
    culminar la unidad alemana que había sido anticipada por el
    Zollverein, la unión aduanera entre los microestados alemanes. En
    el norte de Italia, la monarquía de los Saboya y los industriales del
    Piamonte y la Lombardía generan la unidad italiana para ampliar
    sus mercados, y así poder irrumpir en la lógica de los Estados que
    podían ser protagonistas de la historia.
    En el continente americano solo Estados Unidos, luego de
    una ardua lucha interna, no se dejó “envolver” por las supuestas
    ventajas de la “división internacional del trabajo” predicada por
    Gran Bretaña. En el enorme continente asiático un solo Estado
    logrará salvarse de caer bajo la subordinación británica, al rechazar
    las teorías publicitadas por Gran Bretaña y convertirse, vertiginosamente,
    en el primer Estado-nación industrial del Lejano Oriente,
    alcanzando así el umbral de poder vigente: Japón………………

  29. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 3:15 PM

    El origen de la globalización

    El proceso de globalización es, digámoslo metafóricamente,
    la atmósfera en la cual viven los Estados y el elemento en el cual
    se produce la relación entre ellos. Fue el proceso de globalización
    el que dio origen al sistema internacional. Cuando los continentes
    comenzaron a interactuar, hace aproximadamente cinco
    siglos, empezó a formarse, lentamente, lo que hoy denominamos
    “sistema internacional”45. Pero, ¿qué es la globalización? ¿Cómo se
    desencadenó el proceso de globalización?

    El proceso de globalización, que más propiamente debería
    denominarse “de universalización”, no es la estrategia de ningún
    grupo ni de ningún país, aunque algunos grupos o países traten
    de usufructuarlo para su entero beneficio46. Es, sencillamente, un
    proceso histórico que comenzó con los grandes hallazgos geográficos
    realizados por los navíos portugueses y castellanos47. Este
    proceso hoy se encuentra en su tercera etapa48. Se trata de un
    proceso que comenzó con los descubrimientos marítimos impulsados
    por Portugal y Castilla, y cuyos protagonistas principales
    fueron, entre otros, Enrique el Navegante, Vasco da Gama, Cristóbal
    Colón, Hernando de Magallanes y Sebastián Elcano.
    En un principio, la globalización fue hija del intento lusocastellano
    por romper el cerco islámico. Ese era el objetivo:

    El Islam era dueño y señor de todos los puntos de unión del tráfico
    del mundo antiguo, y de todos los caminos que comunicaban
    a Oriente con Occidente, entre la India y Europa, hasta el punto
    de que, en la Edad Media, era materialmente imposible realizar un
    comercio importante sin pasar por un puesto aduanero islámico.49
    El poder islámico había cercado, por el sur y por el este, la
    pequeña península europea. Amenazaba su existencia misma
    planificando cuidadosamente el ataque al bajo vientre europeo,
    mediante la preparación de una flota que debía atacar la península
    itálica y conquistar Roma –plan que más tarde, aunque sin éxito, los
    musulmanes pondrían en práctica en la batalla de Lepanto (1571)–, y
    se preparaba para el asalto final a Constantinopla para luego atacar
    Viena, que, de ser vencida, abriría las puertas de Europa al poder
    musulmán. La península europea, cercada por el poder islámico,
    estaba siendo privada por el este de las especias, un elemento que
    entonces tenía un gran valor estratégico dado que permitía a los
    europeos la conservación de los alimentos, que, en ese momento, les
    eran escasos para la alimentación de una población creciente.
    El impulso marítimo de Portugal nace, así, de una necesidad
    vital: llegar al Asia bordeando el mundo musulmán. Preciso es,
    también, reconocer –para entender el carácter que luego tendrá
    la conquista de América por los pueblos ibéricos– que el segundo
    motivo para la aventura africana que llevaba adelante Portugal
    era estratégico-religioso: “… los miembros de la familia real portuguesa,
    como buenos soldados cristianos, pretendían atacar al Islam
    desde su retaguardia”.
    Los siglos de lucha contra el poder musulmán por la reconquista
    de la península ibérica fueron conformando, paulatinamente, las
    cualidades bélicas y navales que le permitieron al pueblo ibérico
    romper el cerco islámico. No hay duda alguna de que los comienzos
    de la potencia marítima tanto de Portugal como de Castilla y Aragón
    se hallan en la guerra contra los musulmanes. Los tres grandes
    Estados de la Reconquista –Castilla, Aragón y Portugal– se convirtieron
    en potencias navales en el curso de las guerras contra el Islam.

  30. el bobo de la yuca
    13 noviembre, 2017 en 12:03 PM

    “La REALIDAD puede que sea solo una ilusion….pero es muy persistente”
    Albert Einstein

  31. el bobo de la yuca
    13 noviembre, 2017 en 12:00 PM

    Mexico amenaza (o chantajea?) con reducir la cooperacion en Migracion y trafico drogas, si USA insiste el muro y revisar el TLC…. y ya los Liberals corean que se jode USA si Mexico se pone bravo y hace “guerra economica” ja ja ja
    Eso son relinchos de CABALLO CAPAO !!!!!

    De que cooperacion hablan si alli ponen vallas y hasta los periodicos ponen consejos estimulando la migracion ILEGAL y hasta recomiendan … las mejores rutas y el agua y comida que deben llevar… y la mayoria de los oficiales de policia y agentes antidrogas estan en la nomima de los narcos….

    “Mexico is killing us” (Trump)
    Solo con las remesas y la plata de las drogas Mexico chupa de la economia de USA centenares de millones de $ cada año. Al salir Trump el peso mexicano se desvalorizo un 50%… brinco de13 a 20 pesos/$, lo cual indica que Mexico no tiene para una “guerra economica”/…

  32. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 11:10 AM

    REALIDADES QUE CUALQUIER POLITICO NACIONALISTA DEBE RECORDAR:
    ===================
    El concepto de umbral de poder

    A efectos de comprender con mayor precisión los factores
    y elementos que marcan, componen y mutan la situación de los
    Estados en el ámbito internacional, convirtiendo a unos en Estados
    subordinantes y a otros en Estados subordinados –situación relativa
    y, por naturaleza, cambiante–, nos ha sido necesario elaborar
    una nueva categoría de análisis interpretativo. Esta categoría, a la
    que denominaremos “umbral de poder”, no consiste en una mera
    “invención” –arbitraria o caprichosa–, sino en un concepto operativo
    que nos permitirá exponer, de modo sintético, una serie de
    parámetros que existen y se desenvuelven en el transcurso de la
    realidad histórica de las naciones y que determinan su situación
    relativa frente a las demás.

    Así, por “umbral de poder” entenderemos, en lo sucesivo, un
    quantum de poder mínimo necesario, por debajo del cual cesa la
    capacidad autonómica de una unidad política. “Umbral de poder” es,
    entonces, el poder mínimo que necesita un Estado para no caer en el
    estadio de subordinación en un momento determinado de la historia.
    De su naturaleza histórica y relativa deviene, en consecuencia, la
    naturaleza “variable” de ese umbral de poder.

    En la interpretación del mundo realizada desde el derecho
    internacional, todos los Estados formalmente independientes son
    sujetos de derecho. En la Asamblea General de Naciones Unidas,
    tanto la República Dominicana, Jamaica, Madagascar como Estados
    Unidos o China, tienen un voto, valen un voto. Sin embargo, en la
    misma institución que consagra la igualdad jurídica de los Estados
    aparece el Consejo de Seguridad para hacernos recordar que todos
    los Estados son iguales, pero hay algunos más iguales que otros.
    A diferencia del “mundo imaginado” por algunos profesores de
    Derecho internacional, en el ámbito de la realidad internacional
    –donde el poder es la medida de todas las cosas– solo los Estados
    que alcanzan el umbral de poder vigente en el momento histórico
    que se trate son verdaderos “sujetos” de la política internacional.

    Los Estados que no llegan a ese umbral de poder, aunque puedan
    alcanzar una gran prosperidad económica, tienden a convertirse,
    inevitablemente, en “objetos” de la política internacional, es decir,
    en Estados subordinados.

  33. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 9:57 AM


    Two men were stabbed during a thwarted theft at the Mall of America in Minnesota on Sunday night and the suspect is in custody, police said.Bloomington Police were dispatched to the men’s department of the mall’s Macy’s department store following reports of a stabbing, Chief Jeff Potts said during a news conference later Sunday night.It was soon realized the situation was an interrupted theft, according to the cop.The stabbing suspect went into someone else’s dressing room in an attempt to steal that person’s property, Potts said.The victim confronted the suspect, who then pulled out a knife and started stabbing him, according to investigators.Police said the victim began to yell, and that’s when his family rushed over.The second stabbing victim was believed to be a family member or close friend trying to help the first victim.Both men are expected to survive.Kim Schwieters told the Star Tribune she and her children were visiting Santa Claus outside of the Macy’s entrance when she saw

  34. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 9:51 AM

    PARA ENTENDER LA GLOBALIZACION
    QUE MEJOR QUE LEER A UN GLOBALIZADOR VANGUARDIA

    Brzezinski, Zbigniew (1998). El gran tablero mundial.
    La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos.

    http://assets.espapdf.com/b/Zbigniew%20Brzezinski/El%20gran%20tablero%20mundial%20(3083)/El%20gran%20tablero%20mundial%20-%20Zbigniew%20Brzezinski.pdf

  35. iyamiami
    13 noviembre, 2017 en 9:49 AM

  36. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 7:24 AM

    ESCLAVO Y AMO,
    QUIEN SERA EL ESCLAVO?
    QUIEN SERA EL AMO?
    ==============

    La Ciencia del Miedo


    ==============

    En su Fenomenología del Espíritu, Hegel
    describe cómo nacen el señor y el siervo. Los hombres quieren ser
    libres, no estar constreñidos a vivir según las imposiciones de otros.
    Por eso se confrontan entre sí, en una lucha mortal. Mortal, literalmente,
    porque vence solamente aquel que está dispuesto a morir por
    la libertad. Quien tiene miedo y busca asegurarse la supervivencia
    física se retira y deja el campo de batalla a merced del “otro”, que
    deviene, de este modo, en el “señor”, y él en su “siervo”.

    ==================
    No importa el APARENTE ESTADIO DE CIVILIZACION en que nos encontremos,
    mas o menos disfrazado TODO SIGUE SIENDO ASI,

    DESDE LA CAVERNA HASTA NUESTROS DIAS.

  37. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 6:06 AM

    RELACIONADO CON EL TEMA ANTERIOR Y EXTREMADAMENTE IMPORTANTE
    ———————————-

  38. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 6:00 AM

    IMPORTANTISIMO TEMA QUE HE TOCADO EN VARIAS OCASIONES.
    ——————

    November 13, 2017
    The Dark Side of Science
    By Robert Arvay

    The technology spawned by science grows ever more powerful, and does so at an ever-faster rate. Where is it taking us?

    Science has bestowed enormous benefits on mankind. But it has a dark side as well. It gives us miracle medicines, but also, germ warfare. It bestows upon us nuclear power, and nuclear bombs. Its power can be used to benefit the environment or to destroy it.

    But there is another aspect of science, one that has nothing to do with technology. It has to do with shaping our worldview. In doing so, it influences how we structure our society, our laws, and our moral codes.

    What is most remarkable about science is not its gadgetry, but rather, what it tells us about ourselves, who we are, what is our purpose and destiny. Do we have inherent value? Or are we just another species of animal?

    In other words, there is a powerful philosophy that underpins science. It affects us all.

    Science is based on the premise that the universe has rules, unbreakable laws that do not depend on our opinion, but which are revealed to us by observation and reason. As far as we can tell, the universe is orderly; it has structure and hierarchy. Is that all just meaningless coincidence?

    Until recent times, nature was correctly seen to be the work of a divine designer whose purpose, plan and meaning are revealed to us in the wonders of Creation. We have a special place in that creation; we are its stewards, its gardeners. We have life, we have consciousness — and we possess free will. Therefore, we are accountable for our deeds. Our noble purpose is to love one another, to be our brother’s keeper, and to treat each other with the same kindness and respect we desire for ourselves.

    But that was then, this is now.

    Many scientists no longer regard us as having any special place. We are no longer regarded as having a spiritual dimension, but only a physical one. We are seen to be products of a cold, uncaring universe, indeed, not even a product, but only a mere byproduct, an accident, an unlikely outcome of events that had no plan, no purpose, no meaning.

    The inevitable extension of this purely physical view of humanity is technological barbarism. If we are mere atoms, biological machines, then by what right can we expect to be treated as anything more than that? Indeed, there would be no rights at all, but only force.

    Of course, such dismal interpretations of science are not at all scientific, but only ideological. Most people, however, confronted with the scientific arguments for physics devoid of spirit, find themselves ill equipped to counter those arguments. All too many people have subscribed to the material paradigm, and have come to regard religious faith as mere superstition at best, as harmful at worst.

    The God paradigm, on the other hand, holds that life is not merely a chemical reaction. It informs us that our free will empowers us – supernaturally — to break the otherwise immutable chain of cause and effect.

    Physical science, when it is divorced from faith, denies that free will can possibly exist. In that view, the criminal cannot be blamed for his crimes; the hero deserves no praise.

    In the material view, as expressed by the social left, there is no right, no wrong. “Do as thou wilt.” That view has led us to enact laws that make no moral distinction between family values and sexually perverse relationships. It regards humans in the womb as disposable tissue masses. It invites, across our borders, masses of people who are hostile to Judeo-Christians. It defines our Founders only by their sad record of slavery, but makes no mention of the freedoms they imparted to all of us. It is changing the definition of free speech to violent bigotry. It promotes the accelerating decay of Western civilization.

    How can we free ourselves from that futile and destructive world view? The answer is simple, but not easy. We need to reform the institutions of both science and politics. We need to restore faith to the public forum.

    Concerning scientific atheism, the late, Bishop Fulton J. Sheen said it well. He wrote,

    “The great arcana of Divine Mysteries cannot be known by reason, but only by Revelation. Reason can however, once in possession of these truths, offer persuasions to show that they are not only not contrary to reason, or destructive of nature, but eminently suited to a scientific temper of mind and the perfection of all that is best in human nature.” — The Life of All Living

    Science is only as valuable as its foundation. If that foundation is not faith, then science is a house built upon shifting sand, and must collapse. Let’s stop worshipping the false gods of so-called science, before they demand the sacrifice of all that is truly sacred.

    ============================


  39. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:55 AM

    November 13, 2017
    George W. Bush Finally Criticizes Another President
    By Peter Nichols

    Some weeks ago, former President George W. Bush delivered a speech attacking the incumbent president, Donald Trump, and his supporters. That was the “unmistakable” thrust of Mr. Bush’s remarks, in the apprehension of virtually everyone, even though he chose not to mention President Trump by name. The address consisted largely of elliptical references to sins committed against democracy, with the guilty parties left unidentified. But all of the sins referenced — bigotry, white supremacism, nativism, protectionism, isolationism, “casual cruelty,” Russian interference in the last election — sounded like liberal talking points. This address, given at an assemblage entitled “Spirit of Liberty: At Home, In the World” in New York City, was not criticism of the Democrats.

    The former President, of course, has grounds for personal animosity against Trump. As a candidate, Mr. Trump attacked the Bush Administration and, in particular, the Iraq War. He was not kind to Jeb Bush when they were competing for the Republican nomination. And yet, President Bush’s two current friends, Bill Clinton and Barack Obama, denigrated him often enough. And their supporters in Congress, the press, Hollywood, and everywhere else reviled him. More significantly, this is about the future of the American people, not the personal pique of the famous and powerful.

    For those of us who venerate President Bush’s leadership in the months after September 11, there is no pleasure in taking exception to what he chooses to say now. The former President, of course, is perfectly free to denigrate the present Republican Administration, having uttered not a word against his Democratic predecessor or successor, whose company he now keeps with manifest cordiality. Mr. Bush apparently deems uplifting the sight of him associating with such men as Bill Clinton and Barack Obama, in bipartisan pursuit of the national good, which includes hostility to President Trump.

    Internationalism is Mr. Bush’s first theme. That means free trade and the propagation of democracy around the world. All good things have come “from the global advance of free markets, from the strength of democratic alliances, and from the advance of free societies.” And it is “free trade” that “helped make America into a global economic power.” Now, however, we are afflicted with “fading confidence in the value of free markets and international trade” and we forget that “conflict, instability, and poverty follow in the wake of protectionism.”

    Mr. Bush acknowledges the “economic and social dislocations caused by globalization.” He has compassion for those affected. “People are hurting. They are angry. And they are frustrated.” Much of the former President’s address has to do with quelling the irrational anger of those who in their ignorance and parochialism simply do not know what is best. “We must hear them and help them,” he stipulates, but not listen to anything they say (because they don’t get it). “[W]e can’t wish globalization away,” Bush intones, “any more than we could wish away the agricultural revolution or the industrial revolution.” Retraining the displaced “for new opportunities” and growing the economy are the answers.

    We have no occasion here to examine the complex issues of international trade to which President Bush summarily alludes. It is one thing to say that free trade undergirded by international conventions is in the long-term interest of the country, even if there are temporary disruptions in some of our industrial sectors. It is quite another to consign to the realm of demagoguery the mere assertion that American economic policy, domestic and international, should be designed to preserve the wellbeing of Americans, the citizens of this country, whose votes give public officials their authority. Surely there may be inquiry as to whether other countries with which we trade themselves practice protectionism, or otherwise act to the disadvantage of the United States.

    Thus far in the Trump Administration, there have been no actual protectionist measures enacted. There was talk of such policies during the campaign, and in the first days of the Administration the President used the bully pulpit to induce a few firms to keep jobs in America. That would not quite add up to “conflict, instability, and poverty.” Is the economy not prospering, with increased growth and a surging stock market?

    America’s duty to promulgate freedom in the world is another Bush theme. There is no explicit reference to war, but the allusions to isolationism and security threats abroad suggest that armed conflict is part of what he means by the promulgation of freedom. President Bush is very certain that everyone the world over wants freedom. “We know that the desire for freedom is not confined to, or owned by, any culture; it is the inborn hope of our humanity.” Furthermore, the crusade for freedom represented 70 years of bipartisan policy, in which “the presidents of both parties believed that American security and prosperity were directly tied to the success of freedom in the world.” Striving for that success came naturally to Americans, “because it expressed the DNA of American idealism.”

    Now, however, “we have seen the return of isolationist sentiments” — a very bad thing, when your DNA goes haywire — “forgetting that American security is directly threatened by the chaos and despair of distant places.” And American security indeed may be so threatened. But finding success in American military interventions since the Second World War takes a bit of looking. Inconclusive results or outright catastrophes achieved over prolonged periods and at a certain price in blood have been the pattern. The suggestion that there was bipartisan support for the war that President Bush himself initiated in 2003, or for the Vietnam War, or for any of the military measures taken by the Reagan Administration is a joke, though not the most amusing sort.

    Is it really isolationism to wish that before American troops are sent to fight and die, there be a resolve to use whatever means are necessary to attain victory? Or to think that if such means are deemed immoral or impractical, the troops ought not be sent in the first place? Should the American armed forces be deployed for any reason other than that of protecting the security and freedom of the American people, or of upholding their honor, by adhering to treaty commitments constitutionally undertaken? Is it not a consummate folly to send our soldiers to fight for the sake of foreign peoples, from whom gratitude is then expected, but never in the end forthcoming? The inhabitants of this planet plainly do not all love freedom — there are millions of them whose devotion is instead to Islam and Sharia.

    Finally, there is the attack upon “nativism,” as well as “anger about immigration” and “resurgent ethno-nationalism.” President Bush patiently explains to us that being an American means believing certain things, and it makes no difference how the nation’s demography changes. “Our identity as a nation [and it would seem, as a people] … is not determined by geography or ethnicity, by soil or blood.” Take the population of this country that existed in 1965, when the immigration laws were amended through the endeavors of Senator Kennedy and others, change it to one with a different majority race, and you have altered nothing, so long as the members of the new racial majority still venerate the ideas of Jefferson and Madison.

    In Mr. Bush’s eyes, no Americans should be perturbed about ceasing to be part of the demographic majority in their own country and becoming henceforth of the minority. Of course, a learned paper predicting that by the middle of this century, more than half the population of Japan (or Nigeria, or Mexico) would consist of persons of Northern European descent perhaps would not inspire adulation, but that must be what President Bush means when he tells us that we are “unlike many other nations.”

    President Bush closes his remarks by praising the American capacity for “self-correction,” which is “the secret strength of freedom.” And was self-correction not precisely what the American electorate sought to accomplish in 2016? In the minds of Mr. Trump’s supporters, his election was the remedy for unsatisfactory leadership on the part of some on the stage at President Bush’s gala event. They were happy neither with their jobs vanishing, their sons perishing in wars with no apparent strategy for victory, nor with the massive migration to this country, for which they did not vote. The gaze of condescension that our Washington aristocracy casts upon those who turned to Donald Trump is my idea of “casual cruelty.”

  40. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:52 AM

  41. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:51 AM



  42. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:47 AM



  43. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:44 AM

    ALERTA ANTE LA PROPAGACIÓN POR EUROPA
    DE UNA BACTERIA RESISTENTE A LOS ANTIBIÓTICOS

    Un estudio internacional ha hallado “una incidencia elevada” de bacterias de la especie Acinetobacter baumannii que se han hecho resistentes a los antibióticos y que se están propagando por el sur del continente europeo.

    La bacteria ha sido aislada en pacientes con neumonía y está asociada a la ventilación mecánica en hospitales de Grecia, Italia y España.

    La Acinetobacter baumannii es una causa importante de infecciones hospitalarias, particularmente en los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos, y en los últimos años ha desarrollado resistencias a antibióticos de primera línea.

    http://www.hispantv.com/noticias/salud/343013/antibiotico-destruir-bacterias-microbios-resistentes

  44. Romalh
    13 noviembre, 2017 en 5:42 AM

    REVELAN QUE LA FORTUNA DE
    LA MADRE TERESA DE CALCULTA
    MANTENÍA A FLOTE EL BANCO DEL VATICANO

    Una nueva publicación devela varios “trapos sucios” del Vaticano con supuestos documentos secretos revisados por el periodista italiano Gianluigi Nuzzi.

    Entre los datos más impactantes del libro “El pecado original”, escrito por Nuzzi, está la jugosa cuenta de ahorros que tenía la Madre Teresa de Calcuta, quien de haber retirado esos fondos habría dejado al Instituto para las Obras de Religón (OIR), mejor conocido como el Banco Vaticano, en impago.

    El periodista italiano afirma que la existencia de la cuenta de la Madre Teresa es “una prueba” de que ella formaba parte de un clan corrupto dentro del Vaticano.

    http://www.lapresse.it/vaticano-nuovo-libro-di-nuzzi-dagli-abusi-al-super-conto-ior-di-madre-teresa.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

  45. raulizquierdo2009
    13 noviembre, 2017 en 12:06 AM
  46. raulizquierdo2009
    12 noviembre, 2017 en 11:59 PM

    https://actualidad.rt.com/actualidad/223304-miss-universo-rusa-medios-buscaban#.WgkelyJcr_s.facebook

    Una que no se presto a lo que se presto Alicia Machado, esta dejo a los medios con el culo al aire.

  47. raulizquierdo2009
    12 noviembre, 2017 en 11:57 PM

    De ser esto asi…que hacer con mis ahorros ? Asusta, pero espero que Trump este atento a esto y no sea tan asi como se explica aqui.

  48. el bobo de la yuca
    12 noviembre, 2017 en 7:05 PM

  49. el bobo de la yuca
    12 noviembre, 2017 en 7:01 PM

    Doble Moral o… CERO MORAL ?

  50. el bobo de la yuca
    12 noviembre, 2017 en 6:55 PM

    Cubano …… despierta ya

Comment pages
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: